Igualdad

Igualdad acusa al PSOE de vetar sus leyes Trans y LGTBI y Moncloa responde que trabaja en un texto con "seguridad jurídica"

La ministra de Igualdad, Irene Montero, es felicitada por la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, en su toma de posesión en enero de 2020.

El Gobierno no termina de fraguar un acuerdo sólido respecto a la Ley Trans y la Ley de Igualdad LGTBI. Si el compromiso del Ministerio de Igualdad fue primero llevarla a Consejo de Ministros durante la primera quincena de febrero, este lunes el departamento de Irene Montero hizo público un aplazamiento hasta el 23 de febrero. Parece que tampoco podrá ser. Fuentes del Ministerio de Igualdad apelaron este lunes a un "bloqueo" por parte del PSOE, también de cara a la nueva fecha. Los socialistas, señalan las mismas fuentes, "impiden que se produzca el debate" de las leyes en el Consejo de Ministros.

De acuerdo a la versión de la cartera dirigida por Irene Montero, el PSOE ha "bloqueado" la reunión previa al Consejo de Ministros, en la que participan todos los ministerios y donde se decide qué asuntos serán tratados después. "Es anómalo que se bloqueen debates de leyes" en estas reuniones, critican las mismas fuentes, quienes recalcan que "la sorpresa es mayúscula, ya que son textos trabajados". El propio inicio de los trámites, añaden, "ayuda al debate con las comunidades autónomas, ministerios y sociedad civil".

La sorpresa en la cartera es si cabe mayor, sostienen las mismas fuentes, teniendo en cuenta que "no se ha hecho constar en estos diez días ninguna aportación o modificación por ningún ministerio". En ese sentido, recalcan que la Vicepresidencia Primera, pilotada por Carmen Calvo, cuenta con los borradores desde el 19 de enero y el 25 del mismo mes "se acuerda" que llegarían al Consejo de Ministros la primera quincena de febrero. Vicepresidencia Primera, matizan, sí elaboró una serie de propuestas que han sido incorporadas a los textos. El resto de los ministerios tuvieron acceso a los documentos el 4 de febrero, pero desde entonces no trasladaron ningún matiz a las propuestas.

Dado que el tiempo ha ido corriendo sin ningún avance en la materia, el Ministerio de Igualdad inició este viernes 12 los trámites para llevar ambas normas a la reunión preparatoria del Consejo de Ministros del 23 de febrero. Este lunes, no obstante, esa pretensión del ministerio ha sido frenada por los socialistas. Al menos según la versión de los primeros.

Fuentes de Moncloa, por su parte, aclaran estar trabajando en "una norma legal que proteja los derechos y evite las discriminaciones del colectivo LGTBI" y dicen estar haciéndolo "de la misma manera que se elabora cualquier otro anteproyecto de ley: con calidad normativa y seguridad jurídica y teniendo en cuenta las aportaciones de lo ministerios concernidos". En ese sentido, continúan las mismas voces, "el Gobierno hubiera preferido que este trabajo hubiera seguido los cauces habituales como en la tramitación de cualquier otra ley y que de manera interna se elaborara un texto consensuado, pero la filtración pública de un borrador que solo responde a las aspiraciones" del sector morado "no lo está haciendo posible".

Asimismo, reprochan, el "establecimiento unilateral de unas fechas tope que no se corresponden con la marcha actual de los trabajos" han contribuido a engrosar las diferencias internas y lastrar la evolución natural del compromiso legislativo. "Es necesario dotar al anteproyecto del rigor constitucional que requiere cualquier norma que regula derechos", reafirman las fuentes de Moncloa. En ese sentido, confirman su compromiso por sacar adelante "esta ley lo antes posible" para iniciar su "tramitación parlamentaria" y que de esta manera "no se vean frustradas las aspiraciones del colectivo LGTBI".

Un día antes del debate sobre la 'ley Zerolo'

El de este lunes constituye un nuevo episodio en el agrio desencuentro protagonizado por los socios de Gobierno. El equipo morado reprocha a sus aliados no cumplir con los acuerdos rubricados hace un año en torno a los compromisos por la igualdad y la diversidad, que contemplaban la puesta en marcha de tres leyes: Ley Trans, Ley de Igualdad LGTBI y Ley para la Igualdad de Trato y no Discriminación. Los socialistas, en cambio, critican la ausencia de solidez jurídica de la norma que legisla el cambio registral de género y considera que el texto no está listo para continuar su tramitación.

La nueva brecha entre ambos partidos se produce precisamente un día antes del debate para la toma en consideración de la Ley para la Igualdad de Trato, bautizada como ley Zerolo. La norma, confeccionada por el Grupo Parlamentario Socialista, llega este martes a Pleno sin acuerdo entre los dos grupos. El motivo tiene que ver, según critica Unidas Podemos, con que los socialistas registraran la proposición en solitario, en lugar de hacerlo junto a los morados. "Están haciendo oposición al Gobierno", decía la semana pasada Enrique Santiago (IU) en rueda de prensa. El PSOE, por su parte, espera que la ley salga adelante porque "forma parte del ADN de la izquierda". 

Altamira Gonzalo: "Acreditar la situación de transexualidad y permanencia en el tiempo no es una restricción de derechos"

Altamira Gonzalo: "Acreditar la situación de transexualidad y permanencia en el tiempo no es una restricción de derechos"

Más sobre este tema
stats