La portada de mañana
Ver
Tres lecciones comunes de Galicia y Euskadi: los proyectos a largo plazo tienen premio

El escándalo de las tarjetas

El ‘quién es quién’ de los consejeros de PSOE e IU que usaron tarjetas B

Pedro Sánchez, durante su asamblea abierta con ciudadanos, este 3 de octubre en Santander.

El escándalo de las tarjetas B en las que directivos y consejeros de Caja Madrid y Bankia gastaron más de 15 millones de euros entre 2003 y 2012 ya se ha cobrado siete dimisiones en 48 horas. Cadáveres del PP (cuatro), del PSOE (uno), de UGT (uno) y de CCOO (otro más). Un caso de proporciones mayúsculas que estalló el miércoles a raíz de un informe de la Fiscalía y que ha vuelto a poner el poco en la politización de las cajas y en cómo la sombra de la corrupción planeó durante años en partidos y sindicatos de todo pelaje. El grueso de los casos (27) recae sobre el PP. Pero otros 15 consejeros fueron nombrados a propuesta del PSOE, tres por IU y diez por los sindicatos, y algunos de ellos ocuparon puestos de primer nivel en las instituciones y en los órganos de dirección de sus respectivas formaciones. Caso del exministro Virgilio Zapatero; de Ignacio Varela, sociólogo de cabecera de Ferraz hasta la caída de Alfredo Pérez Rubalcaba; del expresidente de la Asamblea de Madrid Ramón Espinar, de los exalcaldes José Caballero o José María Arteta o de los exdiputados Jorge Gómez o José Antonio Moral Santín. 

Tres de los afectados eran hasta ayer cargos de peso. José Ricardo Martínez era secretario general de UGT Madrid desde febrero de 1996. Durante 18 años. Cargó 44.200 euros en su tarjeta de 2010 a 2012. Rodolfo Benito, un histórico de CCOO, ocupaba la Secretaría de Estudios de la dirección confederal del sindicato. Gastó 140.600 euros entre 2003 y 2010. Ángel Eugenio Gómez del Pulgar era vocal de la ejecutiva del Partido Socialista de Madrid (PSM). Se benefició de 149.700 euros entre 2003 y 2010. 

Partidos y sindicatos han intentado responder exhibiendo contundencia. El líder de los socialistas, Pedro Sánchez, ha venido insistiendo en que actuará "de manera implacable". A los 16 afectados por el escándalo que siguen siendo militantes, se les ha notificado la apertura de un expediente informativo y el nombramiento de una instructora –la secretaria federal de Administraciones Públicas, Susana Sumelzo– y un secretario. Todos ellos deberán aclarar el "uso fraudulento" del dinero y si pagaron los impuestos correspondientes. Si se demuestra que hubo fraude, tendrán que devolver lo gastado y serán expulsados. Se pretende que todo el proceso esté completado en dos meses como máximo. Sánchez pidió "perdón" a los ciudadanos por tener en las filas del PSOE 16 militantes "con tarjetas negras", algo que le "avergüenza". Habrá "contundencia y rapidez", reiteraban anoche en Ferraz. 

Comisión de investigación en la Asamblea

PSOE y PSM están actuando de forma coordinada. Han pedido personarse en el caso. Los socialistas han firmado, con IU y UPyD, la petición para que se cree una comisión de investigación en la Asamblea de Madrid. 

Izquierda Unida-Comunidad de Madrid (IU-CM), por su parte, abrirá una investigación interna para saber qué ocurrió con las tarjetas B, según adelantó la responsable del Área Interna, Pepa Merín. En el caso de IU-CM, ninguno de los tres implicados –José Antonio Moral Santín (456.500 euros), Rubén Cruz (233.700) y Juan Gómez Castañeda (128.100)– es ya militante de la federación. El portavoz de Izquierda Plural en el Congreso y mano derecha de Cayo Lara, José Luis Centella, subrayó que la federación, "como viene haciendo, contribuirá de forma decidida y hasta las últimas consecuencias, tanto a nivel político como judicial, al esclarecimiento de cualquier delito o práctica irregular que se haya podido cometer en este caso". Y recordó que su grupo ha intentado promover, sin éxito y desde el principio de legislatura, dos comisiones de investigación: una sobre la gestión de las cajas y otra sobre la financiación de los partidos políticos. 

UGT y CCOO han tenido que responder con agilidad para evitar la apertura de otra vía de agua en su ya maltrecha imagen. Tanto Ignacio Fernández Toxo como Cándido Méndez adelantaron que emprenderán una investigación interna para ver qué ha pasado y tomarán las medidas disciplinarias que correspondan. 

Mientras, el Partido Popular no ha aclarado si actuará contra los consejeros de la caja que propuso en su día y dispusieron de estas tarjetas. Alfonso Alonso, portavoz del Grupo Popular en el Congreso, ya dijo que el presidente de la Comunidad, Ignacio González, ya reacción "muy rápido" al destituir a Pablo Abejas, ya ex director general de Economía del Ejecutivo regional, y consumarse la caída de Carmen Cafranga, presidenta de la Fundación Caja Madrid. Este viernes dimitieron el jefe de gabinete de la secretaría de Estado de Hacienda, José María Buenaventura, que gastó 63.000 euros, y el gerente de la Empresa Municipal del Suelo y la Vivienda (EMSV) de Boadilla del Monte, José Rodríguez, que cargó 37.100 euros. El Ministerio de Hacienda ya ha anunciado que abrirá una investigación en todas las empresas, no sólo las del Ibex-35, sobre el uso de las tarjetas opacas.

A. LOS CONSEJEROS NOMBRADOS A PROPUESTA DEL PSOE

01. Virgilio Zapatero Gómez

Diputado en el Congreso desde 1977 a 1994, ministro de Relaciones con las Cortes de los Gobiernos de Felipe González de 1986 a 1993, rector de la Universidad de Alcalá de 2002 a 2010, vicepresidente de Caja Madrid y Bankia entre 2010 y 2012

La Fiscalía Anticorrupción apunta que cargó en su tarjeta, durante esos tres años en los que se empotró en el mundo financiero, 36.000 euros. Este viernes, en un escrito enviado a El País, declaró que había devuelto parte de lo ingresado: "Hace más de dos años reintegré a Caja Madrid aquellos gastos realizados con mi tarjeta de los que tenía constancia en aquel momento y que ascendían a 27.980,76 euros: reintegro que se produjo en mayo y junio de 2012 como puedo acreditar documentalmente". Pruebas que ahora tendrá que enseñar a Ferraz. 

Zapatero no tiene ningún puesto orgánico en el partido, ni tampoco disfruta de ningún cargo público, según confirmaron en el PSM a este diario. Es patrono de la Fundación Pablo Iglesias –la presidida por Alfonso Guerra–, según figura en su página web

02. Ignacio Varela Díaz

Algunos en el partido califican a Ignacio Varela como "el Pedro Arriola del PSOE", como el sociólogo de Ferraz durante muchos años, a quien el aparato le encargaba encuestas, análisis demoscópicos y estrategia electoral. Un técnico muy bien relacionado con la dirección federal y asesor áulico, especialmente de Rubalcaba. El anterior secretario general, por cierto, frenó la petición de una comisión de investigación en el Congreso después de que estallara el caso Bankia, lo que le granjeó críticas dentro de su grupo –especialmente de Carme Chacón, que había reclamado una "comisión de la verdad" en Bankia–. Al final, acabó cediendo y ordenó registrar la solicitud. Según el informe de Anticorrupción, Varela cargó en su tarjeta opaca un total de 35.700 euros entre 2005 y 2007.

infoLibre se puso en contacto con él. Reconoció que seguía siendo militante del PSOE pero aún no sabía si había recibido una notificación de Ferraz, porque se encontraba en viaje de trabajo en Buenos Aires. Varela confirmó que ya no sigue trabajando para el partido después de la victoria de Pedro Sánchez y el consiguiente relevo en la Secretaría General. 

03. Ángel Eugenio Gómez del Pulgar Perales

Vocal de la ejecutiva del PSM... hasta ayer. También era secretario de Ideas y Programas de la agrupación de Ciudad Lineal, en el este de la capital, aunque anoche no era seguro que hubiera abandonado este cargo local. Era uno de los dirigentes cercanos al secretario general, Tomás Gómez. Según los papeles de la Fiscalía, gastó con su tarjeta B 149.700 euros entre 2003 y 2012. Unos 18.700 euros al año. 

04. Antonio Romero Lázaro

Facturó a cargo de Caja Madrid, entre 2003 y 2010 252.000 euros. Romero era la auténtica mano derecha de Rafael Simancas, líder del PSM desde 2000 a 2007. Fue primero su secretario de Organización y después su vicesecretario general. Cuando salió de la entidad (se sentó como vocal en el consejo desde 1993 a 2010), el entonces ministro de Fomento, José Blanco, lo colocó en Comfersa, empresa filial de Renfe especializada en comercialización publicitaria, aparcamientos y áreas comerciales en el sector ferroviario español.

A día de hoy no disfruta de ningún cargo público u orgánico. Gómez le apartó de toda parcela de poder. Ambos mantuvieron una sonora bronca en 2009, en medio de la batalla por el control de la caja, ya que Romero y Francisco Pérez desobedecieron el mandato de la ejecutiva regional y lucharon para mantener a Miguel Blesa al frente de la entidad. El PSM abrió a ambos un expediente informativo y les acusó de contravenir las órdenes de Callao –la sede del PSM– para seguir disfrutando de las prebendas que tenían gracias a su silla en Caja Madrid. Según la web de la Fundación Sistema, que preside Alfonso Guerra y dirige José Félix Tezanos, Romero es uno de sus patronos

05. Francisco José Pérez Fernández

Fue otro de los hombres más ligados a Simancas. Fue, en concreto, su jefe de Gabinete. Tomás Gómez le invistió como secretario de Organización en su primera ejecutiva, en 2007, pero con el tiempo sus relaciones se agrietaron y acabó saliendo de la dirección. Protagonizó, con Romero, el episodio de rebeldía contra el secretario general en 2009 durante la cruenta guerra por el mando de Caja Madrid. Con su tarjeta opaca de la entidad pagó 122.600 euros desde 2003 a 2010. Hoy ya no ocupa cargo alguno.  

06. Ramón Espinar Gallego

Fue el primer alcalde de Leganés de la etapa democráctica (1979-1983). Resultó reelegido en 1983, pero cesó en el cargo tras ser designado primer presidente de la Asamblea de Madrid (1983-1987). En la siguiente legislatura, de 1987 a 1991, Joaquín Leguina le nombró consejero de Cultura y portavoz del Gobierno regional. En la siguiente (1991-1995), fue titular de Hacienda. Aún fue diputado en la Cámara autonómica una legislatura más. Espinar fue uno de los consejeros que más dinero cargó a su tarjeta, 178.400 euros, entre 2003 y 2010.

07. José María Arteta Vico

Fue el último alcalde socialista de Móstoles, desde 1995 a 2003, año en que la segunda localidad de la Comunidad de Madrid en población pasó a manos del PP. Junto con Ramón Espinar, José María de la Riva y Jorge Gómez, era "una de las viejas glorias del clan Caja Madridclan Caja Madrid", tal como se les conocía, ilustraba ayer por la tarde uno de los veteranos del PSM. Es decir, que integraba la cúpula de la camarilla socialista en la entidad, que hacía y deshacía a su gusto. Consumió 139.000 euros a cuenta de la caja entre 2003 y 2010. Tampoco disfruta de ningún asiento orgánico o institucional. 

El modo de obrar de los socialistas con agarraderas en Caja Madrid, según relatan aquellos que conocen las tripas del partido, era semejante: una vez llegados a la entidad, permanecían "agazapados", intentando mantenerse discretos en la vida orgánica de la convulsa Federación Socialista Madrileña (luego PSM) para asegurarse la renovación de su plaza. Conseguir un puesto en la caja se veía como "hacer pleno al 15" en la quiniela. Como un retiro dorado mucho más apetecible que ser diputado autonómico o nacional o concejal. 

08. José Caballero Domínguez

Alcalde socialista de Alcobendas, al norte de la Comunidad, durante 24 años, hasta 2007. Entonces una monumental bronca de su partido le hizo renunciar a una nueva candidatura. Los socialistas perdieron el Gobierno del municipio, que aún no han recuperado. En 2010, Caballero abandonó el PSOE para partir a UPyD, con la que se presentó a las locales del año siguiente. La formación magenta logró cinco concejales. En mayo pasado, el exregidor anunció su marcha de UPyD, tras sentirse "defraudado" y considerar que sus siglas son las de "la mentira". En el escrito de Anticorrupción sólo consta un cargo de 19.800 euros en un año, 2003. 

09. Jorge Gómez Moreno

Era otro de los hombres fuertes del núcleo socialista en la caja. Fue primero concejal en el Ayuntamiento de Madrid, de 1991 a 1995, y de ahí saltó a la Asamblea autonómica, donde ocupó un escaño hasta 2011. Fue miembro del consejo de administración del Campo de las Naciones y del de Puente de Vallecas. Desempeñó cargos tanto dentro del partido a nivel regional (secretario de Política Institucional) y local (presidente de la agrupación de Chamartín). Tras conocerse su imputación en el caso Bankia, en 2012, pidió la baja cautelar, y actualmente ya no milita en el PSOE, según confirmaron en Callao. Entre 2010 y 2012 gastó 98.200 euros en su tarjeta black.

10. José María de la Riva Ámez

Fue vocal del consejo de administración de Caja Madrid. Su formación, especializada en la geografía y en el urbanismo, han marcado su actividad política. En 1981 se incorpora como concejal al Ayuntamiento de Madrid, permaneciendo como edil hasta 1999. Dentro del partido fue hasta 2001 miembro del Comité Federal. Como Jorge Gómez, pidió a Ferraz su baja temporal de militancia en cuanto el juez le imputó en el caso Bankiacaso Bankia, aunque fuentes del PSM indicaban ayer viernes que todavía tenía carné del partido. Ahora es profesor honorario de Geografía de la Universidad Autónoma de Madrid.

Tras Antonio Romero, fue el consejero que más gastó con la tarjeta, 208.900 euros, entre 2003 y 2012.

11. José Acosta Cubero

Fue jefe de su propia familia, el acostismo, versión madrileña del guerrismo. Fue diputado en el Congreso de 1979 hasta 2008. Un conocido discípulo suyo es José Cepeda, hombre fuerte de la agrupación socialista de Latina y uno de los puntales de la campaña de Pedro Sánchez en el pasado congreso federal. Los papeles de Bankia señalan un consumo de 62.300 euros en dos periodos: 2003-2004 y 2010-2012.

12. María Enedina Álvarez Gayol

Diputada en el Congreso de 1994 a 2000. Es mujer de Adolfo Piñedo, secretario de Ideas y Programas de la ejecutiva de Tomás Gómez y, anteriormente, uno de los hombres de confianza de Santiago Carrillo. Álvarez Gayol entró en Caja Madrid en 2010 y hasta su marcha en 2012 gastó 47.000 en su tarjeta black. Actualmente aún es vocal de la agrupación de Majadahonda, aunque no hace vida de partido desde hace tiempo. 

13. Santiago Javier Sánchez Carlos

Los apuntes reflejan un gasto próximo al de Álvarez Gayol, de 46.400 euros, en tres ejercicios, de 2010 a 2012. Secretario de Organización de la agrupación de Puente de Vallecas, la sede regional aún no tenía constancia de que hubiera presentado su dimisión. 

14. Joaquín García Pontes 

Fue diputado en la Asamblea de Madrid en la pasada legislatura (2007-2011). Técnico en construcción y máster en Administraciones Públicas, fue concejal en el Ayuntamiento de la capital de 1983 a 2007. 21.100 euros fue la cantidad que reflejan los papeles de la caja, entre 2003 y 2004. 

15. Miguel Muñiz de las Cuevas

El Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero lo nombró en 2004 director general del Teatro Real, cargo en el que permaneció hasta 2012. Aún sigue vinculado al coliseo madrileño, aunque como miembro del consejo asesor, que preside el escritor Mario Vargas Llosa. Entre 2003 y 2005 facturó a Caja Madrid 20.800 euros. 

B. CONSEJEROS NOMBRADOS A INICIATIVA DE IU

El pez gordo es José Antonio Moral Santín, con asiento en el consejo de la entidad desde 1995 hasta su salida en 2012. Catedrático de Economía Aplicada de la Complutense, fue diputado en la Asamblea durante dos legislaturas, de 1987 a 1995. Fue presidente del consejo de administración del ente público Radio Televisión Madrid. En IU ocupó cargos en los órganos regionales y federales. 

Su nombre es sinónimo de escándalo dentro de IU. Su peste negra. Porque fue uno de los hombres fuertes de Caja Madrid, uno de los hombres de máxima confianza de Miguel Blesa, el presidente puesto por el PP. Y, de hecho, se convirtió en vicepresidente de la entidad financiera. En el listado de gasto de las tarjetas black, Moral Santín aparece en primer lugar: 456.500 euros, entre 2003 y 2012.

El nombre de Moral ha generado no pocos rotos en IU. Pese a las críticas, sólo acabó dejando la militancia tras verse imputado por el caso Bankiacaso Bankia. Pero incluso después fue defendido por algunos de sus compañeros. El propio coordinador regional, Eddy Sánchez, llegó a decir en 2013 que ponía la mano en el fuego por él. Declaración que se vio obligado a rectificar en las últimas horas, como publicó eldiario.es. Al final, IU acabó presentando una querella en abril de este año contra todo el consejo de Caja Madrid y Bankia, y eso le incluía a él. Con ello pretendía decir la dirección que no le temblaba el pulso, cayera quien cayera. Aunque tarde. 

Los otros dos nombres que aparecen vinculados a IU, Juan Gómez Castañeda y Rubén Cruz Orive, son menos pata negra. Del primero, catedrático de Economía de la Complutense, ni siquiera está del todo claro que fuera afiliado, según decían ayer en la cúpula de IU-CM. Cruz es maestro y fue en el pasado secretario general del Partido Comunista de Madrid. Ninguno llegó a ocupar cargos públicos, según insistieron en la federación. Ambos, no obstante, usaron a fondo sus tarjetas B: 233.700 euros Cruz, entre 2003 y 2012, y 128.100 euros Gómez Castañeda, en el mismo periodo. 

Un cuarto nombre que se asoció al principio a IU-CM, Ángel Rizaldos González (20.100 euros) no tiene "nada que ver con la federación". Así lo explicaron en la cúpula: que se adscribía a la Unión Independiente de Impositores y Consumidores, con la que IU "nunca" se alió.

C. CONSEJEROS NOMBRADOS A PROPUESTA DE LOS SINDICATOS

A la nómina de consejeros de PSOE e IU se añaden otros diez nombres planteados por los sindicatos. Seis por CCOO y cuatro por UGT

Rato aún no ha devuelto 44.200 euros gastados con su tarjeta de Caja Madrid en 2010

Rato aún no ha devuelto 44.200 euros gastados con su tarjeta de Caja Madrid en 2010

De los primeros, sólo Rodolfo Benito Valenciano (140.600 euros) tenía un cargo de primer nivel, ya que se sentaba en la ejecutiva confederal de Ignacio Fernández Toxo. Con puesto dentro del sindicato ya sólo queda Gabriel Moreno Flores (20.400 euros), encuadrado en la sección sindical de Bankia, y Pedro Bedia Pérez (78.200), prejubilado y anteriormente en la dirección de la federación de Servicios. Sin responsabilidades están ya Francisco Baquero Noriega (266.400) –uno de los jefes de la extinta federación de banca, Comfia, y el tercero de la tabla de Anticorrupción–, Antonio Rey de Viñas Sánchez-Majestad (191.500) y Juan José Azcona Olóndriz (99.300), a quien Blesa investigó, según publicó este diario

En el caso de UGT, su máximo representante, José Ricardo Martínez Castro (44.200 euros), presentó este viernes su dimisión. Su rival en la pugna por la Secretaría General en 2013, Miguel Ángel Abejón Resa (109.300), es economista, técnico de la confederación y ya no ejerce ningún cargo orgánico. Los dos son militantes del PSOE. Gonzalo Martín Pascual (129.700) y Rafael Eduardo Torres Posada (82.300) están ya jubilados, según confirmó Toni Ferrer, número dos del sindicato.

Más sobre este tema
stats