Educación

La cuantía media de las becas universitarias baja por vez primera desde 1998

Manifestación contra la subida de las tasas en La Laguna.

La cuantía media de las becas universitarias descendió por primera vez en quince años en el curso 2012-2013, que fue el primero en el que se comenzó a aplicar el endurecimiento de los requisitos académicos impulsado por el ministro José Ignacio Wert para acceder a las ayudas al estudio. Para ese curso, la cuantía media fue de 3.101,96 euros, 68,52 euros menos que el curso anterior (2,1%), cuando ascendió a 3.170,48. Estos datos aparecen en la respuesta que el Gobierno dio el pasado 17 de febrero a una pregunta planteada por el diputado socialista Miguel Ángel Heredia, que se interesó por la cuantía media de las becas entre los cursos 1996-1997 y 2012-2013.

La publicación de estos datos es el primer reconocimiento oficial por parte del Gobierno de que sí ha habido una reducción en las cuantías. Los colectivos de estudiantes ya venían alertando de esta situación, si bien lo único que había hasta el momento eran estimaciones. Aun así, hubo cuatro comunidades donde la cuantía media subió: País Vasco (1,05 %), La Rioja (0,61 %) y Asturias (0,44 %) y Madrid (2,07%). En términos relativos, bajó más en Baleares (-6,38 %), Catalunya (-4,47 %) y Castilla y León (-4,30 %). Por el contrario, se redujo menos en Canarias (-0,57 %), Castilla-La Mancha (-0,79 %) y Extremadura (-1,21 %).

El curso 2012-2013 fue el primero en el que comenzaron a aplicarse las nuevas condiciones de acceso a ayudas al estudio, si bien no se había implantado todavía el sistema actual, que fija que las becas tienen una parte fija y otra variable. Un nuevo método que ha sido muy criticado por docentes y alumnos y que señala que la parte fija puede ser de hasta 3.000 euros y está ligada a la residencia del solicitante durante el curso y a su renta. A ella sólo pueden acceder por tanto los alumnos con escasos recursos y sólo reciben el máximo los que además tienen que trasladarse de su domicilio para estudiar. Esta parte se complementa con otra variable que se distribuye entre los solicitantes en función de la renta familiar, de su rendimiento académico y del presupuesto que el Gobierno ha destinado a la convocatoria a través de una complicada fórmula matemática. Los colectivos universitarios temen que para el próximo curso las cuantían sigan bajando. 

Menos becarios 

Se da la coincidencia de que el mismo curso al que hace referencia la pregunta del diputado Heredia, el 2012-2013, también acabó con menos alumnos becados que el anterior. Hubo 6.608 beneficiarios menos de becas generales y otros 2.063 en las de movilidad. Ambas son las que cubren el pago de las tasas o benefician a las familias más desfavorecidas. En total hubo 6.071 becados universitarios, lo que supuso un 2,9% de caída respecto al curso anterior.

Convocan una manifestación por los retrasos en el pago de las becas

Más sobre este tema
stats