Investigación

Una firma investigada en 'Lezo' fichó como conseguidor al hermano de González cuando este era secretario de Estado

Ignacio González acompañado de agentes de la UCO en el marco de la 'operación Lezo'.

Auditel, firma de ingeniería a cuyo accionariado pretendían incorporarse Ignacio González y su círculo más próximo cuando el estallido de la Operación Lezo dio al traste con sus planes, ya fichó en 2002 como conseguidor de contratos públicos al hermano del político madrileño, entonces secretario de Estado para Inmigración en el Gobierno de José María Aznar. Doce años después, y tras una sólida y sostenida relación comercial con el clan, Auditel fichó en 2014 a un segundo conseguidor de la familia, también con el objetivo expreso de hacerse con contratos públicos: José Juan Caballero, cuñado de Ignacio González, que ya en ese momento presidía el Gobierno de Madrid.

Fechado el 1 de noviembre de 2002, el acuerdo de Auditel con Pablo González, al que ha tenido acceso infoLibre, no admite dudas sobre para qué quería esa empresa tenerlo como "colaborador" a cambio de 2.000 euros mensuales y una comisión del 5% del beneficio neto derivado de cada contrato obtenido: "La comercialización de los productos y servicios de Auditel en el sector de Gobierno, esto es, Gobierno central, Gobiernos autónomos y Corporaciones Locales" con la excepción del Ministerio de Defensa. Pablo González debía identificar "los centros de decisión y de contratación (no siempre coincidentes)".

El contrato quedó oficialmente cancelado al mes y medio, exactamente el 12 de diciembre de aquel año y por "razones personales" de Pablo González. Según una captura efectuada este jueves de su perfil en la red social Linkedin, el hermano del hoy expresidente madrileño desempeñó entre enero de 2001 y abril de 2005 el puesto de director de inversiones de la empresa pública ahora denominada Sepides. Es decir, cuando Pablo González suscribió el contrato de conseguidor con Auditel, él mismo ya ocupaba un alto cargo.

Auditel, y así lo publicita su web oficial, ha obtenido múltiples contratos públicos en los últimos años. Entre ellos, uno de 9,5 millones del Metro con el que se alzó en julio de 2014, tres meses después de haber contratado a José Juan Caballero, y que finalmente anuló un tribunal administrativo de la propia Comunidad de Madrid por el cúmulo de irregularidades detectadas. Y otro para la videovigilancia de Mercamadrid, empresa pública a cuyo consejo de administración perteneció Pablo González hasta enero de 2015 y a la que permaneció conectado hasta su arresto como director de operaciones y estrategia de Mercasa.

Pese a la ruptura formal de aquel contrato "secreto", el vínculo de Auditel con el clan González nunca se deshizo. De hecho, fue en aumento la intensidad y la frecuencia de su relación mercantil con Tecnoconcret, la compañía de que se valió la familia del histórico delfín de Esperanza Aguirre para dar un pelotazo con el campo de golf promovido por el Canal de Isabel II en 2006 bajo la batuta de quien en ese momento presidía la empresa de aguas de Madrid: el propio Ignacio González, que a su vez era vicepresidente en el Ejecutivo regional.

Tecnoconcret, la pantalla para el hermano y el cuñado

Este diario intentó recabar la versión de Auditel la semana pasada, pero no obtuvo respuesta. Parte de la abundantísima documentación que, incorporada al sumario de Lezo, acredita la simbiosis comercial entre los González y Auditel fue localizada por la Guardia Civil en la sede de la compañía durante los registros de abril de 2017.

El paquete de documentos relativos a la conexión entre Auditel y la familia González, bien mediante los contratos con Pablo González o José Juan Caballero, bien a través de acuerdos de asociación con Tecnoconcret, incluye un email de contenido inequívoco. Enviado el 5 de septiembre de 2007 por José Juan Caballero a Juan Luis Gutiérrez, administrador único de Auditel hasta 2015 y con dos palabras en la casilla reservada al asunto –"Contratos colaboración"–, el texto arranca así: "Contrato Auditel Tecnoconcret. Con este acuerdo se cubre la actividad comercial normal que se inició con Pablo y continuó con Proyectos Ecosistemas [empresa del propio Caballero]. La razón de ello es que, al incorporarse Josete [José Antonio Clemente, figura clave en el pelotazo del campo de golf del Canal] a nuestra actividad conjunta, decidimos que esta fuera mejor a través de Tecnoconcret para evitar que se nos relacionara a Pablo y a mí con determinadas operaciones". Y prosigue de este modo: "Por lo tanto, este acuerdo debe cubrir el 3% de comisión por las operaciones en que nos veamos involucrados Pablo y yo fundamentalmente". Al acudir a esa argumentación, es el propio cuñado de González, casado con la diputada autonómica del PP Isabel González, el que retrata Tecnoconcret como una auténtica empresa pantalla en sentido literal.

En la fecha en que Caballero remitió ese correo al máximo responsable de Auditel, el hermano de Ignacio González no poseía oficialmente títulos de Tecnoconcret. Pero, como ya informó este diario, el antiguo contable de la empresa terminó desvelando ante el juez de Lezo que ya a finales de 2006, cuando él mismo comenzó a trabajar para la mercantil y cuando el Canal de Isabel II adjudicó el campo de golf a una UTE en la que participaba Tecnoconcret, Pablo González ya actuaba como un socio más. "Los tres eran mis jefes", declaró en alusión directa a José Antonio Clemente, José Juan Caballero y Pablo González. Como coartada para justificar la adjudicación del campo de golf a la UTE de Tecnoconcret, el expresidente madrileño siempre ha sostenido que su hermano no se incorporó al accionariado de esa mercantil hasta 2008. 

El arrepentido de 'Lezo' declara que González dio un contrato multimillonario a una empresa para asegurarse su silencio

El arrepentido de 'Lezo' declara que González dio un contrato multimillonario a una empresa para asegurarse su silencio

Más sobre este tema
stats