La portada de mañana
Ver
La tormenta perfecta del extremismo en Europa descoloca a la derecha tradicional a las puertas del 9J

Albares tanteó a Belarra sobre el envío de armas a Ucrania y ella le advirtió que tensionaría la coalición

De entonar el 'no a la guerra' a aceptar el envío de armas a Ucrania. La evolución del conflicto entre Rusia y Ucrania tras la invasión del país dirigido por Vladimir Putin ha forzado a la Unión Europea (UE) a moverse. También al Gobierno español. El  presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, ha rectificado su postura tras estar varios días defendiendo que el envío de armas a Ucrania debía ser "centralizado" en el seno de la UE a través del Fondo de Apoyo a la Paz.

Sánchez ha anunciado que España, al igual que la mayoría de socios europeos, también enviará material militar ofensivo y defensivo a la resistencia ucraniana. Lo ha hecho durante su comparecencia a petición propia en el Congreso. Un anuncio que no ha gustado a la dirección de Podemos, capitaneada por su secretaria general, Ione Belarra, que también es ministra del Ejecutivo. La dirigente ha rechazado el envío de tropas porque, a su juicio, "la escalada bélica no va a resolver el conflicto y puede llevarnos a un escenario completamente incierto y muy peligroso de conflicto mundial".

Según ha podido saber infoLibre, Belarra recibió una llamada el martes del ministro de Exteriores, José Manuel Albares, para tantearla sobre el posible envío de armas, un movimiento que la ministra rechazó de plano, tal y como explican fuentes de su entorno. "Le dijo que se trataba de una medida ineficaz que iba a tensionar al Gobierno y le pidió a Albares que no entrase por ahí", aseguran las citadas fuentes. 

El departamento de Exteriores confirma a este periódico que sí hubo una llamada de Albares a Belarra y aseguran que fue una conversación "cordial", aunque matizan que no hubo "un rechazo explícito" por parte de la ministra. En todo caso, Albares no le confirmó que el Gobierno fuera a optar por el envío bilateral de armas.

Algo que sí hizo Sánchez con Yolanda Díaz, líder del espacio confederal en el Ejecutivo. Ella fue debidamente informada por el presidente del Gobierno y este miércoles ha cerrado filas con él. "Estamos ante una decisión muy seria, hay millones de vidas que están en peligro, que creo que es lo que nos está uniendo aquí, y el presidente del Gobierno cuenta con todo nuestro apoyo", afirmó en declaraciones ante los periodistas.

La posición de Díaz ha encendido los ánimos dentro de la formación morada, ya que apenas unas horas antes el portavoz del partido, Pablo Echenique, tildaba de "error" el envío de tropas porque, a su entender, "no es eficaz para acabar con el conflicto" y puede globalizarlo. "Una escalada nos puede llevar a una situación de mayor sufrimiento, muerte y pérdidas", defendió en la tribuna de la Cámara Baja.

En privado, dirigentes de la cúpula morada se mostraban mucho más contundentes y rechazaban de plano la postura de Díaz. "Mi posición es la de la secretaria general", ahondaba un alto cargo del partido. "Para saber lo que pensamos solo hay que escuchar lo que se está diciendo en las organizaciones que pertenecen a Unidas Podemos", añadían. Díaz no milita en ninguna de ellas, aunque sí ha contado con el apoyo de Jaume Asens, dirigente de los comunes, y de Alberto Garzón, líder de Izquierda Unida.

Podemos achaca las declaraciones de Díaz a su "perfil presidenciable"

Con todo, la postura oficial de Unidas Podemos consiste en calificar de "diferencias comunicativas" las palabras de Díaz frente a las de Belarra. "Yolanda es la vicepresidenta, tiene un perfil más presidenciable y no se puede permitir un choque frontal con Sánchez. Ese no es su papel, ella es la voz del Gobierno", esgrimen.

En este sentido, también explican que Belarra ha dado su opinión como secretaria general de Podemos, cuya posición es "marcadamente pacifista y antimilitarista", al igual que la de "los simpatizantes del partido". "En esta coalición cada una es consciente del papel que tiene", añaden.

Fuentes del entorno de Díaz han hecho hincapié en que "entienden los matices" que han surgido en el seno de la formación y creen que forma parte de la "normalidad" de "todos los partidos": "Es algo que también sucede en el PP o en el PSOE", aseguran. Asimismo, admiten que un conflicto bélico es un "tema complicado" que "inevitablemente genera pulsión". También en el Parlamento Europeo, donde Izquierda Unida se abstuvo por su posición anti-OTAN.

En todo caso, todo el espacio confederal de Unidas Podemos coincide en que el "verdadero volantazo" lo ha dado Pedro Sánchez al cambiar de postura en menos de 24 horas. La formación morada ya aceptó enviar armamento a través del Fondo de la Paz y creen que Sánchez se ha sentido "presionado" por Europa para cambiar de postura y acceder a un envío bilateral.

"Tememos que se empiece por esto y luego vaya a más"

En la formación morada temen que esta sea no sea la última medida drástica del Gobierno para atajar la invasión y hay "preocupación", por ejemplo, ante la posibilidad de que España envíe más tropas a países limítrofes con Ucrania. Este movimiento debería contar con el visto bueno de la mayoría del Congreso, aunque el PSOE podría atar fácilmente el apoyo del PP, que ya ha tendido la mano a Sánchez.

Es más, entre las 16 medidas lanzadas por el Ministerio de Derechos Sociales, a las que ha tenido acceso infoLibre, se insta al departamento de Exteriores a la retirada "mutuamente acordada" de tropas y se llama a desescalar "el lenguaje utilizado por los medios de comunicación, gobiernos y partes implicadas en el conflicto".

Sánchez rectifica y anuncia el envío de armas a Ucrania también fuera de los cauces de la UE

Sánchez rectifica y anuncia el envío de armas a Ucrania también fuera de los cauces de la UE

Por otro lado, exhorta a reforzar todos los mecanismos multilaterales (como el Cuarteto de Normandía, la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa –OSCE– y la ONU) y a profundizar en vías diplomáticas y de diálogo, y "no la amenaza de sanciones".

Además, ahonda en que el reconocimiento de la soberanía nacional de Ucrania "no será óbice" para que España y los socios de la Unión Europea cesen de promover la ampliación de la Alianza Atlántica (OTAN) hacia el Este. También alude a fomentar el cumplimiento íntegro de los Acuerdos de Minsk y a apoyar los esfuerzos diplomáticos de Francia y Alemania en las negociaciones del Cuarteto de Normandía como el mejor medio de seguir construyendo una postura coordinada.

Los morados también sugieren potenciar la autonomía estratégica de la UE y definir una acción exterior "independiente", así como "repensar estratégicamente" las alianzas, unido a la construcción de una "nueva arquitectura colectiva de seguridad más horizontal". Otra medida es conseguir que Rusia y Estados Unidos vuelvan a asumir esquemas que abandonaron, singularmente el Tratado de Fuerzas Convencionales en Europa y el Tratado de Cielos Abiertos.

Más sobre este tema
stats