Justicia

La Fiscalía insiste en el sobreaforo del Madrid Arena y en la falta de seguridad

La acusación particular pide que se enjuicie a Miguel Ángel Flores promotor de la fiesta de Halowwen del Madrid Arena por delito con dolo.

infoLibre

El Fiscal Jefe Provincial de Madrid, José Javier Polo, seguró este lunes en la sede del Tribunal Superior de Justicia de Madrid que el exceso de aforo y la "ausencia absoluta de organización y control de seguridad" fueron los ejes principales de la tragedia del Madrid Arena.

Del mismo modo, Polo señaló que el botellón realizado por los asistentes a la macrofiesta de Halloween del Madrid Arena del 1 de noviembre de 2012 a las afueras del recinto "no influye" en el resultado final de cinco fallecidas por la avalancha producida en uno de los vomitorios.

Así lo expresó Polo durante la presentación de la postura del Ministerio Fiscal en el juicio del Madrid Arena, donde señaló también que "no hay prueba que determine que la conducta de la Policía Municipal aquella noche contribuyera al trágico resultado".

Además, el fiscal aseguró que el sobre aforo producido en el recinto fue una "concausa" en el resultado final, es decir, que no fue el único motivo. Para Polo, a esto hay que añadir "una ausencia obsoleta en coordinación de seguridad", prevista para un escenario "falso" que se había establecido en función de la capacidad del Recinto.

Tal y como recoge el escrito definitivo del juez Eduardo López-Palop, se produjo un "exceso de aforo" en el recinto, cuya capacidad es de 10.620 personas y, sin embargo, para esta fiesta se llegaron a vender en torno a 23.000 entradas, informa Europa Press.

José Javier Polo subrayó que el Madrid Arena "no fue un accidente" y que "fue evitable" ya que la calificación jurídica que se ha adoptado es la de homicidio imprudente, es decir, "que los acusados son personas que con su falta de intervención contribuyeron a dicho resultado".

En este sentido, Polo explicó que cuando se trata de este tipo de delitos, la ley establece una única pena, ya que la omisión produce un conjunto de delitos "y se castiga como una única pena". Por ello reiteró la pena de cuatro años de prisión solicitada para el promotor de la fiesta, Miguel Ángel Flores, por cinco delitos de homicidio por imprudencia grave y treinta delitos de lesiones por imprudencia así como la inhabilitación de seis años para participar en actividades relacionadas con el delito.

También señaló que los dos médicos –Simón Viñals Pérez y Carlos Viñals Larruga– están acusados de imprudencia profesional "porque no llevaron a cabo todos los medios necesarios".

En total serán 15 los acusados del caso, cuatro los responsables civiles directos y cinco los responsables civiles subsidiarios. Respecto a las acusaciones, se personarán siete particulares y dos populares (Grupo Socialista del Ayuntamiento de Madrid y el sindicato Manos Limpias).

El Ayuntamiento de Madrid readmite voluntariamente al responsable de seguridad durante la tragedia del Madrid Arena

El Ayuntamiento de Madrid readmite voluntariamente al responsable de seguridad durante la tragedia del Madrid Arena

Más sobre este tema
stats