EL NEGOCIO DE LA SALUD

El gigante de la sanidad privada se lucró en España con cerca de 18 millones de euros por medio de prácticas corruptas

El hospital de Torrecárdenas (Almería) es uno de los centros donde se cobraron sobornos de Fresenius.

La multinacional alemana Fresenius ha tenido que pagar 237 millones de dólares –211,5 millones de euros– al Tesoro de Estados Unidos por sobornar durante años a decenas de médicos en 16 países, uno de ellos España. A cambio de regalos, viajes a congresos, donaciones y pagos por consultorías ficticias, Fresenius consiguió adjudicaciones de concursos en hospitales públicos españoles que le reportaron unos ingresos de más de 20 millones de dólares –17,8 millones de euros– entre 2007 y 2015, según el documento que acredita el acuerdo alcanzado entre la SEC y la multinacional el pasado mes de marzo. Fresenius es el principal grupo sanitario europeo y, desde septiembre de 2016, el dueño de QuirónsaludQuirónsalud (antes Capio), el gigante de la sanidad privada de España. Gestiona 47 hospitales, desde la Fundación Jiménez Díaz hasta las clínicas Ruber, Teknon y Dexeus o el Hospital La Luz.

En todo el mundo, las prácticas corruptas se tradujeron en unos ingresos de 135 millones de dólares para la compañía alemana. Como desveló este viernes El País, además de España, los sobornos de Fresenius se extienden a Marruecos, Turquía, Arabia Saudí, Angola, otros ochos países de África Occidental que no precisa, México, Serbia y Bosnia. Y no sólo pagó sobornos, sino que también sus directivos impedían “activamente” cualquier esfuerzo por cumplir la normativa, “implicándose personalmente en las tramas de corrupción y empujando a sus subordinados a destruir las pruebas de su conducta indebida”, explica la SEC.

Los pagos indebidos se hicieron en una de las cuatro divisiones de la multinacional, Fresenius Medical Care, que se dedica a la venta de productos y servicios para pacientes con fallo renal, como los de diálisis. En España, en concreto, los médicos sobornados le adelantaron información sobre los requisitos de concursos en hospitales públicos, aunque el documento de la SEC también habla de “administradores” de esos centros sanitarios. No cita sus nombres, tampoco de qué hospitales se trata. Tan sólo habla de uno situado en Valencia, otro en Torrecárdenas (Almería) y de seis médicos más que El País sitúa en Barcelona.

A cambio de regalos, viajes a congresos médicos, vuelos a Estados Unidos y donaciones a proyectos de los nefrólogos sobornados, Fresenius conseguía modificar requisitos de los pliegos de las adjudicaciones. También pagaba consultorías ficticias a estos facultativos, entre 16.000 y 187.000 euros al año. En el caso del hospital valenciano que menciona la SEC, la empresa alemana se hizo con un contrato de dos millones de dólares tras abonar a un médico 114.000 dólares entre 2008 y 2011. Además, donó 40.000 dólares más a los programas de formación dirigidos por ese médico en la fundación del hospital. Después, entre 2012 y 2014, le abonó otros 51.600 dólares en viajes y regalos. En el hospital de Torrecárdenas, Fresenius se adjudicó el 60% del concurso, unos tres millones de dólares. Y a seis especialistas de otro hospital público la empresa alemana les compró la clínica que habían abierto, les sufragó el 5% de su facturación y después les pagó un alquiler. También les abonó consultorías. En total, más de tres millones de dólares para los seis, que derivaban pacientes a la clínica de Fresenius o usaban los productos de la marca pese a ser más caros.

Los directivos no hicieron nada

Estas prácticas fueron puestas al descubierto en 2010 por el equipo de auditoría interna de Fresenius Medical Care, asegura la SEC. Cuatro años más tarde, otro informe del mismo equipo, que fue enviado a los mismos responsables que el de 2010 e incluso al equipo directivo al completo de la compañía, activó las alertas sobre los pagos a funcionarios públicos que se realizaban en España, con regalos, donaciones, patrocinios, comisiones y pagos de consultoría que no fueron “documentados”. Sin embargo, subraya el supervisor estadounidense, los pagos continuaron haciéndose hasta 2015. “Muchos de ellos fueron registrados de forma indebida como gastos de consultoría en los libros de Fresenius Medical Care y de Fresenius Medical Care España”, concluye el documento.

Como la multinacional informó de forma voluntaria sobre algunas de sus prácticas ilegales durante la investigación a que fue sometida, entregó documentos y puso a disposición de la SEC a los empleados involucrados, el organismo llegó a un acuerdo para no procesar a Fresenius durante tres años, a cambio de que la empresa reconociera su responsabilidad penal. También le ha impuesto el pago de una multa de 84,7 millones de dólares a cambio de no castigarla con otra civil, así como el abono de una compensación de 135 millones y de 12 millones más en concepto de intereses.

El beneficio de Fresenius en España se dispara un 26%

Otra de las divisiones de la multinacional alemana, Fresenius Helios, fue la que compró en septiembre de 2016 –un año después de que se pusiera fin a los “pagos inapropiados” a médicos– el 100% del principal grupo privado de hospitales de España, Quirónsalud. La adquirió al fondo de inversión CVC, que lo había fusionado con IDC Salud, antes conocida como Capio, en 2014. Fresenius pagó entonces 5.760 millones de euros.

Según los datos de su última memoria, Fresenius Helios facturó 8.993 millones de euros en 2018, de los cuales 3.023 millones corresponden a su negocio en España. La cifra supone un aumento del 17% respecto al ejercicio anterior. Su beneficio operativo (EBIT), 413 millones de euros, se disparó en España ese ejercicio un 26%, mientras se hundía un 14% en Alemania.

De sus cuatro divisiones, Medical Care supone casi la mitad de toda su facturación, que ascendió en 2018 a 33.530 millones de euros. Los servicios de diálisis le proporcionan el 51,43% de su beneficio operativo, que alcanzó 4.561 millones. Ese último ejercicio, Fresenius sufrió una caída de su facturación del 1,06% respecto al año anterior, que se tradujo en un recorte de su beneficio de explotación del 5,57%. En todo el mundo, la multinacional cuenta con 276.750 empleados, de los cuales corresponden a Helios España 31.094. Pero mientras en Alemania Fresenius atiende a 5,32 millones de pacientes, en España la cifra casi se triplica y alcanza los 13,31 millones. Porque, aunque su número de camas y hospitales es menor, cuenta con casi tres veces más de pacientes tratados en 57 centros de día y 300 centros de prevención de riesgos laborales.

Audita Sanidad presentará una  denuncia ante la Fiscalía contra la cúpula de la Consejería madrileña por fraude

Audita Sanidad presentará una denuncia ante la Fiscalía contra la cúpula de la Consejería madrileña por fraude

Más sobre este tema
stats