Ayuntamiento de Madrid

La destitución fulminante de Sánchez Mato parte en dos a los ediles de Carmena

Manuela Carmena, junto a su número dos, Marta Higueras, y el nuevo concejal de Hacienda, Jorge García Castaño.

El grupo municipal de Ahora Madrid, formado por 20 concejales, nunca ha sido precisamente un bloque monolítico. Pero la aprobación este lunes del plan económico financiero por parte del pleno del ayuntamiento de Madrid y la destitución del ya ex edil de Hacienda, Carlos Sánchez Mato (IU), ha partido en dos al grupo liderado por la alcaldesa Manuela Carmena. De los 20 regidores, sólo 14 participaron este lunes en la votación del plan de ajuste presupuestario –los tres de IU y otros tres de Ganemos Madrid se ausentaron del pleno–, y de ellos, los tres munícipes agrupados en el colectivo Madrid 129 manifestaron su disconformidad con la destitución de Sánchez Mato y anunciaron públicamente que se plantean su continuidad en el Gobierno local.

No es la primera vez que el grupo municipal de Ahora Madrid se divide en una votación en el pleno, pero desde luego, sí una de las más relevantes por la importancia de lo debatido: un plan elaborado por el propio Sánchez Mato para evitar la intervención directa de las cuentas del ayuntamiento de Madrid por parte del Ministerio de Hacienda, que lleva desde noviembre fiscalizando semanalmente al consistorio. El curso de los acontecimientos que termino con la destitución de Sánchez Mato se desencadenó el domingo por la noche, cuando IU Madrid decidió pedir a Carmena que abriera una votación entre las bases de Ahora Madrid para decidir la posición que debía mantener el grupo municipal sobre el plan económico financiero. La alcaldesa, según fuentes de IU, se negó. Y ahí se produjo el choque.

Los acontecimientos se sucedieron con rapidez durante la mañana del lunes. A primera hora, Carmena decidía destituir al ex edil de Hacienda después de que IU anunciara que ni él ni sus dos compañeros de la formación presentes en Ahora Madrid –el tercer teniente de alcaldesa, Mauricio Valiente, y la concejala Yolanda Rodríguez– iban a acudir a la votación en el pleno. Posteriormente, la alcaldesa justificaba su decisión señalando que no podía tener en su equipo a un concejal de Hacienda que no creía en un plan de ajuste elaborado por él mismo, y minutos más tarde, IU trataba de quitar hierro al incendio creado por el cese de Sánchez Mato y aseguraba que no habrá "ninguna ruptura de las confluencias".

Pero, pese a las explicaciones de unos y otros, Ahora Madrid está tocado porque tanto la aprobación del plan económico financiero y la destitución de Sánchez Mato han dividido al grupo municipal prácticamente en dos mitades. De los 20 concejales con los que cuenta ahora Madrid, son 11 los que se mantienen más o menos próximos a la alcaldesa. Este grupo lo forman los siete ediles de Podemos –Rita Maestre, Esther Gómez, Pablo Soto, Marta Gómez, Francisco Pérez y el sustituto de Sánchez Mato, Jorge García Castaño–; la concejala de Equo Inés Sabanés; el segundo teniente de alcalde, Nacho Murgui; y sobre todo la vicealcaldesa Marta Higueras, mano derecha de Carmena.

Por el contrario, no sólo los tres ediles de IU están en desacuerdo con la decisión de Carmena de sacar adelante el texto y cesar a Sánchez Mato. También los tres concejales de Ganemos –un grupo cercano a los anticapitalistas de Podemos y conformado por los regidores Rommy Arce, Pablo Carmona y Montserrat Galcerán– afirmaron en un comunicado que el plan de ajuste "elimina toda capacidad de llevar a cabo políticas de inversión y sociales en Madrid", y una denuncia similar hicieron los tres ediles de Madrid 129 –Guillermo Zapata, Celia Mayer y Javier Barbero– al criticar que las últimas decisiones de Carmena "ponen en riesgo la confluencia".

IU rebaja el tono y Podemos se revuelve

De los sectores críticos, IU es el que ha sido más tibio y conciliador a la hora de expresar su desacuerdo, ya que el principal destinatario de sus críticas ha sido el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y no Carmena. "Con este plan es imposible cumplir, ni mínimamente, con el compromiso que tenemos con la ciudadanía", lamentó este lunes la coportavoz de IU Madrid, Sol Sánchez, que sin embargo aseguró que la destitución de Sánchez Mato, sin gustar a la federación, "es algo puntual, que ha sucedido y forma parte de la normalidad en grupos plurales", por lo que "no pone en jaque" ningún tipo de colaboración entre IU y Podemos.

"Entendemos que no es fácil resistir a las presiones y que es complicado desafiar a Montoro, aunque el plan económico financiero es inaceptable políticamente, y tampoco compartimos la retirada de los procesos legales contra el Gobierno central", denuncia un dirigente de IU Madrid, que asegura que la alternativa que defendía la formación era la de "sostener la lucha" y, sobre todo, la de consultar a las bases de Ahora Madrid sobre su posición con respecto a si aprobar o no el plan de ajuste. "Si Carlos [Sánchez Mato] llevó el plan al pleno fue por una orden estricta de la alcaldesa, y porque en la junta de Gobierno solo él y Mauricio Valiente se habían mostrado en contra", señalan otras fuentes de IU.

No obstante, la federación insiste en que no quiere "una guerra ni con Podemos ni con Manuela", y las fuentes consultadas aseguran que su contención a la hora de criticar a la alcaldesa tiene que ver con tratar de no dar "ninguna opción a malas interpretaciones" sobre la relación con Podemos. Pero en el partido morado no han caído nada bien los últimos movimientos de IU y de Sánchez Mato. "Si la posición de Carlos [Sánchez Mato] era esa, tenía que haberlo dicho en la junta de Gobierno y luego haber dimitido", critica un dirigente de Podemos, que sostiene que el exedil de Hacienda estaba pensando más en su "promoción personal" que en la estabilidad del ayuntamiento.

"Han puesto en peligro Unidos Podemos con una actitud infantil", denuncian estas mismas fuentes, que plantean que, pese a que consistorios como los de Barcelona, Cádiz o Zaragoza –gobernados por marcas próximas o participadas por Podemos– han mostrado su oposición a la llamada ley Montoro en los dos últimos años, ninguno de ellos la ha desobedecido conscientemente haciendo una "campaña desde el primer minuto" como Sánchez Mato. "No se puede estar llevando al ayuntamiento eternamente al precipicio", zanjan desde Podemos.

Madrid 129 y Ganemos

La crisis, no obstante, podría no haberse cerrado con la destitución de Sánchez Mato, porque los tres ediles de Madrid 129 podrían alejarse del Gobierno municipal en los próximos días. En su duro comunicado, Mayer, Zapata y Barbero tachan de "grave error" el cese del ex edil de Hacienda, e instan a Carmena a "reconsiderar la situación real del Gobierno y emprender de forma inmediata cambios profundos en la política municipal de Ahora Madrid". El colectivo exige apostar "por unos presupuestos centrados en el gasto social y la inversión en los barrios periféricos de la ciudad", por "un giro en el modelo urbanístico" y por "una verdadera disposición al diálogo profundo dentro de Ahora Madrid, incluyendo a sus bases". "Si no hay avances claros y rápidos en estos aspectos [...] los concejales de M129 abandonarían sus responsabilidades de gobierno", amenazan.

Por el contrario, los tres munícipes de Ganemos –Arce, Galcerán y Carmona– no se plantean dimitir, según Arce, que afirmó que su colectivo está "mandatado colectivamente a defender el programa de Ahora Madrid". No obstante, el grupo denunció en un comunicado que los "recortes" –palabra que Carmena quiso evitar el lunes– contenidos en el plan de ajuste aprobado "imposibilita el reequilibrio territorial norte-sur de nuestra ciudad y elimina toda capacidad  de llevar a cabo políticas de inversión y sociales", así como que "supondrán un incumplimiento de los compromisos adquiridos en materia de empleo público".

"Ceder ante los recortes supone traspasar una de las líneas rojas del programa de Ahora Madrid e imponer a la ciudadanía madrileña una política austericida", sostiene Ganemos en su comunicado, en el que apunta que la aprobación del plan económico financiero "no sólo ahoga a Madrid, sino que impide toda capacidad de rebeldía de los municipios que apuestan por una política centrada en las personas y no en el pago de la deuda ilegítima". "Si Madrid no da la batalla, se cerraría la oportunidad de apostar por una política transformadora", zanja el colectivo.

Sánchez Mato se retira de las primarias de IU Madrid

Sánchez Mato se retira de las primarias de IU Madrid

Más sobre este tema
stats