Operación Púnica

La empresa de fiestas de 'Púnica' cobró a la Comunidad a 13 Ayuntamientos con firmas interpuestas

Francisco Granados en una videoconferencia desde la cárcel con la Asamblea de Madrid.

La investigación realizada por los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil apunta a que la sociedad Waiter Music, cuyo propietario es el empresario José Luis Huerta, amigo del presunto cabecilla de la trama Púnica, Francisco Granados, utilizó otras firmas interpuestas para cobrar más de medio millón de euros de la Comunidad de Madrid y de trece Ayuntamientos, según el sumario al que ha tenido acceso infoLibre.

Cuando Huerta fue interrogado, los agentes le preguntaron sobre si parte del dinero de las adjudicaciones a su empresa se destinaba y repartía entre el alcalde del municipio correspondiente, el propio Francisco Granados y el Partido Popular madrileño.

Sin embargo, en su comparecencia en la Asamblea de Madrid, Granados negó haber sido propietario de la empresa Waiter Music, tal y como investiga la Guardia Civil. "No tengo relación de ningún tipo con este señor, ni empresarial ni de ningún tipo", espetó a los diputados. En su declaración de este miércoles, el ex secretario general del PP madrileño también negó cualquier irregularidad en el partido durante la presidencia de Esperanza Aguirre.

En concreto, en el sumario se incluyen las declaraciones com investigados de los propietarios de las empresas interpuestas, que reconocen que facturaban a los Consistorios y a la Comunidad de Madrid importantes cantidades de dinero, que posteriormente les reclamaba la sociedad del amigo de Granados que emitía "contrafacturas" en su contabilidad paralela.

Los agentes denominan esta forma de actuar de Waiter Music como "doble facturación", que se utilizó con los Ayuntamientos de Valdemoro, Chinchón, Torrejón de Velasco, Arroyomolinos, Humanes, Añover de Tajo, Algete, Moraleja de Enmedio, Pinto, Getafe, Coslada, Ciempozuelos y San Sebastián de los Reyes.

Uno de los empresarios que reconoció esta forma de actuar fue Jesús Torralba Hontalva, vinculado a la sociedad Carpas e Infraestructuras Hermanos Torralba, que facturó de esta forma hasta 122.003 euros, que acabaron en poder del empresario Huerta.

En la declaración de Torralba Hontalva ante la UCO, prestada el pasado 25 de octubre, el empresario reconoció que en algunos casos el propio Huerta le decía que algunos conceptos fueran reclamados directamente a los Ayuntamientos. José Luis Huerta le facilitaba el concepto y el importe que debían reflejarse en los recibos y una vez facturado al Ayuntamiento, cuando ingresaba el importe de las mismas, Waiter Music le emitía una contrafactura por el mismo importe.

No obstante, Torralba aseguró que ese dinero no acababa en poder de Huerta, sino que servía para descontar el total de una supuesta deuda contraída por Waiter Music con su sociedad "por trabajos realizados en ese mismo municipio".

Además, el 11 de abril de 2008 la empresa Carpas e Infraestructuras Hermanos Torralba facturó a la Comunidad de Madrid 5.000 euros, pese a reconocer que "no había trabajado para la Comunidad de Madrid, pero que cobró ese importe por indicaciones de José Luis Huerta, que le dijo que pusiese ese concepto dirigido a la Comunidad de Madrid ya que le comentó que le iban a dar una subvención al Ayuntamiento de Algete".

Otros 700.000 euros con el Metro

Por su parte, los agentes también sospechan que Waiter Music se benefició de las inauguraciones de líneas de Metro del año 2007. Según apunta un informe incorporado al sumario, Madrid Infraestructuras y Transportes (Mintra) maniobró para adjudicar a la compañía de José Luis Huerta la organización de estos eventos.

En concreto, los investigadores analizan la inauguración de un tramo de la línea siete hasta Coslada y San Fernando de Henares en 2007 y la fiesta por la ampliación de la línea tres hasta San Cristóbal de los Ángeles.

El informe refleja el importe de los recibos cobrados por Waiter Music superan los 700.00 euros ya que se organizaron fiestas en los barrios que llegaron a incluir paellas con cigalas, acróbatas y payasos, además de conciertos de alto nivel.

FCC, Dragados y Sacyr

Los agentes han tomado declaración a trabajadores y altos cargos de las empresas FCC, Dragados y Sacyr, responsables de las obras. La UCO también obtuvo "distinta documentación de las empresas relativa a la organización de estas "fiestas".

Según detallan los recibos, también incorporados en el sumario, la fiesta popular con motivo de la inauguración del Metro a San Fernando de Henares el 5 de mayo 2007 incluyó un concierto de Antonio Carmona, una instalación infantil, una chocolatada con churros para 700 personas, autobús con charanga, fuegos artificiales y paella popular para 200.

Las celebraciones por la ampliación de la línea amarilla, que conectó en ese año el centro de Madrid con los barrios de Villaverde y San Fermín contaron también con conciertos de primer nivel, con la presencia de Isabel Pantoja.

La ampliación de ambas líneas de Metro tuvo un coste superior a los 500 millones, y las fiestas se incluirían como uno de los gastos incorporado al presupuesto general de las obras, apunta la UCO.

Fiestas de La Paloma

En los nuevos tomos del sumario de la causa, el Instituto Armado relaciona también a Waiter Music con la organización de San Cayetano y La Paloma, en el año 2014.

Los agentes interrogaron al responsable de Eventos Comerciales de la cervecera Mahou para averiguar si abonó una factura de 24.200 euros a la empresa de Huerta en aplicación de un convenio con el Ayuntamiento de Madrid - Distrito Centro relacionado con estas fiestas patronales.

El juez Velasco atribuye tres delitos al presidente de Murcia y otros cinco a una senadora del PP por la Púnica

Más sobre este tema
stats