28A | Elecciones generales

Las declaraciones disparatadas de Suárez sobre el aborto causan estupor en el PP y generan dudas sobre su fichaje

Adolfo Suárez Illana, candidato del PP al Congreso por Madrid durante la presentación de las listas en Madrid.

El Partido Popular parecía conjurado para, tras varias semanas de meteduras de pata contundentes, evitar reabrir el debate sobre el aborto, una cuestión que divide a la formación. Hasta Pablo Casado ha llegado a reconocer que su apuesta de volver a la ley de plazos de 1985 es más una postura personal que de partido. Y que no se van a hacer propuestas hasta que el Tribunal Constitucional resuelva el recurso presentado contra la ley en vigor. Pero su número dos en la lista por Madrid, Adolfo Suárez Illana, reabrió este jueves el debate a lo grande. Tan a lo grande que la dirección nacional del partido le obligó a rectificar.

El origen de la primera gran polémica protagonizada por el hijo del expresidente Suárez está en una entrevista que concedió a Onda Cero en la que, entre otras declaraciones que dejaron boquiabiertos a sus compañeros, sostuvo, sobre el aborto, que "eso también lo hacían los neandertales". "Pero ellos esperaban a que naciera para cortarles la cabeza", completaría la frase.

Pero Suárez, que sólo llevaba tres días desde que Casado le incluyó en uno de los puestos más preciados de la lista por Madrid, el que suele reservarse a los vicepresidentes del Gobierno, fue más allá. "En Nueva York, ahora, se acaba de aprobar una ley por la cual se permite el aborto después del nacimiento, que es curioso", añadiría. Una información que acompañó de la reflexión de que "hay embarazos no deseados que son felizmente personas andando por la calle tranquilamente".

Aacabada esta entrevista, Suárez Illana se trasladó a la madrileña Puerta de Alcalá, donde Casado había convocado a todos los integrantes de la listas al Congreso y Senado por Madrid. Sus polémicas declaraciones ya habían empezado a desfilar por los móviles de algunos de sus compañeros de partido y la sorpresa era mayúscula. Sospechaban que se iba a montar un lío importante. Y poco se equivocaron.

Ha "roto una buena racha"

Poco a poco, a medida que las declaraciones inundaban las redes sociales y los medios de comunicación, el malestar fue creciendo. Incluso dirigentes nada sospechosos de su lealtad a Pablo Casado admitían que la metedura de pata había sido "monumental". No sólo por volver a poner sobre la mesa un tema que divide al PP y que da "gasolina" a Cs y el PSOE para atacarles. Si no también por haber "roto" una "buena racha" para el partido. Por haber impedido que calen una serie de mensajes que el PP tenía previsto y que quedaron relegados a un segundo plano.

Las fuentes consultadas lamentan que las palabras del también presidente de la fundación del PP, Concordia y Libertad, se hayan impuesto a las de Casado sobre la entrevista de Miquel Iceta en Berria. En declaraciones a los periodistas tras la foto de familia en la Puerta de Alcalá, había subrayado que las  "gravísimas" declaraciones del dirigente del PSC eran la hoja de ruta que Pedro Sánchez había pactado con Torra en Pedralbes.

"Si el 65% de los catalanes quiere la independencia, la democracia deberá encontrar un mecanismo para encauzar eso", había declarado el primer secretario de los socialistas catalanes.

A última hora de la mañana, desde la dirección nacional del PP se informaba de que Suárez Illana iba a rectificar sus palabras en Onda Cero en un acto de partido que había convocado en Logroño.

Y para que quedara claro que la dirección nacional del partido se desmarcaba de lo dicho, el número tres del PP, Javier Maroto, escribía lo siguiente en su perfil de la red social Twitter: "No vamos a hacer propuestas sobre el aborto mientras este asunto esté pendiente del Tribunal Constitucional. Sí proponemos una ley de maternidad para que todas las mujeres que libremente decidan ser madres lo puedan hacer con todas las ayudas laborales, económicas y fiscales".

 

Sobre las 19.00 horas, Suárez hizo la anunciada rectificación. Un intento de zanjar una polémica que al PP le va a costar mucho cerrar. Dijo que después de haber hecho sus declaraciones sobre los neandertales y sobre la inexistente ley de Nueva York, un despacho de esta ciudad le había "confirmado" que "no es así".

"Cuando uno se equivoca, lo mejor es pedir disculpas así que lo siento mucho, pido disculpas y se acabó la polémica", dijo. "Había comparado lo que hacían los neandertales con la ley de Nueva York que no permite lo que yo decía y estaba equivocado. Punto", confesó.

También hizo hincapié en que la apuesta del PP en esta materia es un plan de apoyo a la maternidad.

El "plus de responsabilidad de los políticos"

"Lo mínimo que tiene que hacer un político cuando mete la pata es rectificar. Pero no podemos obviar el debate de fondo, que no es otro que el que a los políticos se nos exige un plus de responsabilidad a la hora de hablar porque lo que decimos llega a la sociedad", reflexiona una dirigente conservadora en conversación con infoLibre.

Un cargo regional liga este debate a otro: el de la idoneidad del candidato. Un debate que se solapa con el malestar en sectores del partido por los fichajes del presidente del PP. Un casting en el que el no contar con carné de la formación o no tener vínculos con el marianismo parece haber cotizado al alza.marianismo

En este contexto, ya hay voces en el partido que señalan que lo ocurrido con la entrevista de Suárez Illana –que no sólo tuvo tropiezos en materia de aborto– puede ser sólo "una prueba" de lo que puede esperarle a Casado con otros candidatos que vienen de fuera de la política. Y que, en ocasiones, antes de arriesgarse a polémicas como esta, lo mejor es no exponerse. Las elecciones no son hasta el 28 de abril y la campaña todavía no ha arrancado de forma oficial.

"Es el precio a pagar por hacer según qué fichajes y darles ese protagonismo", considera un veterano dirigente.

Como ocurría en su día con la Faes de Aznar, la fundación de Suárez, Concordia y Libertad, debería ser un laboratorio de ideas del PP. "¿Son las ideas de Suárez Illana las que representan a todo el partido?", se pregunta la misma fuente. En un momento en el que el PP presumía de que la invitación de Albert Rivera (Ciudadanos) a un Gobierno de coalición les había dado "un fuerte empujón" hacia el centro político, las palabras de Suárez Illana les han desplazado de nuevo a la derecha. Concretamente, a la derecha más conservadora.

Suárez Illana es una apuesta personalísima de Pablo Casado. Lo escogió para la presidencia del think tank del partido, lo escogió como encargado de redactar la ley de concordia –que vendría a sustituir a la Ley de Memoria Histórica si el PP logra los apoyos– y lo escogió como número dos. El pasado lunes, cuando hizo el anuncio en un acto del diario El Mundo, señaló que él está en política por el expresidente Suárez, padre de Suárez Illana. Es la segunda oportunidad para este abogado que perdió de forma contundente en las autonómicas de Castilla-La Mancha de 2003 frente al socialista José Bono. Y que dejó la política tras el fracaso electoral.

Pero, en realidad, no es la primera vez que Suárez Illana mezcla los conceptos "neandertales" y "aborto". "Resulta que estos primitivos homínidos, extinguidos hace unos 25.000 años, van a ser la reserva ideológica del ala más radical del PSOE de ZapateroPSOE [...] Esta extinta especie de homínidos primitivos practicaba, ya en su tiempo, una forma también primitiva de aborto. Mataba a los niños recién nacidos que, por una u otra causa, no podía atender", escribía Suárez Illana el 3 de septiembre de 2008 en El Mundo en un artículo titulado Los neandertales eran 'progresistas'. No es pues ahora la primera vez que Suárez Illana recurre a estas comparaciones.

Nacionalismo español y recentralización: las principales diferencias entre los programas electorales de Rajoy y Casado

Nacionalismo español y recentralización: las principales diferencias entre los programas electorales de Rajoy y Casado

Más sobre este tema
stats