La izquierda podría llegar a las municipales con más candidaturas que en 2019

Pablo Echenique, Julio Rodríguez, Ione Belarra, Yolanda Díaz e Íñigo Errejón en un acto de noviembre de 2018.

El 28 de mayo de 2023 se celebrarán elecciones autonómicas en doce autonomías y se renovará la composición de los 8.131 ayuntamientos existentes en España. Unos comicios donde la izquierda se la juega, tal y como reconocen en privado tanto dirigentes del PSOE como del espacio de Unidas Podemos. Por lo general, los partidos que se han impuesto en las municipales han gobernado España después (aunque con alguna excepción, como sucedió en 2007, cuando el PP se impuso por la mínima al PSOE por algo más de 150.000 votos, y un año después fue José Luis Rodríguez Zapatero el vencedor de los comicios generales).

Sin embargo, cuando más fuerte es el clamor para que las organizaciones de izquierda elaboren una candidatura de confluencia, tal y como demanda la vicepresidenta Yolanda Díaz, más actores inciden en sus diferencias con el objetivo de presentarse por separado a los comicios. En esa tesis están algunas de las antiguas confluencias de Podemos como Adelante Andalucía, escisiones de la formación morada como Más País o proyectos nuevos como el que prepara el exnúmero tres de Podemos, Alberto Rodríguez, en Canarias.

A esto se le suma el hecho de que Izquierda Unida y Podemos prevén presentarse por separado en algunos territorios, tanto a nivel autonómico como a nivel municipal. Es más, fuentes de la formación liderada por Alberto Garzón presumen de que IU es la tercera fuerza a nivel local, una “implantación mucho mayor” de la que tiene Podemos, en sus palabras. Ante esta división, en IU señalan que “habrá quien lo venda como un drama”, pero recuerdan que no siempre han ido de la mano de Podemos en el pasado. En ese sentido creen que esta falta de unidad se utilizará para atacar a Díaz o al propio Podemos.

Estas mismas fuentes señalan que estas alianzas se definirán por completo a partir de otoño y después de que tanto IU como las direcciones de cada federación ofrezcan unas directrices generales. Con todo, insisten: “La última palabra la tienen a nivel local”, aseguran. Para Podemos la clave está en reivindicar su preponderancia sobre IU en las autonomías que gobierna, como la Comunitat Valenciana, Baleares, Euskadi o Aragón, y que esto ayude a equilibrar su escasa implantación a nivel local. 

Más candidaturas en Andalucía, Madrid, Euskadi, Canarias y Extremadura

En Andalucía es posible que veamos municipios con tres candidaturas a la izquierda del PSOE: la de Adelante Andalucía, la formación de Teresa Rodríguez, la de Podemos y la de Izquierda Unida. Los primeros están decididos a consolidar el paso que ya dieron en las autonómicas, donde obtuvieron dos diputados. La intención con la que trabajan es presentarse en Cádiz (donde ya gobierna José María ‘Kichi’) y en Sevilla, sin descartar hacerlo en el resto de capitales de provincia. Por su parte, Podemos demanda que su marca aparezca en las papeletas allí donde se presente, mientras que IU (que es quien tiene el 10% de las alcaldías de la región) busca consolidar su fortaleza a nivel local sin las exigencias de Podemos, al que consideran irrelevante a nivel municipal.

Por lo que respecta a Madrid, Podemos evitó presentarse en 2019 para no obstaculizar la reelección de Manuela Carmena, que durante su mandato marcó distancias con los morados. Carmena se presentó bajo las siglas de Más Madrid pero renunció a su acta tras no revalidar el puesto y actualmente es Rita Maestre la portavoz de ese espacio. Maestre rechaza confluir con otras candidaturas de izquierdas para 2023, mientras que IU y Podemos ya han comenzado las conversaciones para confluir en esos comicios. Quienes también han manifestado su intención de presentarse son Luis Cueto y José Manuel Calvo, exconcejales del gobierno de Carmena, con la marca Recupera Madrid.

En Euskadi, Podemos e IU forman coalición en el Parlamento Vasco bajo el nombre de Elkarrekin Podemos-IU y su intención, tal y como han manifestado sus dirigentes, es revalidar la alianza para 2023. La falta de unidad llegaría en este caso, desde Más País, que ya ha iniciado un proceso fundacional independiente en el que rescata para sí las históricas siglas EE (por Euskadi Eraikiz). La marca se registró el pasado 14 de julio con la intención de concurrir a los comicios autonómicos y municipales.

Los electores canarios tendrán una nueva formación de izquierdas de cara a 2023. Al menos, eso es lo que planteó Alberto Rodríguez, exsecretario de organización de Podemos, hace unos meses. Rodríguez aseguró que sería un proyecto de “obediencia canaria” al margen de  las alianzas actuales entre Sí se Puede, Izquierda Unida Canaria y Podemos. El exnúmero tres de Podemos es muy crítico con su antigua formación, aunque sí abrió la puerta a sumar junto a Yolanda Díaz. Está por ver también el futuro de Reunir Canarias, una formación creada por antiguos cargos de Podemos con el objetivo de “impulsar la participación ciudadana”.

La coalición Unidas por Extremadura, formada por Podemos, IU y Extremeños formó una alianza en 2019 que no tiene visos de repetirse. Extremeños, una formación de ámbito regional y progresista, ya ha anunciado que de cara a 2023 promoverá una gran plataforma de partidos extremeñistas. Tanto IU como Podemos ya han dejado claro que sí que se presentarán, aunque no hay avances respecto a si lo harán juntos o separados.

IU y Podemos irán por separado en Asturias y Zamora

En Asturias, siguiendo la pauta de otras convocatorias, no habrá acuerdo entre Izquierda Unida y Podemos salvo sorpresa de última hora. Así lo comunicó recientemente el coordinador general de IU en Asturias, Ovidio Zapico, cuando explicó que su formación ya trabaja para llegar a esas elecciones con un proyecto “propio”, al igual que Podemos.

En Zamora, municipio en el que IU gobierna por mayoría absoluta, el alcalde, Francisco Guarido, ya ha dejado claro que no confluirá junto a la formación morada. Es más, Guarido se mostró en contra de que su formación se aliara con Podemos en las elecciones autonómicas del pasado mes de febrero, donde solo obtuvieron un escaño. Por lo que respecta a Más País, la formación también trabaja con la idea de asentarse en el municipio bajo la marca Más Zamora.

En el resto de territorios todavía no está claro qué va a suceder, más allá del acuerdo rubricado entre Podemos, Izquierda Unida, Batzarre (partido político cercano al independentismo vasco) e Independientes en Navarra y el acercamiento reciente que se ha producido en La Rioja entre Podemos e Izquierda Unida. No está previsto que Podemos y Compromís concurran bajo una misma marca en la Comunitat Valenciana, al igual que en Baleares, donde Més se reivindica como un espacio político propio.

La irrupción de la España Vaciada podría menguar las opciones de la izquierda

Pese a la decepción al no conseguir ningún escaño en las autonómicas andaluzas, la España Vaciada prevé presentarse a los comicios municipales y autonómicos de 2023. Sus miradas se dirigen a las autonómicas y municipales en Aragón, Castilla-La Mancha, Extremadura y La Rioja; y municipales en Castilla y León y Andalucía. Los territorios de Ávila, Burgos, León, Palencia, Salamanca, Segovia, Soria, Valladolid y Zamora (en Castilla y León), Huesca, Teruel y Zaragoza (en Aragón), Albacete, Ciudad Real, Cuenca y Guadalajara (en Castilla-La Mancha), Badajoz y Cáceres (en Extremadura) y Córdoba y Jaén (en Andalucía), son claves para estas candidaturas. 

Si la España Vaciada logra una irrupción importante en estos municipios, ello podría repercutir también en el resultado de la izquierda, ya que según los expertos estas candidaturas se nutren, principalmente, de votos progresistas pese a su vocación “transversal” y “desideologizada”.

Qué se juega UP en las municipales y autonómicas y por qué Díaz se reserva Sumar para las generales

Qué se juega UP en las municipales y autonómicas y por qué Díaz se reserva Sumar para las generales

Más sobre este tema
stats