La nueva legislatura

La crisis interna del PSOE hunde sus expectativas electorales

Reunión de la gestora del PSOE en la sede de Ferraz, el pasado 10 de octubre.

La crisis interna del PSOE hunde sus expectativas electorales. Así lo evidencia el el barómetro de octubre del CIS publicado este lunes [ver en PDF], cuyo trabajo de campo fue realizado entre los días 1 y 10 de octubre, es decir, tras la caída de la dirección de Pedro Sánchez y su sustitución por una gestora, pero antes de que los socialistas decidieran abstenerse en la investidura de Mariano Rajoy. Si se celebraran elecciones, el PSOE tendría el voto del 17% de los electores, 5,63 puntos menos que el 26J (22,63%). 

De esta forma, los socialistas caerían a la tercera posición viéndose superados por Unidos Podemos, que sería segundo con el 21,8% de los sufragios. La formación morada y sus confluencias mejorarían en algo más de seis décimas el resultado obtenido el 26J (21,15%). El PP, por su parte, ganaría nuevamente unas elecciones. Los conservadores, liderados por Mariano Rajoy, se impondrían con un 34,5% de los votos, un punto y medio por encima del porcentaje obtenido en los comicios de junio. 

El instituto público ha elaborado su predicción a partir de 2.491 entrevistas realizadas entre el 1 y el 10 de octubre. Las encuestas se empezaron a realizar, por tanto, tras el tenso Comité Federal en el que el entonces secretario general en funciones, Pedro Sánchez, dimitió al salir derrotado su sector en la votación sobre la convocatoria de un Congreso Federal extraordinario. Desde entonces, una dirección interina dirige el partido

El sondeo también incluye otra serie de preguntas referidas, por ejemplo, a la valoración de líderes. Si se observan únicamente las cifras de los líderes de los cuatro principales partidos, el mejor valorado es Albert Rivera (Ciudadanos), con una nota de 3,69 sobre 10. Le sigue Pedro Sánchez (PSOE) –al que se incluye porque cuando dimitió el trabajo de campo ya había comenzado– con un 3,35 y, muy cerca, Pablo Iglesias (Unidos Podemos) con un 3,22 y, ya a mayor distancia, Mariano Rajoy (PP) con un 2,97.  Con respecto al CIS de julio todos empeoran su valoración. Rivera pierde 0,27 puntos, Sánchez baja 0,58, Iglesias resta 0,26 puntos y Rajoy desciende 0,38 puntos.

Si se amplía el foco a otros portavoces parlamentarios, destaca el dato de Alberto Garzón, número uno de IU y diputado de Unidos Podemos, que logra un 4,47. Es la segunda nota más alta y está más de un punto por encima de la nota de Iglesias. De entre todos los líderes políticos por los que pregunta el CIS ninguno aprueba. El que está más cerca es Xavier Domènech, diputado de En Comú Podem, la confluencia catalana participada por Podemos, que obtiene un 4,51 sobre 10.

Militantes denuncian a dirigentes del PSOE por coacciones y exigen a la gestora que dimita

Militantes denuncian a dirigentes del PSOE por coacciones y exigen a la gestora que dimita

Más sobre este tema
stats