El futuro de la izquierda

Quiénes forman y qué defienden las tres corrientes que pugnarán por el liderazgo de Podemos Madrid

Podemos y el PSOE discrepan sobre quién lideraría una coalición si hay 'sorpasso' sólo en número de votos

Las cartas ya están encima de la mesa en Podemos Comunidad de Madrid. Esta semana, el sector anticapitalista del partido anunció que también presentará un proyecto para el congreso autonómico que llevará a cabo la formación en noviembre, uniéndose así a las corrientes pablista y errejonista, que ya habían hecho públicos sus proyectos. La Asamblea Ciudadana madrileña se perfila como la antesala del congreso estatal que tendrá lugar el año que viene, y por ello los tres sectores –en torno a los cuáles se estructuran las sensibilidades de Podemos– la afrontan con la vista puesta en un evento que redefinirá el partido.

La Comunidad de Madrid no es la única en la que se producirá una renovación de los cargos y el modelo organizativo. La secretaria general andaluza, Teresa Rodríguez, también anunció el pasado jueves la convocatoria de un congreso autonómico en su comunidad, y a estos dos territorios se suma Extremadura, donde también se renovarán los órganos y la hoja de ruta, y Aragón, que únicamente procederá a actualizar sus objetivos políticos pero cuya dirección, liderada por Pablo Echenique, no se someterá a primarias.

No obstante, es en Madrid donde la formación nació y donde tiene su principal feudo, y también es uno de los lugares donde los sectores y corrientes están más definidos. Las diferencias existen a nivel y político y organizativo, pero también se trata de un debate de nombres, algo que han criticado tanto Podemos Escucha –el proyecto liderado por el portavoz del partido en el Senado, Ramón Espinar– como los anticapitalistas, que el próximo domingo celebrarán su primera asamblea para comenzar la redacción de los documentos.

El congreso servirá para superar la inestabilidad de la actual dirección, muy dañada desde que el pasado mes de abril dimitieran diez dirigentes cercanos al secretario de Política a nivel estatal, Íñigo Errejón, entre duras críticas al secretario general autonómico, Luis Alegre. Entre el 28 de septiembre y el 19 de octubre se votarán los documentos, que deben de servir para configurar la nueva hoja de ruta y el modelo organizativo del que se dotará Podemos a nivel autonómico, y los nuevos dirigentes serán posteriormente votados en primarias abiertas, un proceso que tendrá lugar entre el 26 de octubre y el 9 de noviembre. infoLibre analiza lo que, hoy por hoy, se conoce de cada uno de los proyectos.

Proceso Adelante

El primero de los espacios en presentarse fue Proceso Adelante, que el pasado día 7 convocó un acto para dar a conocer el proyecto, que ahora mismo se encuentra en la fase de celebración de asambleas abiertas –un total de seis– para redactar los documentos organizativos y políticos que se votarán y servirán para determinar el futuro del partido en la Comunidad de Madrid. Podemos Adelante no ha confirmado si presentará listas a los órganos de dirección, pero se da por hecho que se postularán para liderar el partido a nivel autonómico. 

El espacio está formado, fundamentalmente, por dirigentes cercanos a las tesis de Errejón, como son la portavoz en el Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre, su homólogo en el grupo parlamentario de Podemos en la Asamblea de Madrid, José Manuel López, o los diputados autonómicos Clara Serra y Pablo Padilla. No obstante, también han confluido en el mismo Tania Sánchez y algunos de sus seguidores, como el parlamentario regional Hugo Martínez Abarca o Jorge García Castaño, concejal en el Ayuntamiento de Madrid, e incluso otros dirigentes habitualmente etiquetados como cercanos al secretario general, Pablo Iglesias, como son Miguel Vila –hasta ahora secretario de Política en la Comunidad de Madrid– o el propio Luis Alegre, el líder regional saliente.

El proyecto liderado por Sánchez y Maestre no tiene aún ningún documento redactado, aunque sí que ha planteado cinco ejes no demasiado concretos para conformarlos. Estos documentos, señala la candidatura, deben incluir medidas para "feminizar la política", apostar por el "municipalismo", promover "un nuevo modelo organizativo más amable, más abierto, más plural, más descentralizado y más participativo" –un punto en el que coincide prácticamente todo el partido–, y luchar "por los que faltan".

Esta última premisa es una de las claves del posicionamiento político de los partidarios de Íñigo Errejón y del propio secretario de Política de Podemos. Y es que Errejón y sus partidarios promulgan que el partido debe utilizar un lenguaje transversal que evite las referencias y los símbolos de la izquierda clásica, con la intención de tratar de sumar a sectores de la población que pueden identificarse con algunas de las medidas promovidas por Podemos pero que no se sienten representadas por la iconografía clásica de los partidos de izquierdas. "Seguimos mirando hacia afuera, hacia los y las que faltan", señala en este sentido la candidatura, que rechaza "ser una fuerza autocomplaciente que solo mira a su ombligo".

Podemos Escucha

Pocos días después de la presentación de Podemos Adelante, el sector congregado en torno a Pablo Iglesias anunció que promovería su propio proyecto para diseñar la nueva hoja de ruta y el nuevo modelo organizativo del partido en la comunidad. Pese a que el espacio rechaza hablar de "nombres" y todavía no ha confirmado que presentará listas para los puestos de dirección, tiene como su principal portavoz al senador Ramón Espinar, y está apoyado por pesos pesados del partido como el propio Iglesias o el exdirigente Juan Carlos Monedero.

Podemos Escucha también está celebrando estos días asambleas abiertas para concretar sus documentos, y ha habilitado un formulario para que los militantes le hagan llegar sus propuestas a través de internet. No obstante, los puntos de vista de Espinar y los suyos son conocidos, y sus diferencias principales con el sector errejonista se centran en la estrategia política: su proyecto se basa en promover la extensión territorial de Podemos y reforzar el papel de la militancia, frente a una corriente a la que acusan de centrarse demasiado en el papel institucional y de querer disputar el electorado del PSOE a base de moderar el discurso.

"Convertirnos en fuerza de gobierno puede significar disputar bolsas de electorado con el PSOE o apuntar a la politización de los sectores sociales que hoy viven al margen de una política institucional que no se ocupa de sus problemas y, por tanto, no visualizan como efectiva y/o necesaria", señaló Espinar este viernes en una tribuna en Ctxt. Para el senador, existen "dos errores" en la concepción que atribuye a los errejonistas: "El primero, vuelve a desdibujar el eje de la impugnación democrática para resituarnos en el eje izquierda/derecha", y "el segundo, anula toda posibilidad de construir una nueva dimensión política arrinconándonos como un sujeto político normalizado".

De igual forma, Espinar plantea en su tribuna la necesidad de que el partido destine "recursos económicos a su extensión e implementación territorial" con la idea de que Podemos debe conseguir mayor implantación en los territorios, toda vez que considera amortizada la estrategia de centrarse en los medios de comunicación y las redes sociales para promover las ideas de la formación. "Los círculos deben dejar de ser comités de apoyo en barrios y pueblos a los comités electorales y convertirse en actores políticos en los barrios y pueblos", porque "hoy no supone ya ninguna sorpresa encontrar nuestros argumentos en las tertulias políticas y, probablemente, la capacidad de seducción de las redes sociales haya tocado techo en su formato actual".

#Comenzamos18S

De las grandes corrientes de Podemos, Anticapitalistas ha sido la última en anunciar que participará en el debate de documentos del congreso de la Comunidad de Madrid. Lo hizo el pasado jueves, cuando informó de que su primera asamblea abierta se celebrará el próximo domingo y también difundió un manifiesto firmado por varias figuras importantes en el partido a nivel regional, como la portavoz adjunta en la Asamblea de Madrid, Lorena Ruiz-Huerta, la diputada autonómica Isabel Serra, la concejala en el Ayuntamiento de Madrid Rommy Arce o la activista LGTBI Boti García Rodrigo.

El principal portavoz de la iniciativa es el eurodiputado Miguel Urbán, que en el proceso de primarias que se celebró el año pasado perdió la Secretaría General ante Luis Alegre por apenas cinco puntos –un 49,88% frente al 44,44%– y que no descarta liderar de nuevo una lista para los órganos internos, si bien la corriente anticapitalista aún no ha confirmado que se presentará a las primarias. Y es que, según confirma el propio Urbán a infoLibre, no descartan conformar una lista conjunta con el equipo de Espinar.

A nivel de discurso existen coincidencias entre ambos proyectos, ya que el manifiesto promovido por los anticapitalistas promueve la "vuelta a las plazas" como uno de sus ejes fundamentales para evitar "el principal riesgo de Podemos": "Convertirse en un partido como todos los demás" y "quedar asimilado a las instituciones y las reglas del sistema". De igual forma, el espacio también plantea que "los círculos y las organizaciones locales deben asumir un papel protagonista en el nuevo periodo si queremos que Podemos se enraíce en los territorios desde el acuerdo y el respeto a las diversas realidades locales".

En conversación con este diario, Urbán se felicita de que se hayan "asentado una serie de lugares comunes" en Podemos que, desde todas las corrientes, abogan por terminar con el modelo organizativo aprobado en Vistalegre y establecer un partido menos jerarquizado y en el que, por ejemplo, se implante la proporcionalidad en los sistemas de elección de las direcciones internas. "Los que nos opusimos a un modelo vertical en Vistalegre podemos decir que hemos ganado", se alegra el eurodiputado.

No obstante, esas no son las únicas semejanzas entre los anticapitalistas y el equipo capitaneado por Espinar, que también coinciden en sus críticas al modelo que atribuyen a los errejonistas. "Nosotros apostamos por la removilización, queremos impulsar ese Podemos de protestar para poder ganar", sostiene Urbán, que critica que, a su juicio, Adelante tiene "miedo" de hablar de "qué proyecto político defiende para Madrid". "Hay alguna gente que quiere parecerse demasiado al Madrid que propone Gabilondo", critica el eurodiputado, que propone que Podemos dé un giro a la izquierda y "vuelva a hablar de deudas ilegítimas, de pobreza energética, de remunicipalizaciones, de auditorías".

Anticapitalistas propone una portavocía coral en Podemos Madrid

Anticapitalistas propone una portavocía coral en Podemos Madrid

Más sobre este tema
stats