El futuro de Cataluña

El encarcelamiento del 'Govern Puigdemont' dispara las presiones para una lista independentista unitaria a la que ERC se resiste

El exvicepresident Oriol Junqueras, este jueves.

El independentismo tendrá que escoger en los próximos días su opción para las próximas elecciones del 21D. Las alternativas son dos: conformar una candidatura unitaria en la que estarían presentes el PDeCAT, ERC y la CUP o, por el contrario, que estos tres partidos se presenten por separado a los comicios. El encarcelamiento de nueve exmiembros del Govern de Carles Puigdemont incrementa la presión sobre los partidos secesionistas para concurrir unidos en una coalición, pero especialmente ERC –que lidera sin excepción todas las encuestas– se resiste a esa opción.

Hace apenas unas semanas, reeditar la coalición Junts pel Sí parecía una alternativa prácticamente descartada. Pero los últimos acontecimientos, y especialmente el encarcelamiento de los nueve exmiembros del Govern –incluido el destituido vicepresidente Oriol Junqueras, líder de ERC–, han provocado que los independentistas cierren filas y que las entidades soberanistas Òmnium y Assemblea Nacional Catalana (ANC) hayan aumentado la presión para que PDeCAT, ERC y la CUP acuerden una lista unitaria para los comicios.

En este sentido, tal y como informó El Periódico, la ANC se reunió este jueves con los dos principales partidos independentistas para tratar de acercar posiciones de cara a una plancha única, que tendría que registrarse antes del próximo 7 de noviembre, fecha límite para registrar las coaliciones para el 21D. La entidad independentista apuesta por una candidatura de consenso liderada por su encarcelado presidente, Jordi Sànchez, y por el líder de Òmnium, Jordi Cuixart, también en prisión provisional. 

"Es cierto que el hecho de que las elecciones se vayan a celebrar con presos políticos hace aumentar las opciones de una lista unitaria, aunque habría que ver si nos suma o nos resta, porque yo no tengo tan claro que sea positivo", apunta a este respecto un dirigente de los conservadores catalanes. Y es que, señala, una coalición tan amplia –que uniría a anticapitalistas con democrata-cristianos y conservadores– puede provocar rechazo a algunos electores. "Hay gente que vota a la CUP que jamás nos votaría a nosotros, y viceversa", explican gráficamente estas fuentes del PDeCAT, que sin embargo también reconocen que una lista unitaria podría compensar parcialmente este efecto rechazo porque la ley electoral favorece la concentración del voto. La mayor ventaja para el PDeCAT sería que, al concurrir sin sus siglas, no se visualizaría el batacazo electoral que le pronostican todas las encuestas.

ERC, por su parte, se opone con claridad a reeditar Junts pel Sí. Fuentes del bloque independentista sostienen que los republicanos únicamente aceptarían una lista unitaria si en ella concurrieran, además del PDeCAT, la CUP y Catalunya en Comú, una opción que está descartada. Y es que ERC lidera todas las encuestas, y las fuentes consultadas coinciden en señalar que el partido liderado por Oriol Junqueras quiere vencer en las elecciones para reafirmarse como la primera fuerza de la política catalana, una imagen que quedaría diluida si concurriese a los comicios subsumida en una coalición. Otras fuentes, además, apuntan otro argumento que maneja ERC para no querer repetir una alianza con el PDeCAT: las fugas que podría haber por su izquierda a la CUP.

El portavoz de ERC en el Congreso de los Diputados, Joan Tardà, se mostró este mismo jueves partidario de que los independentistas concurran cada uno por su cuenta y no en una lista unitaria, aunque señaló que "no está cerrado el debate" dentro de su formación. "Veo que los partidos constitucionalistas han optado por ir separados porque consideran que tienen mayores posibilidades de alcanzar un mejor resultado" y "creo que esta máxima funciona", sostuvo Tardà. El propio Junqueras pidió este martes, en un artículo en Ara, acabar con los "debates y polémicas sobre cómo se presentará cada partido en las elecciones". "Basta, este debate sólo nos daña y nos hace perder de vista todo el trabajo que hay que seguir haciendo. Este episodio ya lo vivimos y fue nefasto", aseguró el exvicepresident, en referencia a lo ocurrido antes de las elecciones de septiembre de 2015. Entonces ERC también se resistió hasta el último minuto, pero finalmente cedió a la presión de la ANC y de Òmnium y terminó aceptando concurrir en la coalición de Junts pel Sí.

Sin embargo, a diferencia de lo que ocurre con la lista unitaria, la formación republicana sí ve con mejores ojos la posibilidad de incluir en sus listas a una buena cantidad de independientes, si bien no se discute que será Junqueras quien la lidere aún estando en prisión. De hecho, las fuentes consultadas coinciden en que tanto la candidatura de ERC como la del PDeCAT tendrán huecos reservados a los consellers encarcelados, y es muy probable que en ellas terminen yendo –aunque no las lideren– tanto Jordi Sánchez como Jordi Cuixart.

El PDeCAT y la CUP

Por el contrario, así como ERC tiene claro que Junqueras liderará su plancha, no ocurre lo mismo con el PDeCAT. El nombre del exconseller de Empresa del Govern Puigdemont, Santi Vila –que se postuló públicamente como candidato hace unos días–, ha perdido fuerza tras ser el único de los miembros del antiguo Ejecutivo al que se le ha impuesto una fianza asequible para poder abandonar la cárcel en los próximos días, y las fuentes de los conservadores catalanes consultadas se limitan a afirmar que en sus listas habrá "mucha gente procesada" y probablemente también independientes y miembros de la sociedad civil.

Otras fuentes, no obstante, señalan como eventual candidato a Josep Rull, conseller de Territorio y Sostenibilidad con Puigdemont y que también se encuentra en prisión desde este jueves, si bien este no se ha pronunciado al respecto. Sí lo ha hecho la coordinadora general del PDeCAT, Marta Pascal, que no quiso cerrar la puerta a una lista unitaria con ERC pero aseguró que, sea cual sea el formato en el que se presenten a las elecciones, los conservadores catalanes harán primarias entre sus militantes para escoger a su líder en los comicios. Esto implica que, si finalmente hubiera coalición, los afiliados del PDeCAT escogerían al miembro de su formación que iría en un puesto más alto en las listas.

La CUP, por su parte, reunirá este sábado a su Consejo Político en Perpiñán (Francia) para decidir si se registra en una eventual coalición independentista. La decisión, no obstante, no sería definitiva en ningún caso, porque tendría que ratificarla su Asamblea General –es decir, toda su militancia– en una votación el próximo 12 de noviembre en la que los anticapitalistas tendrán que decidir no sólo si estarían en una eventual lista conjunta, sino si se presentarán a las elecciones. Algunos de sus principales dirigentes se inclinan por participar en los comicios para no restar fuerzas al independentismo, aunque la decisión final es imprevisible porque está en manos de toda la afiliación y hay sectores que rechazan concurrir a unas elecciones autonómicas que entienden ilegítimas después de haberse proclamado la independencia.

Montilla cree que las decisiones de la jueza Lamela "favorecen" a los independentistas

Montilla cree que las decisiones de la jueza Lamela "favorecen" a los independentistas

Más sobre este tema
stats