Relevo de poder en el PSOE andaluz

Espadas busca una salida pactada de Susana Díaz que evite la intervención de Ferraz sobre el PSOE andaluz

Juan Espadas, durante su reunión de este miércoles con el grupo parlamentario socialista, junto a sus portavoces, que de izquierda a derecha son: Gerardo Sánchez, Ángeles Férriz, María Márquez y Araceli Maeso.

El candidato del PSOE a la presidencia de la Junta de Andalucía, Juan Espadas, afirmó este miércoles que prevé que, "en unos días", él mismo y Susana Díaz lleguen a "una fórmula" para el relevo de poder. Se trata, afirmó, de que las situaciones "de facto sean de iure". Es decir, de que su liderazgo como candidato se traduzca en el partido en Andalucía, que sigue teniendo en Díaz a su secretaria general. Espadas quiere encontrar esa fórmula antes de que el 3 de julio se celebre un comité federal que podría convocar primarias a líder territorial, para dar así una solución que evite que se vea una intervención de Ferraz en la comunidad del sur. Esa idea –que Espadas es un candidato tutelado desde Madrid– fue el eje de la campaña de Díaz, que obtuvo el 38% de los votos.

Díaz sigue siendo secretaria general y presidenta del grupo parlamentario, provocando una situación de bicefalia. La situación molesta y preocupa en la dirección de Ferraz, que ha adelantado el comité federal al 3 de julio, fecha en la que podría anunciarse unas primarias para evitar que Díaz continúe al frente del partido hasta final de año, según fuentes socialistas. Fuentes próximas al alcalde indican que Espadas quiere ir marcando perfil propio como candidato al mismo tiempo que culminar el proceso interno "cosiendo", sin provocar desgarro y sin dar pábulo a las teorías según las cuales el PSOE andaluz está siendo controlado ya desde Ferraz. Por eso pretende alcanzar un acuerdo con Díaz antes del comité federal.

Razones ante una posible solución dura

Está todavía pendiente de decidir cuál será la salida de Díaz, que cada vez más aparece como clave en la solución. ¿Senadora?, se le preguntó a Espadas. "Por Susana Díaz habla Susana Díaz", respondió este miércoles en el Parlamento andaluz, donde acudió por primera vez como líder de facto del PSOE andaluz a reunirse con sus diputados.

Lo cierto es que el entorno de Díaz lleva desde la noche de las primarias emitiendo contadísimos mensajes. Entre ellos, destaca uno: que Díaz hará "lo que le pida Juan". Y Espadas sigue apostando por enseñar la puerta, mientras Ferraz ya la quiere abrir y empujar a Díaz. Un próximo al alcalde señala que el proceder de Espadas "lo carga de razón" de cara a una hipotética solución dura en el futuro, que podría ser inevitable si Díaz continúa sin ceder la secretaría general.

Hay tiempo "de aquí al 3 de julio"

El 3 de julio actúa ya como una espada de Damocles. "No es una amenaza, pero sí una fecha para acelerar las cosas", señalan fuentes socialistas, que admiten que existe "urgencia" por ir consolidando el proyecto de Espadas ante un posible adelanto electoral del presidente Juan Manuel Moreno (PP) que pille al PSOE en situación de bicefalia. Espadas se muestra hasta ahora paciente, e incluso se declaró este miércoles ajeno a la idea de dar un "aviso" a Díaz con el comité federal. El candidato afirmó que es contrario a "apabullar" a nadie y quiere "dejar que las personas se pronuncien", porque se trata de "mostrar a la militancia que trabajamos juntos de forma respetuosa". "Esto no es ningún aviso en términos extraños", afirmó.

El discurso del alcalde de Sevilla es distinto del que trasladan desde la misma noche de las primarias algunos de sus próximos, así como dirigentes del partido en Madrid. Mientras en el entorno del alcalde hay voces que defienden apartar a Díaz cuanto antes por las malas, Espadas mide los tiempos y confía en una solución negociada. "Esto no va de invadir espacios que no te han dado y de los que todavía no tienes responsabilidad", afirmó este miércoles. Eso sí, aunque Espadas continúa defendiendo la transición dialogada, ya maneja la fecha del 3 de julio. "De aquí al 3 de julio tenemos tiempo tenemos tiempo suficiente", dijo sobre el posible acuerdo, mostrándose a favor de "agilizar el proceso" para que sea "lo antes posible". El alcalde afirma que confía en el diálogo que mantienen él mismo y Díaz. Ese diálogo se formalizó el viernes pasado en una primera reunión, tras la cual Díaz se mantuvo en sus cargos.

"Nueva relación" con el PP

Lo que sí ha cambiado ya es la dirección del grupo parlamentario. Espadas ha situado a cuatro afines en la portavocía (Ángeles Férriz) y las portavocías adjuntas, y además ha colocado en la secretaría general a una antigua susanista, Soledad Pérez. El candidato acudió este miércoles al Parlamento, buscando una escena telegénica en un largo pasillo junto a sus cuatro portavoces y la secretaria general del grupo. Luego se reunió con el grupo, sobre el que ya ejerce de líder, aunque sin escaño. Díaz no acudió a la reunión.

La toma de poder de Espadas continuará este jueves, cuando se reunirá con el presidente Juan Manuel Moreno (PP), con el que pretende tener una "nueva relación" constructiva y dialogante que reste poder a Vox como socio. Se trata, dijo, de que la política andaluza no sea "rehén" de Vox. El PP ha respondido favorablemente a Espadas, ofreciéndole una "mesa de trabajo".

Susana Díaz acepta la propuesta de Espadas para ser elegida senadora por designación autonómica

Susana Díaz acepta la propuesta de Espadas para ser elegida senadora por designación autonómica

Más sobre este tema
stats