18 Congreso Nacional del PP

La cúpula del PP vende orgullo de partido el día que los cabecillas de 'Gürtel' son condenados a cárcel

Mariano Rajoy, junto a Dolores de Cospedal y Luisa Fernanda Rudi.

Desde 2009, cuando en el mes de febrero estalló el caso Gürtel, el Partido Popular vivía con temor cada gran acto de partido. Con tantos frentes abiertos en los tribunales, los conservadores cruzaban los dedos para que las convenciones y otras convocatorias no coincidiesen con nuevos batacazos en forma de investigaciones o sumarios.

Ahora, ocho años después, empiezan a llegar las decisiones de los tribunales y pocas horas antes del arranque del 18 congreso, se conocía que Milagrosa Martínez, exconsellera del PP de Turismo y expresidenta de las Corts Valencianas, ha sido condenada a nueve años de prisión y diez de inhabilitación por los delitos de prevaricación, malversación y cohecho pasivo al amañar contratos de la Feria de Turismo (Fitur) en favor de la trama Gürtel.  

Asimismo, se conocía que el tribunal también ha decretado penas de cárcel para los considerados cabecillas de la trama Gürtel, Francisco Correa, Álvaro Pérez El Bigotes y Pablo Crespo. Correa y Crespo han sido condenados a 13 años de prisión, mientras que Pérez a más de 12. Isabel Jordán, que trabajaba para las empresas de la trama, ha sido condenada a 6 años por asociación ilícita, prevaricación, malversación y falsedad documental.

La primera reacción del PP fue anunciar el respeto a las decisiones judiciales. Insistir en que la Justicia "funciona" se trate de quien se trate. El primer dirigente en trasladar esta idea, replicada después por otros miembros de la cúpula fue el vicesecretario de Organización, Fernando Martínez-Maillo. A esta idea se fue sumando a lo largo de la jornada otra con la finalidad de crear una especie de muralla entre el partido y los escándalos de corrupción. De defender a las siglas. Para ello tiraron de orgullo PP. Mariano Rajoy, el primero.

"Creo que el partido ha pasado momentos difíciles porque siempre nos toca apencar con lo peor, pero bueno, lo hacemos muy orgullosos, muy contentos e intentamos servir a España. A veces acertamos y otras nos equivocamos pero aquí hay un partido político que responde ante los españoles", dijo el presidente del Gobierno nada más llegar a la madrileña Caja Mágica.

La secretaria general, María Dolores de Cospedal, hiló un discurso dirigido fundamentalmente a los militantes y simpatizantes del partido. Admitió que quizá el partido no fue lo "ágil" que la sociedad demandaba a la hora de responder a los escándalos de corrupción, pero también señaló que no fue "justo" el trato recibido por "miles de cargos y representantes del PP que siempre han realizado una labor limpia, transparente y honesta". Gente, que, según dijo, "trabaja de sol a sol y siempre ha vivido a años luz de cualquier tipo de corruptela política". "Esa es la gente del PP", sentenció. 

Luis Fernanda Rudi, presidenta del Comité Organizador del congreso, dijo a los militantes que el PP "es el primer partido de España" y agradeció al auditorio el haber "aguantado este año tan difícil".

También habló de orgullo la anfitriona del cónclavecónclave. En su discurso, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, dijo que el PP tiene que afrontar este congreso "con humildad, pero con orgullo y con la cabeza muy alta". Aseguró que el partido que lidera Mariano Rajoy "ha aportado estabilidad en la política, eficacia en la economía y medidas sociales para seguir avanzando".

Cifuentes, que fue propuesta por la dirección del partido para presidir este congreso, señaló que el PP "ha conseguido que España empiece a salir de la crisis", ha contribuido a crear "cientos de miles de empleos" y se ha mantenido "firme en la defensa de la Constitución, de la unidad nacional, y de los derechos y libertades".

"Contundencia" frente a la corrupción

Por su parte, el presidente del Comité de Derechos y Garantías del PP y alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, defendió haber actuado con "contundencia" ante los comportamientos irregulares que han podido afecta a afiliados del partido. "No nos ha temblado la mano", sostuvo al tiempo que admitió que el partido había vivido un tiempo "complicado".

El PP abrió el congreso con un vídeo en el que dicen declararse "orgullosos" de ser populares, de no callarse y en el que presumían de "gestionar" para todos y de estar "unidos". "Qué fácil es criticar" y "abusar", dice una voz en off en el vídeo, que continúa asegurando que "no es fácil" ser del PP. 

Maillo defiende a Mato porque, dice, no conocía los supuestos delitos

Maillo defiende a Mato porque, asegura, desconocía los supuestos delitos

Más sobre este tema
stats