La portada de mañana
Ver
La tormenta perfecta del extremismo en Europa descoloca a la derecha tradicional a las puertas del 9J

'Caso Sirga'

La empresa de Pujalte duplicó su facturación en plena crisis

Pujalte admite que cobró por “ayudar” al consejero delegado de una constructora

Sirga XXI Consultores SL, la empresa creada por el exdiputado del PP Vicente Martínez Pujalte y cuyos cobros investiga ahora la justicia bajo la sospecha de que en realidad no respondían a trabajos sino a sobornos (cohecho) para su propietario, duplicó su facturación en plena crisis. En 2012, con Pujalte como portavoz de Economía del PP en el Congreso, Sirga ingresó 106.377 euros. En 2014, con los estragos económicos todavía en la cresta de la ola, la compañía facturó 213.774 euros.

Así lo reflejan las cuentas de la sociedad, que en sus menos de siete años de vida –de octubre de 2008 a agosto de 2015, en que acordó disolverse- contabilizó ingresos totales por 856.453 euros.

Pujalte operaba a través de Sirga gracias a la compatibilidad concedida por el Congreso, que adujo que no podía investigarle cuando en abril de 2015 salieron a la luz los primeros hilos del escándalo: que, a través de Sirga, el portavoz económico del PP en la Cámara Baja había cobrado más de 75.000 euros de la constructora Collosa, adjudicataria de contratos públicos en Castilla y León e involucrada en la llamada trama eólica.

La empresa de Pujalte también cobró de las sociedades por cuya actividad la Audiencia Nacional investiga al ya exembajador de España en la India, Gustavo de Aristegui, que dimitió cuando se supo que hacía negocios privados, y a otro exdiputado castellano-leonés del PP, el segoviano Pedro Gómez de la Serna.

Pujalte creó Sirga en octubre de 2008, días antes de cobrar la primera factura de Collosa. En declaraciones a infoLibre, el ahora exparlamentario reconoció hace un año que había fundado la compañía precisamente porque ya tenía en cartera ese cliente. Lo heredó de otro dirigente histórico del PP, Federico Trillo, exministro de Defensa y hoy embajador en Londres.

Antes que Pujalte, Trillo prestó servicios de asesoramiento a Collosa a través de su bufete, para cuya dirección también había obtenido permiso del Congreso. Mientras el exministro asesoraba a Collosa, su hermano Pablo era el número dos del organismo público Agencia de Inversiones de Castilla y León, que financió múltiples proyectos de la misma constructora. 

La Fiscalía de Valladolid, que ha interpuesto la denuncia contra Pujalte y otros involucrados en el tráfico comercial de Sirga, sostiene que el exportavoz económico del PP en el Congreso obtenía pagos de compañías y entidades adjudicatarias de contratos públicos y subvenciones a cambio de informes de asesoramiento de los que no hay rastro.

Según el diario El País, la Fiscalía destaca que "no se aportan los informes que hubieran podido realizar". "El asesoramiento era verbal", añade la denuncia. Pujalte asegura que sí hay informes pese a que el propio exconsejero delegado de Collosa que le contrató, Mario Armero, admitió hace un año lo que ahora resalta la Fiscalía. Armero trazó una encendida defensa de Pujalte: "Un diputado informado sabe más que un consultor", dijo.

Según El País, en la nómina de clientes de Sirga aparecen desde Collosa hasta una empresa del exsecretario general del PP madrileño en la época del tamayazo, Ricardo Romero de Tejada (Marcenado Economistas) pasando por la Confederación Regional Extremeña y la de Madrid.

El triple que el sueldo del Congreso

Pujalte sólo admite tener en sus cuentas medio millón de euros y denuncia una interpretación "torticera" de Hacienda

Pujalte sólo admite tener en sus cuentas medio millón de euros y denuncia una interpretación "torticera" de Hacienda

Los 213.774 euros facturados por Sirga XXI Consultores SL en 2014, su año cumbre, representan casi el triple de la que reportaba a Pujalte el escaño que mantenía por Murcia en la Cámara Baja: unos 80.000 euros –el Congreso no facilita la cifra exacta de cada nómina- brutos anuales de los que más de 25.000 estaban exentos de tributación.

Pujalte, que constituyó Sirga al 50% con la exsenadora del PP Ana Torme, también denunciada por la Fiscalía, se convirtió en propietario único de la compañía en diciembre de 2011.

En septiembre de 2013, se hizo con un nuevo socio, que adquirió la mitad de la empresa según las cuentas de ese año depositadas por Sirga en el Registro. Ese socio era la mercantil Análisis Económico Integral SLNE, administrada por otro antiguo alto cargo del PP y colaborador de la Fundación FAES, Miguel Jaime Marín Cózar.

Más sobre este tema
stats