Una empresa que contactó con un edil de Almeida medió en el otro contrato bajo sospecha y 20 más

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, participa en la lectura continuada de El Quijote, en el Círculo de Bellas Artes.

La lista de intermediarios para la compra por el ayuntamiento madrileño de equipos de protección frente al Covid ya no se limita al tándem Luis Medina-Alberto Luceño, a quienes el juez que les investiga acaba de retirar el pasaporte y que habían contactado con la funeraria municipal valiéndose de un primo del alcalde. El otro contrato bajo sospecha de estafa, el de un millón de mascarillas otorgado en la misma fecha –23 de marzo de 2020– y por 2,5 millones a la oscura Sinclair&Wilde Ltd., se adjudicó a través de la empresa Aifos Servicios Legales y Consultoría SL. Esa misma mercantil participó en otra veintena de contratos después de que, como publicó infoLibre el sábado, un concejal del equipo del alcaide Almeida, Borja Fanjul Pérez-Pita, remitiera a la presidenta de la funeraria municipal un correo electrónico donde la administradora de Aifos, Araceli Vida, esbozaba su perfil y ofrecía los servicios de su consultora. En 2020, la empresa pública funeraria (EMSF) adjudicó 60 contratos de emergencia para equipos de protección destinados a la plantilla municipal.

La información del párrafo anterior ha sido extraída de la respuesta del Ayuntamiento de Madrid a las preguntas que el pasado viernes le cursó este periódico. El correo que, con información sobre Aifos y un perfil firmado por su administradora, envió el 21 de marzo el abogado Carlos Fernández-Pita González al concejal del PP Borja Fanjul Fernández-Pita, presidente del Pleno del Ayuntamiento de Madrid y teniente de alcalde, tuvo un recorrido que no acabó ahí: Fanjul se lo reenvió ese mismo 21 de abril a la presidenta de la funeraria municipal, Inmaculada Sanz Otero [ver el documento insertado al final del texto].

El correo de Borja Fanjul "lo aportó el Ayuntamiento al sumario". Así comienza el texto que el departamento de comunicación del equipo de gobierno ha hecho llegar a infoLibre. La respuesta oficial continúa así: "A través de Aifos Consultores se realizaron alrededor de una veintena de contratos para la adquisición de material sanitario con distintas empresas y sólo hubo problemas en uno de ellos. La empresa de este último, además, fue denunciada ante el juzgado por la propia Policía Municipal”.

Fue Sinclair&Wilde la única empresa que denunció la Policía Municipal. Y por estafa. Tras la denuncia del coordinador de emergencias, que detectó que las mascarillas suministradas no se ajustaban a la norma, el cuerpo policial envió un atestado a la jueza decana de Madrid. Aquello originó la apertura de diligencias judiciales en las que, según el concejal de Más Madrid Miguel Montejo, el Ayuntamiento nunca llegó a personarse. El caso se cerró de forma provisional en julio de 2021 por el juzgado de instrucción 30. ¿La clave del archivo? Que ni siquiera la Policía neoyorquina pudo localizar a su dueño, un tal Phillippe Solomon: está en paradero desconocido.

Pero el pasado 12 de abril la Policía judicial puso en manos del magistrado un escrito donde se plasma que Solomon puede haber adoptado una nueva identidad.  Ese dato explica que el juzgado se plantee ahora la reapertura de las investigaciones. Tras recibir la respuesta del consistorio sobre Fanful y Aifos, infoLibre preguntó al Ayuntamiento si la Policía o algún organismo municipal habían avisado al juez de instrucción 30 de que en el contrato con Sinclair se hizo a través de la citada empresa. No hubo respuesta. Como tampoco la hubo a la pregunta de cuáles fueron los contratos de esa "veintena" en la que participó la consultora madrileña.

Con medio millón de euros como “importe”, Aifos aparece además en la lista de proveedores entregada por la funeraria municipal a Anticorrupción en enero de 2021. Figura como suministradora de un millón de mascarillas quirúrgicas procedentes de Turquía y adquiridas por 0,50 euros la unidad. Pero de ese contrato no ha sido posible localizar el menor rastro en las juntas de gobierno que a lo largo de 2020 y 2021 habían ido refrendando de forma detallada todas las sucesivas adjudicaciones de emergencia adoptadas por la Empresa Municipal de Servicios Funerarios (EMSF). Aquellas adjudicaciones se hicieron al amparo de un convenio con la concejalía de Hacienda. Para su ejecución, el Gobierno local de Madrid aprobó en abril de 2020 aportar 11,87 millones. En diciembre de ese mismo año, amplió la cuantía en otros 24 millones.

Reacio ahora a informar sobre los contratos que por su carácter de emergencia quedaron eximidos de licitación ordinaria –o sea, no se les aplicaron los principios de concurrencia y transparencia–, el Ayuntamiento tampoco ha accedido a aclarar por qué Aifos ocupa un espacio en la lista de proveedores. La duda de si fue otra empresa, y cuál, la que recibió 500.000 euros por un millón de mascarillas turcas sigue así en el limbo.

La administradora de Aifos, Araceli Vida, se ha negado desde el martes de la semana pasada a ofrecer explicaciones. No obstante, fuentes conocedoras de lo sucedido aseguran que su empresa no fue destinataria de ninguna adjudicación. De haber recibido el medio millón que le asigna la relación nominal de proveedores enviada en enero de 2021 a Anticorrupción, esa cifra tendría que aparecer en las cuentas de la sociedad. Las de 2020 sí constatan un importante aumento de la cifra de negocio respecto al ejercicio precedente –de los 61.572,44 euros de 2019 pasó a los 164.289,44 de 2020- pero no hay sombra del medio millón del listado para la Fiscalía.

Araceli Vida es la que, casi de pasada y refiriéndose a ella solo por su nombre de pila, mencionó la jefa de compras y coordinadora de presupuestos del Ayuntamiento de Madrid, Elena Collado, el 16 de marzo de 2021 durante su interrogatorio por el fiscal anticorrupción asignado al caso sobre Luis Medina y Alberto Luceño. Ante una pregunta del fiscal, Luis Rodríguez Sol, sobre el contrato con Sinclair, Collado se limitó a decir que se hizo a través de “una consultora que se llama Araceli”. No dio más detalles.

by on Scribd

La jefa de compras de Almeida declaró que el otro contrato investigado por estafa llegó por una intermediaria: "Araceli"

La jefa de compras de Almeida declaró que el otro contrato investigado por estafa llegó por una intermediaria: "Araceli"

Más sobre este tema
stats