libertades públicas

Izquierda Plural define la Ley de Seguridad Ciudadana como la de “la patada en la boca de la democracia”

José Luis Centella y Soraya Rodríguez, el pasado 12 de noviembre en el Congreso, en un acto organizado por la Alianza Tasa Robin Hood.

La izquierda rechaza por completo la nueva Ley de Seguridad Ciudadana que prepara el ministro del Interior Jorge Fernández Díaz. Es la "ley de la patada en la boca a la democracia", según la definió Joan Coscubiela, portavoz adjunto de Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) o un "proyecto de represión ciudadana", en palabras de la portavoz del PSOE en el Congreso, Soraya Rodríguez. 

La nueva norma podría llegar este viernes al Consejo de Ministros y endurece la legislación vigente hasta hoy. Castiga con sanciones a quienes participen en un escrache, se manifiesten frente al Congreso o insulten a un policía. En el articulado se contempla incluso como infracción "muy grave", que lleva aparejada multa de entre 30.001 y 600.000 euros el uso y distribución de imágenes de los agentes, así como datos personales. Concentrarse frente a las instituciones del Estado como la Cámara baja, si no ha sido comunicado previamente, y aunque en ese momento las Cortes no estén reunidas, supondrá una sanción de hasta 600.000 euros. Y medidas como estas, bastantes más. El texto recoge un total de 21 infracciones consideradas "muy graves", y en su mayor parte destinadas a reprimir con mayor dureza las manifestaciones y preservar el orden público. 

Coscubiela sostuvo en rueda de prensa en el Congreso, donde acudió acompañado de su compañero de IU José Luis Centella, que el Gobierno del PP, tras haber aprobado una "contrarreforma contra los trabajadores", como la reforma laboral, busca ahora "criminalizar a los movimientos sociales e impedir que ejerzan su función de canalizar los intereses de los ciudadanos". Este anteproyecto y la involución de la Ley del Aborto –de nuevo, "inminente" para Alberto Ruiz-Gallardón– van a transformar España de "un sistema autoritario" a un "régimen totalitario". "Si la Ley de Seguridad Ciudadana del ministro José Luis Corcuera en los noventa se conoció como la patada en la puerta, esta es la ley de la patada en la boca a la democracia", argumentó.

"Preocupación" en el PSOE

Izquierda Plural intentará que el proyecto "nazca muerto", por lo que animará a promover "movilizaciones preventivas" para protestar contra ella. Aunque espera que ocurra lo mismo que con la ley Corcuera, que fue en parte anulada por el Tribunal Constitucional. 

El PSOE también avanzó su rechazo tajante. "Que no cuenten con nosotros. Nos tendrá enfrente. Es un proyecto de represión ciudadana", señaló Rodríguez. "El Gobierno pretende castigar a los ciudadanos por conductas que los jueces no consideran delictivas ni están contempladas en el Código Penal. Vamos a oponernos de forma muy firme a que el Gobierno quiera castigar, reprimir, resgtringir los derechos de los ciudadanos por vía gubernativa. Eso se hace en otros regímenes que no son democráticos [en las dictaduras]", concluyó la portavoz socialista, quien se dijo "muy preocupada" y "asombrada" por el contenido del texto del Ejecutivo. 

Concentraciones como las del 13-M ante la sede del PP serán multadas con hasta 600.000 euros

Concentraciones como las del 13-M ante la sede del PP serán multadas con hasta 600.000 euros

Más sobre este tema
stats