Directo
Ver
La gran paradoja del 21A: un Parlamento más soberanista, una ciudadanía menos independentista

Podemos

Iglesias intenta pacificar Podemos con un acuerdo entre Espinar y Errejón

Pablo Iglesias, junto a Íñigo Errejón y Ramón Espinar antes de comenzar la rueda de prensa.

La dirección de Podemos intenta cerrar heridas tras la crisis abierta por la filtración de Carolina Bescansa. Este jueves por la tarde, el secretario general, Pablo Iglesias, compareció acompañado del líder madrileño del partido, Ramón Espinar, y del ex número dos, Íñigo Errejón, para anunciar que estos dos últimos han llegado a un acuerdo para concurrir conjuntamente a las primarias que determinarán la lista que presentará Podemos a las elecciones autonómicas de 2019. Errejón será, salvo sorpresa mayúscula, el candidato, y fuentes de su entorno explican que controlará en torno al 60% de los principales puestos de la lista. Espinar ocupará el puesto número dos de la lista, pero los estatutos de Podemos obligan a alternar hombres y mujeres en las candidaturas electorales, así que el puesto por el que competirá será realmente el número tres.

Los tres líderes trataron de mostrar unidad para cerrar la crisis que se abrió este miércoles tras la filtración de un documento en el que Bescansa proponía a Errejón un plan para descabalgar a Iglesias de la Secretaría General de Podemos, un hecho que ha "precipitado" el acuerdo a tres, según Errejón. Iglesias sostuvo que, tras hablar con antiguo número dos, confía en que no tenía nada que ver con ese plan, y le agradeció tanto a él como a Espinar que hayan podido suscribir un acuerdo para presentar a las primarias una "propuesta de unidad desde la pluralidad". En esa lista, por el momento, no se encuentra el sector anticapitalista de Podemos, si bien tanto Errejón como Espinar pidieron varias veces su participación en la misma.

No obstante, dado que hasta este viernes el plazo está abierto para registrar la candidatura, los dos dirigentes no quisieron ofrecer detalles sobre el reparto de los puestos o el lugar que ocuparán los principales líderes, a la espera de una eventual inclusión de los anticapitalistas que parece muy complicada. "Vamos a ir abriendo las sorpresas una a una", se limitó a responder Errejón, que únicamente detalló que contará con "autonomía" para diseñar la campaña electoral y que ha alcanzado un pacto con Espinar para "cooperar" a la hora de registrar la candidatura ante la Junta Electoral. Esos dos puntos separaban a principios de la semana a las dos corrientes, hasta el punto de haber puesto en peligro el pacto.

Pero la crisis generada por la filtración de Bescansa ha fomentado el cierre de filas de la dirección del partido. Errejón aseguró que, pese a no hacerlos públicos, "todos" los detalles de la candidatura están pactados y cerrados, y afirmó que su intención es evitar que se hable de las cuestiones internas de Podemos en el año que queda hasta las elecciones. Espinar, igualmente, confió en poder "devolverle a Podemos la tranquilidad y la calma", y aseguró que "confía" en Errejón después de las últimas horas de crisis. "Errejón es la persona adecuada para encabezar la candidatura de Podemos y mi dirección así lo entiende", zanjó.

En cualquier caso, la candidatura que salga de las primarias que celebrará Podemos entre el 9 y el 14 de mayo no será la que el partido morado presente a las elecciones de 2019. A ella tendrán que sumarse, previsiblemente, miembros de IU y Equo, partidos con los que Podemos negocia una confluencia para concurrir conjuntamente a los comicios. Así lo expresó Errejón, que afirmó querer en su lista "a compañeros de viaje de otras organizaciones para hacer un camino que saque la mentira de la Puerta del Sol".

Los anticapitalistas rechazan la propuesta

Podemos retira de su sede el eslogan 'Nosotras' tras las críticas y reconoce que fue "un error"

Podemos retira de su sede el eslogan 'Nosotras' tras las críticas y reconoce que fue "un error"

Quienes parece que no estarán en esa lista serán los anticapitalistas de Podemos, que el miércoles decidieron no presentar su propia candidatura a las primarias y que este mismo jueves criticaron con dureza el pacto entre Errejón y Espinar, resultado, a su juicio, de "repartir sillones y configurar listas en despachos". Uno de sus líderes, el diputado madrileño Raúl Camargo, afirmó en los pasillos de la Asamblea de Madrid que las primarias están "predefinidas" para evitar que cualquier lista que no sea la de Errejón obtenga representación, y aseguró que ese formato "no cuadra con la nueva política".

Fuentes del sector anticapitalista explicaron a infoLibre que Errejón y Espinar ofrecieron dos puestos a esa corriente dentro de su lista, una propuesta que los anticapitalistas rechazaron al no compartir ni el sistema electoral diseñado por la dirección de Espinar ni el hecho de que Errejón vaya a tener "manos libres" en la candidatura. El miércoles, esa familia decidió no presentar tampoco una lista alternativa, por lo que se quedarán fuera del grupo de Podemos en la próxima Asamblea de Madrid si la dirección madrileña del partido no cede a su exigencia de celebrar un segundo proceso de primarias junto a IU y Equo una vez se haya cerrado el acuerdo de coalición con estas fuerzas.

"Si nos hubiéramos presentado con los números que tenemos no hubiéramos obtenido ninguna posición. Son primarias predefinidas, mucho más cuando no había neutralidad ni igualdad de oportunidades", aseguró igualmente Camargo en sus declaraciones. Fuentes del sector anticapitalista calculan que, incluso habiendo presentado una lista propia que reuniera un apoyo de en torno al 30% en las primarias, el sistema electoral diseñado por la dirección de Espinar les hubiera dejado fuera de los puestos de salida en la candidatura electoral. "Presentar lista hubiera significado legitimar el proceso y quedarnos a la vez fuera", sostienen estas fuentes.

Más sobre este tema
stats