Desigualdad

Las cúpulas de Banco de España, CNMV y CNMC: 70 hombres y 33 mujeres

El gobernador del Banco de España, Luis M. Linde.

infoLibre

Romper el techo de cristal que impide a las mujeres ascender a las altas esferas de poder es una de las reivindicaciones del manifiesto que impulsa la huelga feminista convocada para este 8 de marzo. Esa brecha de género también existe en las cúpulas de los principales organismos reguladores del Estado: el Banco de España, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), que cuentan en sus direcciones con 70 hombres y 33 mujeres, tal y como ha constatado infoLibre. La presencia femenina es, por tanto, del 32%.

Los organigramas que estas instituciones tienen publicados en sus páginas web muestran también que la presencia de las mujeres disminuye en los escalafones más altos. Por ejemplo, no hay ninguna presidenta o gobernadora y en las direcciones generales o puestos similares, apenas llegan al 17% (son 4 de 24). Su presencia, en cambio, aumenta en las subdirecciones generales y jefaturas de departamento: ocupan 23 de los 62 puestos de ese tipo que hay en los tres reguladores, el 37%. 

Por institución, la que sale peor parada en términos de brecha de género es el Banco de España. Su alta dirección la componen 42 personas, de ellas sólo nueve son mujeres, el 21%. A la cabeza está el gobernador, Luis M. Linde, que ocupa desde junio de 2012 un puesto que nunca ha ostentando una mujer en los 161 años de historia que tiene la entidad.

Para encontrar presencia femenina hay que ir al tercer nivel de mando, donde hay dos mujeres de un total de 13 puestos: la directora general de Efectivo y Sucursales, Concepción Jiménez; y la directora general adjunta de Asuntos Internacionales, Pilar L'Hotellerie-Fallois. Son el 15%. En porcentaje, la presencia de las mujeres en la cúpula del Banco de España se incrementa en el rango más bajo de la dirección, los departamentos, donde hay 7 mujeres de un total de 27. Aunque los hombres son todavía el 74% del total. 

En la CNMV, el organismo que actúa como supervisor bursátil, el reparto de puestos directivos también es muy desigual: hay 15 hombres y seis mujeres. Su presidencia actualmente la ostenta Sebastián Albella y la vicepresidencia Ana María Martínez-Pina. En el pasado sí hubo dos mujeres presidentas, Elvira Rodríguez (2012-2016) y Pilar Valiente (2000-2001). Y otra vicepresidenta, Lourdes Centeno (2012​-2016).

Sin embargo, actualmente, ninguna de las cuatro direcciones generales (Entidades, Mercados, Servicio Jurídico y Política Estratégica) la ocupa una mujer y la presencia femenina sólo es visible entre las jefaturas de departamento, donde hay cuatro mujeres de un total de 14 cargos. Es decir, no ocupan ni uno de cada tres puestos de este nivel. 

Mayor igualdad en la CNMC

Por otro lado, el análisis del organigrama de la entidad pública que se encarga de la defensa de la competencia y la supervisión regulatoria, la CNMC, sí refleja un panorama más equitativo en la distribución por sexos. La dirección la ocupa un hombre, José María Marín Quemada; y la vicepresidencia una mujer, María Fernández Pérez. De sus cuarenta integrantes –entre la parte ejecutiva y los consejeros, que son elegidos por el Gobierno a propuesta de los principales partidos con representación parlamentaria– 22 son hombres y 18 mujeres. En porcentaje, la distribución es de 55% para ellos y un 45% para ellas.

No obstante, el peso de las mujeres es más relevante en las subdirecciones generales, donde incluso son mayoría: 12 frente a nueve. En este rango, la presencia femenina es del 57%. Ese porcentaje cae hasta el 29% en un rango superior, las direcciones generales, donde sólo hay dos mujeres al frente de un total de siete. El reparto por sexos también es desigual entre los consejeros (elegidos por el Gobierno): hay tres mujeres y cinco hombres. Además, ese órgano cuenta con una secretaría y una vicesecretaría que también ocupan dos hombres. 

La CNMC es el superregulador que integra desde 2013 las funciones de la Comisión Nacional de la Energía (CNE), la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) y la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), donde la presencia de mujeres en las direcciones había sido prácticamente nula. De hecho, el único de estos organismos que durante su existencia tuvo a una mujer al frente es la CNE, con Maite Costa, que lo dirigió entre 2005 y 2011.

El Banco de España vuelva a la carga: pide otra reforma del mercado laboral porque ve "ineficiencias"

El Banco de España vuelva a la carga: pide otra reforma del mercado laboral porque ve "ineficiencias"

Más sobre este tema
stats