Los abusos de la banca

La Fiscalía responsabiliza a los consejeros de las 'black' y exime al equipo de Blesa

Comparecencia de Miguel Blesa_0

El fiscal Alejandro Luzón, uno de los dos representantes del Ministerio Público encargados de investigar el caso Bankia y la pieza separada de las tarjetas black, señala a los integrantes del consejo de administración de Caja Madrid nombrados por los partidos políticos (PP, PSOE e IU) y por los sindicatos (UGT y CCOO) y patronal como los responsables de la emisión de las tarjetas B, según un escrito al que ha tenido acceso infoLibre.

De esta forma Luzón, que desde enero es teniente fiscal, argumenta en un escrito del pasado 11 de marzo que contesta a los recursos de los exconsejeros Pedro Bedia (CC OO); Francisco Baquero (CC OO) y Ignacio Navasqües (comisión de control) y Jesús Pedroche (PP), que entre los imputados "hay que distinguir" la responsabilidad de quienes formaban parte del órgano de administración de la entidad [consejeros] "y la de aquellos directivos no administradores que recibieron las tarjetas", en referencia al equipo liderado por Miguel Blesa

"Siendo el consejo de administración el órgano de gobierno de la entidad y correspondiéndole fijar la política retributiva del propio consejo y de la alta dirección de la entidad, son ellos los que inicialmente deberán responder por la emisión de tales tarjetas y no solo por su uso individual", relata Luzón en su escrito, que atribuye de forma indiciaria un delito de administración desleal a los consejeros, además de informar del uso indebido de las Visa.

"No acreditada"

En el documento, Luzón exime al equipo directivo de Blesa de cualquier competencia sobre las tarjetas, con las que tanto los consejeros como los propios ejecutivos gastaron 15,5 millones de euros: "Por el contrario, la administración desleal no sería de aplicación a quienes no tienen la condición de administradores, fuera de los supuestos de participación relevante como extraneus [externo] en este delito, en principio no acreditada".

El fiscal también considera que los consejeros de los partidos podrían haber cometido el delito de apropiación indebida: "Desde el momento en que los consejeros conocían o debían conocer cuál era el destino de los gastos de una tarjeta de empresa".

Ningún acuerdo

Además, el fiscal hace un relato de los "indicios" en relación al uso de las tarjetas. Y entre estos indicios está el de que las Visa se emitieron al margen del circuito establecido con carácter general y ordinario sin que existiera precepto estatutario o decisiones adoptadas por algún órgano directivo que soporte la existencia y la operativa de las mismas. "La responsabilidad de su emisión correspondió al presidente del consejo de administración, Miguel Blesa, y las tarjetas eran gestionadas por Ildefonso Sánchez Barcoj".

Los beneficiarios de las mismas fueron 65 consejeros y miembros de la comisión de control de Caja Madrid y 21 ejecutivos y directivos, y según los testimonios de Miguel Blesa, Rodrigo Rato, Sánchez Barcoj y de la mayoría de los consejeros "el destino de las tarjetas era de libre disposición", prosigue el responsable del Ministerio Público.

Versión "inaceptable"

Luzón califica de "inaceptable" la interpretación de Blesa de que las tarjetas se enmarcaban dentro de un concepto amplio de "representación", que no concretaba ni el límite ni la necesidad de justificación de los gastos: "Los gastos de representación son una asignación presupuestaria aneja a ciertos cargos públicos o privados para atender a sus actividades sociales, no una retribución adicional".

Y por todo ello Luzón constata: "Si como se admite por los recurrentes las tarjetas eran un complemento retributivo, ninguno de los acuerdos del órgano de administración de Caja Madrid sobre compensación de gastos amparaba su emisión. Si de lo que se trataba con estas tarjetas era de cubrir gastos de representación, como autorizan los acuerdos sociales, la utilización de las tarjetas habría sido totalmente contraria a lo autorizado por la Caja".

El fiscal advierte que en la pieza separada de las tarjetas no quedan muchas diligencias por practicar, por lo que podría estar cerca de la finalización de la instrucción: "Apenas las declaraciones de algunos de los directivosdirectivos usuarios de las tarjetas y las que puedan derivarse de ellas".

En el caso de las tarjetas black han jugado un papel preponderante los activistas de la asociación 15MpaRato, acusación particular cuyo trabajo ha permitido la imputación de las cúpulas de Caja Madrid y Bankia, y especialmente de los expresidentes Miguel Blesa y Rodrigo Rato.

El 90% de los afectados por la salida a bolsa de Bankia pide al juez que expulse al FROB por apoyar a Rato

Más sobre este tema
stats