El estado de la Educación en España

El gasto público educativo sigue por debajo del techo de 2009 mientras la concertada encadena su sexto récord

Un hombre con lazos naranjas durante una jornada de manifestación contra la 'Ley Celaá'
  • Este artículo está disponible sólo para los socios y socias de infoLibre, que hacen posible nuestro proyecto. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripción haciendo click aquí. Si no lo eres y quieres comprometerte, este es el enlace. La información que recibes depende de ti.

Récord tras récord, desde 2014. Cuatro años seguidos ya por encima de los 6.000 millones de euros. La educación concertada, es decir, la privada financiada con fondos públicos, característica del modelo español desde hace más de 35 años, rompe su techo de financiación año tras año desde 2014. Así lo revela la Estadística de Gasto Público en Educación, actualizada este miércoles con los datos oficiales del ejercicio de 2019. La educación concertada, que permite a la Iglesia mantener un potente foco de influencia social pese al avance de la secularización, recibió en 2019 un total de 6.652.648.000 euros, la gran mayoría, más de un 99%, de las administraciones educativas de las comunidades autónomas. Es el sexto récord absoluto de la partida de conciertos y subvenciones a la enseñanza privada, que se produce mientras el gasto educativo público total todavía no ha recuperado el pulso anterior a la Gran Recesión. En 2019, último año con datos cerrados, se gastó menos dinero público en educación que hace diez años. Hubo además un leve retroceso del gasto en becas con respecto a 2018. Los nuevos datos demuestran un logro: se ha puesto fin a una década de retroceso del gasto educativo en relación con el PIB.

Resulta ilustrativo sobre la evolución de la financiación pública de la educación privada observar la comparación no sólo con 2018, sino también con 2008, para ver el impacto de la Gran Recesión, y con 1992, inicio de la serie estadística que publican los ministerios de Educación y Universidades. La subida de la financiación pública de la concertada en 2019 es de un 4,94% con respecto a 2018 (6.339,1 millones), de un 22,79% con respecto a 2008 (5.418,36 millones) y de un 311,7% con respecto a 1992 (1.615,59 millones). El gasto público de las autonomías en educación concertada subió en 2019 en todas las comunidades, salvo Castilla y León.

¿Resiste el gasto público educativo global la comparación con el que recibe la concertada? No. Es sencillo de observar, con los datos en la mano. El gasto público en educación alcanzó en 2019 los 53.052.762.000 euros, un 4,72% más que en 2018 (50.660,32 millones), un 2,58% más que en 2008 (51.716 millones) y un 199,5% más que en 1992 (17.709,32 millones). La concertada, un amplio sector de la cual ha hecho campaña contra la Ley Celaá denunciando un maltrato con la nueva norma, ha crecido más porcentualmente tomando estas tres referencias: 4,94% frente a 4,72% comparando con 2018, 22,79% frente a 2,58% comparando con 2008 y 311,7% frente a 199,5% comparado con 1992.

El gasto educativo público, que subió en todas las comunidades, no marca récord. En 2019, pese a que encadena cinco años de subidas, sigue por debajo de los niveles precrisis. Los 53.052,76 millones son menos que los datos de 2009 y 2010: 53.895,01 millones y 53.099,32 millones, respectivamente. En cambio, si se excluye la educación no universitaria, los 37.783,7 millones de euros dedicados en 2019 al resto de etapas sí superan el máximo histórico, hasta ahora situado en 2009. Hay partidas llamativas. El gasto en formación del profesorado de 2019, 172,5 millones de euros, sigue lejos del ciclo 2004-2011, cuando se superaron siempre los 200 millones, incluyendo un pico de 276,1 en 2009. El personal y las cotizaciones sociales consumieron en 2019 36.930,1 millones, casi un 70% del gasto público educativo total.

El modelo de concertada es permanente objeto de controversia. A pesar de la teórica gratuidad en los niveles obligatorios de la educación concertada, es decir, de la educación privada financiada con fondos públicos, el gasto por alumno que suponen para las familias los servicios educativos acaba siendo más de tres veces superior al que supone en la pública, como desvelan los datos del INE del curso 2019-2020. Parte de la concertada ha sido acusada de fomentar la segregación escolar [ver aquí y aquí]. Informes académicos, de consumidores y familias detallan cómo centros privados financiados con dinero público, en su mayoría controlados por la Iglesia, levantan barreras de entrada a alumnado desfavorecido, entre ellas el pago de cuotas.

Relación con el PIB y becas

El gasto educativo en relación con el PIB se quedó en 2019 en un 4,26%, lo que supone una subida de cuanto centésimas con respecto al 4,21 de 2018. Puede parecer un alza tímida, pero es importante. ¿Por qué? Porque marca un cambio de tendencia, ya que este porcentaje llevaba bajando año tras año ininterrumpidamente desde 2009, cuando estuvo en un máximo del 5,04%. España aún está a casi 8 décimas de su mejor dato, y también sigue por debajo del porcentaje que había al inicio de esta serie, en 1995 (4,66%). 

Las becas y ayudas al estudio bajan en 2019 un 0,99% con respecto a 2018, de 2.104,19 a 2.083,33 millones. La subida con respecto a 2008 es del 19,01% y con respecto a 1992 del 421,38%. El récord sigue estando en 2018.

Doce comunidades redujeron el porcentaje de gasto social en medio de la pandemia

Doce comunidades redujeron el porcentaje de gasto social en medio de la pandemia

Más sobre este tema
stats