El juez dice que no imputar a la infanta sería un descrédito para la idea de justicia igualitaria

Iñaki Urdangarin, Cristina de Borbón y Juan Carlos I

El juez José Castro, instructor del 'caso Noos', ha citado a declarar como imputada a la infanta Cristina por su presunta relación con la trama de corrupción supuestamente dirigida por su marido, Iñaki Urdangarin, y el exsocio de este, Diego Torres.

Fuentes jurídicas consideran que la hija del rey permitió que se usara su nombre en los manejos de la trama corrupta. Aunque los indicios delictivos analizados por separado son débiles, según las mismas fuentes, el juez ha considerado que Cristina de Borbón debe comparecer con asistencia de un letrado para explicar su participación en la trama. El instructor señala que esos indicios dibujan la imagen de alguien que podría ser considerada coperadora necesaria de los delitos, es decir, alguien sin cuya participación esos delitos no podrían haberse cometido. Las mismas fuentes aseguran que el juez considera un dato incuestionable que Cristina de Borbón permitió que se utilizara su nombre en los manejos de la trama Nóos.

No imputar a la infanta Cristina y dejar que la incógnita sobre su papel en los manejos de la trama Nóos ´”se perpetúe” equivaldría a dictar “un cierre en falso” de la instrucción, que ya enfila su recta final. Eso sostiene en su auto el juez Castro, quien abunda en la idea al subrayar que ese cierre en falso iría “en descrédito de la máxima de que la justicia es igual para todos y una clara contradicción a la práctica cotidiana de los juzgados y tribunales que en casos similares es muy escasamente probable que prescindieran del trámite”.

Más adelante, el juez vuelve a la misma idea. “Hallándonos en la recta final de la instrucción, no parece procedente que ésta se ultime gravitando la más minima sombra de sospecha sobre la intervención que aquélla [la infanta] haya podido tener”. Ello, matiza el magistrado, dejando claro que su comparecencia como imputada para el día 27 “ no prejuzga en absoluto actuaciones procesales ulteriores de tal manera que queda absolutamente incólume todo el abanico de opciones procesales legalmente previsto”. Es decir, queda abierta y así lo dice de forma expresa el auto, la opción del sobreseimiento.

La Fiscalía Anticorrupción, representada por Pedro Horrach, no había visto hasta ahora indicios para pedir la imputación de la infanta. Ahora recurrirá en apelación ante la Audiencia provincial de Palma, confirman fuentes jurídicas del caso . El recurso presagia la apertura de una brecha en un tándem, juez y fiscal, que no ha dudado un instante en investigar hasta las últimas consecuencias un caso que ha puesto contra las cuerdas a la Jefatura del Estado. Y es que la nueva tanda de correos que Diego Torres hizo llegar al juez hace una semana fue la confirmación de la tesis de que tanto Cristina de Borbón como el propio jefe del Estado estaban al tanto de las actividades empresariales y asociativas de Iñaki Urdangarin. Si la imputación de la infanta se daba por descartada hace apenas tres meses, a partir de entonces se vislumbró como altamente probable. La figura del rey es, según la Constitución, inviolable, y por tanto no está sujeto a responsabilidad penal.

Fuentes de la Casa del Rey han preferido no comentar la decisión judicial hasta conocer los detalles de la misma.

Cristina de Borbón y el nudo gordiano de la imputación

Cristina de Borbón y el nudo gordiano de la imputación

Más sobre este tema
stats