El 'caso Ayuso'

El Gobierno de Cifuentes pagó 102.000 euros del préstamo que no devolvió la empresa de los padres de Ayuso

Isabel Díaz Ayuso en un acto de la Comunidad de Madrid.

La Comunidad de Madrid ha terminado pagando una parte significativa de los 400.000 euros que Avalmadrid concedió en una operación de crédito-aval a la empresa MC Infortécnica SL y que sus dueños, entre ellos los padres de la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, no devolvieron jamás. Lo hizo el 3 de marzo de 2016, cuando el Gobierno regional estaba presidido por Cristina Cifuentes, y la cantidad que tuvo que abonar a Avalmadrid ascendió a 102.030,55 euros. Ese desembolso se realizó de acuerdo con un convenio que la sociedad de garantías había firmado con el Ejecutivo autonómico el 24 de marzo de 2011, cuando estaba presidido por Esperanza Aguirre.

De acuerdo con ese convenio, la Comunidad de Madrid actuaba como reavalista de determinadas operaciones afianzadas por Avalmadrid. En cada caso, asumió un porcentaje diferente del reaval. Así, en el préstamo de 400.000 euros a MC Infortécnica SL, la Comunidad reavaló el 25%, lo que explica que la cantidad abonada el 2 de marzo de 2016 fuese de 102.030,55 euros (el 25% del total más la parte correspondiente de los intereses generados hasta esa fecha).

Los datos sobre la fecha del pago y la cantidad exacta abonada fueron facilitados a infoLibre por el Portal de Transparencia del Gobierno madrileño.

Otro 50% del préstamo de MC Infortécnica SL fue reavalado por la Compañía Española de Reafianzamiento (Cersa), una sociedad con un 98% de capital público que otorga el respaldo del Estado a los riesgos asumidos por las 18 sociedades de garantía recíproca que existen en España. Cersa cubrió otros 206.123 euros del fallido de MC Infortécnica SL.

Avalistas y reavalistas: ¿cómo funciona?

En el dinero otorgado a la empresa que tenía entre sus socios a los padres de Ayuso intervinieron diversos actores financieros. Veámoslo:

Los 400.000 euros del préstamo los puso Caja España. Pero estaban afianzados por Avalmadrid. Es decir, si MC Infortécnica SL no devolvía el dinero, Caja España se lo reclamaba a Avalmadrid. Eso es exactamente lo que ocurrió, puesto que la empresa de los padres de Ayuso no devolvió ni un euro. Así que Avalmadrid le abonó a Caja España, entre abril de 2012 y junio de 2014, un total de 416.175,60 euros (la cantidad inicial más los intereses).

Avalmadrid, a su vez, reavaló la operación con Cersa (50% del total) y la Comunidad de Madrid (25%). En otras palabras, una vez declarado fallido el préstamo, Avalmadrid tenía derecho a dirigirse a ambas para reclamarles el dinero correspondiente. Por eso, la Comunidad de Madrid tuvo que desembolsar 102.030,55 euros el 3 de marzo de 2016. 

Avalmadrid también pidió garantías a la empresa que recibió el crédito y a sus ocho accionistas. En concreto, hipotecaron una nave industrial en el municipio de Sotillo de la Adrada (Ávila) y los ocho se convirtieron en avalistas solidarios, es decir, todos ellos respondían con todos sus bienes presentes y futuros del total del préstamo.

MC Infortécnica SL dejó de pagar el préstamo, que se le había concedido el 15 de marzo de 2011, en diciembre de aquel año, cuando le tocaba devolver la primera cuota. El 2 de abril de 2012, el Comité de Morosidad de Avalmadrid aprobó abonar a Caja España, la entidad que había prestado el dinero, el importe impagado por MC Infortécnica SL, además de ejecutar las garantías que habían puesto los socios para solicitar el aval: una nave en Sotillo de la Adrada (Ávila) y los bienes personales de los cuatro matrimonios. Pero hasta el 26 de noviembre de 2012 no entregó a Cobralia, la firma que tenía contratada para recuperar fallidos, el expediente de la empresa a fin de que reclamara en los juzgados la nave y los bienes de los avalistas. En 2013 los abogados de Cobralia pidieron al juez el embargo del local, que no fue subastado hasta abril de 2018. El precio de adjudicación fue de 272.000 euros, aunque el valor de mercado de la nave de Sotillo es muy inferior.

Pero jamás se ejecutaron los bienes de los cuatro matrimonios asociados en MC Infortécnica. De hecho, Avalmadrid permitió con su falta de diligencia que los morosos fueran traspasando sus bienes. Cuando le entregó el expediente a Cobralia habían desaparecido del patrimonio de los socios de la empresa 7 de los 14 bienes inmuebles que tenían en propiedad en el momento de solicitar el préstamo. Esos siete inmuebles cambiaron de titular a través de donaciones o ventas prohibidas por la ley y los restantes ya estaban hipotecados, así que les fue imposible venderlos o donarlos. Los padres de Díaz Ayuso fueron los primeros en traspasar su patrimonio, mediante donaciones a sus hijos y la venta de una nave en Sotillo de la Adrada a terceros ajenos a la familia.

El dinero público cubre los impagos de los Ayuso

A la vista de la cobertura pública de que se ha beneficiado el crédito fallido de MC Infortécnica SL, el quebranto para el contribuyente puede ascender al 75% del importe total. Lo que ya es seguro, de acuerdo con la información que hoy desvela infoLibre, es que a los contribuyentes madrileños ya les ha costado 102.030,55 euros el impago del préstamo por parte de MC Infortécnica SL. En otras palabras: el dinero que dejaron de pagar los padres de Ayuso y los otros seis socios de la empresa lo han puesto, en un 25%, los contribuyentes madrileños.

El pago realizado por la Comunidad madrileña formó parte de un lote de 15 expedientes que Avalmadrid declaró fallidos, por un importe total de 381.019 euros y que se liquidaron en la misma fecha, el 3 de marzo de 2016. Se trata de una parte de los 51 fallidos que por valor de 2,46 millones de euros han sido abonados hasta el día de hoy por la Comunidad de Madrid en cumplimiento del acuerdo de reafianzamiento entre ambas instituciones. Ese convenio supuso el reaval de un total de 464 operaciones firmadas a lo largo de 2011, que ascendieron a 87,26 millones de euros, según la información facilitada a este periódico por la propia Comunidad de Madrid.

Con Cersa, Avalmadrid firma cada año un contrato. El último es de 2018 y establece una cobertura de entre el 35% y el 80% de los riesgos asumidos por la sociedad de garantías madrileña.

Críticas del Banco de España

La gestión del reafianzamiento realizada por Avalmadrid también fue objeto de reproche en los informes del Banco de España, que destaparon numerosas irregularidades en la entidad semipública y han servido de base para crear una comisión de investigación en la Asamblea de Madriduna comisión de investigación en la Asamblea de Madrid. De hecho, el supervisor bancario envió un requerimiento a la sociedad de garantías para que cambiara su política de reavales: en sus inspecciones había encontrado 78,4 millones de euros en operaciones que carecían de reafianzamiento.

Avalmadrid se comprometió con el Banco de España a implantar a partir del 1 de enero de 2013 un límite de reaval por operación financiera de un millón de euros. Pero tardó 19 meses en aplicarlo. Mientras tanto, continuó autorizando operaciones que superaban ese máximo. Su consejo de administración incluso aprobó en ese tiempo un acuerdo para elevar el límite en un 75% y que pudiera también superarse en caso de novaciones, reafianzamientos y restructuraciones de avales en vigor, destaca el informe del Banco de España. En otras palabras, mientras el reaval de algunas operaciones excedía el tope de riesgo recomendado por el supervisor bancario, otras se quedaban sin él porque Avalmadrid había agotado a mitad de ejercicio el importe anual concedido por Cersa y la Comunidad de Madrid.

PP y Cs rechazan por segunda vez que Díaz Ayuso comparezca en la comisión que investigará a Avalmadrid

PP y Cs rechazan por segunda vez que Díaz Ayuso comparezca en la comisión que investigará a Avalmadrid

Más sobre este tema
stats