Los límites del Estado aconfesional

La Iglesia recibe vía IRPF el doble que en 2007 pese a caer más del 11% en sacerdotes

La vicepresidenta del Gobierno Carmen Calvo y Juan José Omella, presidente de la Conferencia Episcopal, en una reunión en junio de 2020.
  • Este artículo está disponible sólo para los socios y socias de infoLibre, que hacen posible nuestro proyecto. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripción haciendo click aquí. Si no lo eres y quieres comprometerte, este es el enlace. La información que recibes depende de ti.

La era del 0,7% está siendo dorada en lo económico para la Conferencia Episcopal, en contraste con el declive de su armazón religioso. La Iglesia ha duplicado el dinero público anual que recibe vía IRPF desde 2007, mientras su número de sacerdotes ha caído más de un 11% y el de seminaristas más de un 18%.

El Gobierno de España y el Vaticano acordaron, en diciembre de 2006, subir la asignación a la Iglesia católica de un 0,52% a un 0,7% por cada equis marcada en la casilla de la declaración de la renta. Quedó intacto el rasgo esencial del acuerdo: el dinero que se le entrega a la Iglesia se calcula por el número de equis marcadas, pero se trata de un dinero público, detraído del monto total recaudado. A los que marcan ni se los hace pagar más ni se les devuelve menos. El tiempo ha demostrado que fue un importante logro de la Conferencia Episcopal Española (CEE), con Ricardo Blázquez como presidente.

La asignación tributaria antes del cambio se situaba en torno a los 150 millones, según la información facilitada a infoLibre por Hacienda. En 2007, fue concretamente de 152 millones de euros. La primera asignación tributaria con el nuevo sistema se produjo en 2008, explica a este periódico la Conferencia Episcopal. La CEE acaba de hacer pública su serie de ingresos púbicos vía IRPF 2008-2019. El dato de 2019, que recoge la inyección obtenida mediante la declaración de la renta de 2020, marca un récord histórico, con 301,2 millones.

El dinero del ejercicio de 2019 supone una subida del 5,64% con respecto a los 285,1 millones de 2018, que a su vez era ya el récord de la serie. Van cuatro años de subida ininterrumpida, desde los 249,6 millones de 2015. En toda la serie publicada por la CEE el dinero no ha bajado de 246,9 millones (2013).

La memoria sobre el ejercicio de 2007 contiene datos que demuestran que el incremento de la asignación económica se produce en paralelo a una pérdida de fuerza de la institución católica. Esta es la evolución entre las memorias de 2007 y 2019.

Sacerdotes: De 19.121 a 16.960, una caída del 11,3%.

Seminaristas: De 1.381 a 1.129, una caída del 18,24%.

Primeras comuniones: 256.587 a 204.618, una caída del 20,25%%.

Bautismos: 325.271 a 175.844, una caída de un 45,9%.

Matrimonios: 113.187 a 36.650, una caída del 67,6%.

Han subido en cambio los catequistas, de aproximadamente 70.000, a 96.470 (+37,81%). Y también las confirmaciones, de 96.766 a 124.258 (+28,41%).

Obviamente algunos de los retrocesos no son sólo producto de la secularización, sino que tienen también causas demográficas. No obstante, hay datos incontestables. Casi la mitad de los hijos nacen ya en España fuera del matrimonio, con datos del INE. El retroceso de la fuerza religiosa de la Iglesia, en una sociedad crecientemente secularizada, viene siendo compensado con un avance en las aulas [ver aquí información en detalle].

Trece TV y superávit

¿En qué emplea la Iglesia el dinero público recibido, producto de casi 7,3 millones de declaraciones? El 79,1% va a las 70 diócesis, "para su sostenimiento", según la Conferencia Episcopal. Ahí entra la remuneración del clero. La segunda partida más importante es un 8,6%, en Seguridad Social del clero. Cáritas se lleva un 2,4%, una cantidad que contrasta con su protagonismo en las campañas Xtantos. Cáritas también se financia con dinero de las propias diócesis, con aportaciones privadas y con la casilla de fines sociales.

La aportación directa a Cáritas, de 6,37 millones, es menor que la que hace la Conferencia Episcopal a Trece TV, de 6,8 millones. La Iglesia sube un 80,85% el dinero aportado a Trece TV, que en 2018 fue de 3,76 millones.

La de 2019 es la primera memoria después de la fiscalización del dinero público recibido por la Iglesia realizada por el Tribunal de Cuentas, que cuestionaba la sujeción a la normativa europea de esta asignación de dinero del IRPF a una sociedad mercantil. Dicha auditoría, que provocó tensiones entre sectores dentro del órgano fiscalizador a raíz de que infoLibre publicara el informe preliminar, alertaba de un insuficiente control del dinero asignado no sólo la Iglesia católica, sino también a las confesiones minoritarias. Gracias entre otras vías de ingresos al IRPF, las diócesis cosecharon en 2019 un superávit de 22,1 millones, según la memoria de la CEE.

Los teólogos progresistas acusan a la Iglesia española de apropiarse de dinero "que debería destinarse a fines sociales"

Los teólogos progresistas acusan a la Iglesia española de apropiarse de dinero "que debería destinarse a fines sociales"

Más sobre este tema
stats