El futuro de la izquierda

Las elecciones vascas, primera prueba de fuego para el pacto entre Podemos e IU

Las elecciones vascas, primera prueba de fuego para el pacto entre Podemos e IU

¿Aguantará la alianza entre Podemos e IU o el experimento se considerará fallido tras el batacazo electoral del 26J? La primera prueba de resistencia de la coalición tras los comicios tendrá lugar en el País Vasco, donde se celebran elecciones autonómicas en otoño y donde el partido morado todavía no ha decidido si concurrir aliado con IU, que ya lo ha solicitado oficialmente. La dirección vasca, cercana al número dos de Podemos, Íñigo Errejón, se ha mostrado hasta ahora esquiva a la hora de dar una respuesta a esta cuestión, pero los otros dos sectores mayoritarios del partido en Euskadi son favorables a confluir.

Los malos resultados obtenidos por Unidos Podemos en las elecciones del pasado 26 de junio han reabierto el debate sobre si Podemos e IU suman concurriendo juntas a los comicios o si, por el contrario, su coalición no es positiva. En el grupo de los que apuestan por continuar con la alianza se encuentran dirigentes como el secretario general, Pablo Iglesias, o el secretario de Organización, Pablo Echenique, mientras que el sector que no ve clara esta unión lo lidera el secretario de Política, Íñigo Errejón.

Pero la dimensión estatal tiene poco que ver con la vasca. Y es que en Euskadi, Unidos Podemos logró el mejor resultado de toda España, con un 29,05% de los votos y seis escaños, que le sirvieron para desbancar de la primera posición al PNV superando en unas pocas centésimas el resultado obtenido por Podemos e IU en las elecciones del 20D por separado. La coalición, por tanto, sí sumó en esa comunidad, y el debate que existe en la cúpula de Podemos Euskadi es si repetirla o no, toda vez que Ezker Anitza –la marca vasca de IU– ya ha mostrado públicamente su intención de volver a confluir.

Las elecciones internas que se celebraron en el partido en marzo elevaron a la Secretaría General a la errejonista Nagua Alba, que controla a la mayor parte del Consejo Ciudadano autonómico, el máximo órgano entre congresos de Podemos. No obstante, su pírrica victoria –por apenas 130 votos– contra la candidata Pilar Garrido, cercana a la antigua dirección y a los postulados defendidos por dirigentes como Juan Carlos Monedero, dejó clara la división de un partido en el que se reproduce a nivel autonómico la pugna entre posturas encontradas de la dirección estatal.

A nivel nacional, los dirigentes de Podemos confrontarán sus posiciones sobre la confluencia en el Consejo Ciudadano que tendrá lugar el próximo 9 de julio y en la Asamblea Ciudadana –el congreso– extraordinaria que se prevé para finales de año. Pero en Euskadi los plazos son más cortos y los diferentes sectores ya están tomando posiciones en relación a la alianza con Ezker Anitza en las próximas elecciones autonómicas. En este sentido, Alba señaló este jueves que "la puerta está abierta" a repetir la coalición, aunque apostilló que "dos más dos no tiene por qué ser cuatro, sino que hay que apostar porque sean más y porque este tipo de candidaturas obtengan la confianza de personas que quizá no habrían votado a ninguna de las dos fuerzas por separado".

Los críticos piden reeditar la coalición

La misma indefinición en la respuesta mostró hace unos días el secretario de Política de Podemos Euskadi, el también errejonista Eduardo Maura, que señaló que no descarta "ninguna posibilidad" en relación al pacto. infoLibre ha tratado de preguntar por su posición a Maura y a Alba sin éxito, pero el sector más cercano a los postulados de Monedero o Pablo Iglesias sí se muestra claramente partidario de confluir. "Si en algún sitio el acuerdo ha funcionado ha sido en Euskadi", recuerdan fuentes pertenecientes a esta corriente, que señalan que "el 90% de las bases es partidaria de repetir" la alianza.

"Aquí las bases han ido más adelantadas que la dirección en la campaña de las generales", afirman estas fuentes, que aseguran que los errejonistas preferían organizar actos propios pero señalan que, en los pueblos, las militancias de Podemos y Ezker Anitza han colaborado más estrechamente de lo previsto. Esa sintonía, señalan, allana el camino para que las dos organizaciones puedan entenderse, ya que la relación es mucho mejor que la que Podemos e IU tienen en lugares como Asturias.

Así lo piensan también miembros del sector congregado en torno a Anticapitalistas, el tercero en peso en Euskadi. Un dirigente de esta corriente asegura que "sería un error no alcanzar una confluencia para conformar un bloque" progresista, y coincide en señalar la buena disposición de las bases para articular "fórmulas de colaboración en los municipios" con la militancia de Ezker Anitza. "Nosotros queremos una confluencia desde abajo, que trascienda la mera coalición", sostiene este dirigente.

Y es que, para las fuentes del sector crítico cercano a Monedero consultadas por este diario, en el País Vasco el riesgo de que IU pueda restar apoyos a Podemos por su discurso más clásico, identitario o radical –temores que albergan los partidarios de Errejón a nivel estatal– es mucho menor que en el resto de España. "En Euskadi, como también puede pasar en Cataluña, que existan partidos como Sortu o la CUP ayuda a ofrecer una imagen moderada de Podemos y de IU, que son vistos como partidos que tienden puentes entre nacionalistas y no nacionalistas", argumenta un dirigente.

Ezker Anitza, por su parte, está totalmente abierta a repetir la coalición. Su líder, Isabel Salud –recién elegida diputada al Congreso– asegura que "no tendría explicación no ir" en una misma lista tras los buenos resultados de las generales y la "extraordinaria acogida" que ha tenido entre las bases la confluencia, y asegura que la "agenda vasca" tiene que ser una "agenda social". "En Euskadi, aunque no en la misma proporción, tenemos problemas parecidos a los del resto del Estado", asegura Salud, que pone como ejemplo los "desahucios" o el "éxodo" de los jóvenes que emigran ante la imposibilidad de conseguir trabajo.

Confluyan o no, Podemos e IU deberán pisar el acelerador para elegir a su candidato o candidatos para las elecciones. Tampoco esto parece un escollo para que se entiendan, ya que ambas fuerzas apuestan por realizar primarias para escoger las listas y, además, buscan un perfil independiente para ser candidato a lehendakari. En este sentido, la jueza Garbiñe Biurrun estuvo en el punto de mira de Podemos durante meses, aunque hace poco la magistrada rechazó definitivamente la oferta del partido para liderar sus listas.

Bescansa dice que los votos de Podemos fueron a la abstención y niega que hubiera “miedo”...

Bescansa dice que los votos de Podemos se han ido a la abstención y duda de que la causa sea el “miedo”

Más sobre este tema
stats