Crisis del coronavirus

Madrid deja sin confinar Valdezarza pese a contar con más de 900 casos y libra a tres municipios muy por encima de 500

Transeúntes caminan por las inmediaciones de la Puerta del Sol un día antes del término del estado de alarma.

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique García Escudero, ha anunciado este viernes que la región impondrá el confinamiento perimetral en 32 zonas básicas de salud a partir del próximo lunes 26 de octubre para frenar el impacto de la pandemia de covid-19 y tras la caída del estado de alarma. El criterio para tomar la decisión, según explicó en la misma comparecencia el viceconsejero de Salud Pública, Antonio Zapatero, ha sido que la zona en cuestión supere los 500 casos por 100.000 habitantes (lo que se conoce como la incidencia acumulada) en los últimos 14 días. "Hemos cogido como punto de corte la cifra de 500", aseguró. Sin embargo, la Zona Básica de Salud de Valdezarza (Madrid), según los últimos datos ofrecidos por la administración, acumula una IA/14 de 971,89. Otros tres municipios, fuera de la capital, superan el baremo ampliamente y no han sufrido medidas restrictivas: Humanes de Madrid, La Cabrera y Cercedilla. 

InfoLibre ha preguntado al Gobierno de la Comunidad de Madrid por qué ha dejado fuera Valdezarza. Y ha ofrecido explicaciones: "Esta es la zona básica en la que la mayoría (90%) de los casos está asociada a los brotes en colegios mayores y residencias de estudiantes. Por eso queda fuera", han explicado fuentes cercanas a la Consejería de Sanidad. La trazabilidad de los casos estaría asegurada, por lo que el Ejecutivo regional no considera que se produzca una transmisión comunitaria que exija medidas más duras. Sobre Cercedilla, La Cabrera y Humanes, las fuentes consultadas no han ofrecido, por el momento, explicaciones. 

Valdezarza lleva con una incidencia acumulada a 14 días por encima de los 500 casos desde finales de septiembre. Sin embargo, su situación ha empeorado gravemente en los últimos días: ha pasado de los 689 casos el 13 de octubre al último dato, cercano a los 972 casos. Por otro lado, el resto de municipios que se han librado de las restricciones presenta una situación desigual. El 6 de octubre, Cercedilla bordeaba los 500 de IA/14 días. En el siguiente informe epidemiológico de la Comunidad, del 13 de octubre, ascendió a los 792 casos. Ahora está en descenso y el 20 de octubre fue 646 la cifra registrada. El Gobierno autonómico no ha aclarado si los datos han bajado considerablemente en los últimos 3 días como para eludir el confinamiento perimetral de una zona de vecinos con alto poder adquisitivo y alta movilidad con la capital. 

Por su parte, Humanes de Madrid alcanzó a finales de septiembre una cifra muy alta, de 1.351 casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días. Logró bajar hasta los 470 casos, pero el 20 de octubre se colocó en los 611, por lo que su última tendencia es ascendente. La Cabrera, en la Sierra Norte de Madrid, también tiene tendencia ascendente: de los 556 de IA/14 la semana pasada hasta los 598 actuales.

Otras Zonas Básicas de Salud también superan, según el último informe epidemiológico, dicha cifra, pero por muy poco: los municipios de Arganda del Rey Moraleja de Enmedio, o Martín de Vargas, en la capital. 

Las zonas sanitarias confinadas en la ciudad de Madrid son Núñez Morgado (Chamartín), Guzmán el Bueno (Chamberí), San Andrés y San Cristóbal (Villaverde), Entrevías, Peña Prieta, Pozo del Tío Raimundo, Alcalá de Guadaria, Rafael Alberti y Numancia (Vallecas), Daroca (Ciudad Lineal), Vinateros Torito, Pavones y Vandel (Moratalaz), Puerta del Ángel (Latina), Virgen de Begoña (Fuencarral) e Infanta Mercedes y Villamil (Tetuán). En otros municipios, han sido restringidos Collado Villalba Pueblo (Collado Villalba), Guadarrama (Guadarrama), Majadahonda (Majadahonda), San Juan de la Cruz (Pozuelo), San Blas y Pintores (Parla), Colmenar Viejo Norte (Colmenar Viejo), Morata de Tajuña (Morata de Tajuña), Las Fronteras y Brújulas (Torrejón de Ardoz), El Boalo (Manzanares el Real), Villajero de Salvanés (Villajero de Salvanés) y Colmenar de Oreja (Colmenar de Oreja).

El confinamiento perimetral por Zonas Básicas de Salud fue impuesto en septiembre por la Comunidad de Madrid y tumbado por una orden ministerial de Sanidad, primero, y por el estado de alarma después, que dictaba las medidas por municipios. Muchos expertos consideran que se trata de una medida segregadora, sin demasiado efecto por el mantenimiento de la movilidad laboral y laxa en lo que implica al cierre de espacios cerrados, los más peligrosos en un contexto de transmisión comunitaria. Sin embargo, el Ejecutivo regional defendió este viernes, con los datos en la mano, que la incidencia acumulada ha descendido en la inmensa mayoría de zonas que se restringieron el mes pasado. 

Almeida, tras la declaración del estado de alarma: "Los ciudadanos no merecen este desconcierto"

Almeida, tras la declaración del estado de alarma: "Los ciudadanos no merecen este desconcierto"

Más sobre este tema
stats