LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
El cóctel del populismo: un tercio de descontento económico, dos de “amenaza a la nación y los valores”

Cataluña ante el 1-O

La maquinaria del 'procés' continúa funcionando a pesar de las decisiones del Tribunal Constitucional

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, junto al vicepresidente, Oriol Junqueras, y el conseller de Presidencia, Jordi Turull.

El Pleno del Tribunal Constitucional (TC), reunido este martes, decidió admitir a trámite el recurso presentado por el Gobierno en contra de la Ley de transitoriedad jurídica y fundacional de la República catalana, aprobada el pasado jueves por el Parlament. Con esta decisión, la norma queda suspendida durante, como mínimo, cinco meses

Esta resolución se suma a la ya anunciada suspensión de la Ley de Referéndum, aprobada un día antes de la norma que pretende funcionar como tránsito jurídico hasta la aprobación de una Constitución en Cataluña. Sin embargo, a pesar de estas decisiones judiciales, la maquinaria del procés continúa funcionando a todo ritmo. Los miembros del Govern siguen paso a paso su camino hacia una "república de derecho, democrática y social", tal y como define la ley suspendida este martes.

El Govern ya avisó una y otra vez de los pasos que iba a seguir. El pasado mes de agosto, el portavoz del Gobierno catalán, el conseller Jordi Turull, aseguró que su Ejecutivo celebraría el referéndum anunciado para el 1 de octubre aunque el TC lo anulara. "Obedeceremos al Parlament con todas las consecuencias", sentenció. Y aunque estas ya están empezando a afectar a los independentistas, su discurso no ha cambiado. De esta manera, Turull volvió a insistir este lunes en que el día 1 de octubre sí habrá votación.

Desde la multitudinaria manifestación de la Diada, el portavoz aseguró el lunes que no hay oferta, juicio ni actuación del Gobierno central que logre frenar el referéndum: "Da igual la reacción del Estado porque esto no lo para nadie", reiteró. En la misma línea se manifestó el vicepresidente del Govern, Oriol Junqueras, quien reivindicó que la consulta tendrá lugar en los términos que ha planteado el Ejecutivo catalán al margen de las actuaciones del Gobierno central porque así lo anhela "la mayoría de los ciudadanos".

Esa "mayoría de los ciudadanos" –un millón que salió a las calles de Barcelona este lunes, según datos de la Guardia Urbana de Barcelona– , parece ser el paragüas bajo el que se amparan las fuerzas independentistas para dar todos los pasaso necesarios para sacar las urnas el próximo 1-O.  

La Generalitat no recoge la suspensión de la convocatoria

El Govern desoye las resoluciones del TC que han anulado las dos principales leyes de desconexión presentadas por las fuerzas independentistas. Así, a pesar de que la suspensión cautelar de la Ley de Referéndum se produjo el pasado jueves, esta decisión no aparecía todavía publicada este martes en el Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya (DOGC). El Boletín Oficial del Estado (BOE), por su parte, lo incluyó el mismo viernes

Desde el Ejecutivo catalán afirman desconocer los motivos por los cuales no se ha publicado la suspensión de la convocatoria. "Al DOGC llegan muchos anuncios y no le puedo informar del 'minuto y resultado' de esta cuestión", afirmó Turull. 

Continuidad de la página web

El artículo 10.1 de la ley 19/2017 del 6 de septiembre –que detalla, junto a un decreto de normas complementarias para su realización, de qué manera se llevará a cabo la consulta–, establece que "el Govern de la Generalitat hará una campaña institucional, desde la convocatoria del referéndum hasta el día de inicio de la campaña electoral, con el objetivo de informar sobre la fecha de celebración, las modalidades de emisión del voto, así como para incentivar a la participación". Esta campaña comenzó el mismo jueves 7 de septiembre con la creación de una página web perteneciente a Presidencia de la Generalitat dedicada en exclusiva a los preparativos del 1-O. 

El principal objetivo de la web es crear uan bolsa de voluntarios e incluye un formulario de inscripción para participar en la organización y puesta en marcha de la consulta, a pesar de que estas acciones no están permitidas después de la decisión adoptada por el TC. Para darse de alta como tal, es necesario que los interesados introduzcan sus datos personales y escriban una breve biografía y un breve texto donde describan sus "habilidades destacadas".

La publicidad en los medios, prohibida tras la decisión del TC

La publicidad institucional para promover el voto, que la Generalitat ha pretendido incluir en los medios de comunicación, ha sido rechazada por varios medios privados, como el diario Ara. A pesar de su línea editorial favorable a la celebración de la consulta y de la victoria del , el periódico indicó a sus lectores que prefería blindarse ante la posibilidad de recibir sanciones derivadas de las resoluciones del Tribunal Constitucional. La publicidad que la Administración autonómica ha intentado insertar en los medios de comunicación audiovisuales es un spot publicitario que llama a la participación y a votar por el spot.

El director de la televisión autonómica de Cataluña, TV3, Vicent Sanchís, que sí ha estado emitiendo el anuncio, recibió este martes un aviso del Constitucional en el que se le advierte de "su deber de impedir o paralizar cualquier iniciativa que suponga ignorar o eludir la suspensión acordada" del decreto de convocatoria del referéndum.  

Desde su aparición, se desconoce quién ha elaborado y de dónde procede el presupuesto empleado para la realización del spot,  aunque este martes el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, aseguró que el interventor de la Generalitat de Cataluña "no conoce el origen de los recursos" con los que se ha pagado, y que su departamento estudia el asunto porque "de ello se derivarán las consiguientes responsabilidades".

Junqueras afirma que las tarjetas censales llegarán antes del 1-O

El censo electoral es uno de los aspectos clave para la consulta que pretende celebrar el Govern. Según la Ley de Referéndum, este se obtendría de los datos que se cerraron "el pasado 30 de marzo de 2017" o, en su defecto, la última información disponible. No obstante, la obtención de estos datos ha estado revestida de polémica desde antes de que se convocara de manera oficial el 1-O.

En este sentido, la Fiscalía Superior de Cataluña instó este martes a los Mossos d'Esquadra, la Guardia Civil y la Policía Nacional que deben impedir el referéndum tomando todas las medidas necesarias, como intervenir urnas, sobres electorales, manuales de instrucciones, propaganda electoral y cualquier otro material de difusión, promoción o ejecución del 1-O, según informó en un comunicado.

Sin embargo, el vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, aseguró este martes que las tarjetas censales llegarán a los domicilios antes de la celebración del referéndum, del mismo modo que en unas elecciones autonómicas. Aunque no dio más detalles.

La sindicatura electoral continúa trabajando

La Sindicatura Electoral de Cataluña –que forma parte de la administración electoral y pretende funcionar como la Junta Electoral Central–, cumpliría las funciones de organización y celebración de la consulta y, una vez esta finalizara, llevaría a cabo el escrutinio. Este órgano está integrado por "cinco vocales, juristas o politólogos de prestigio expertos en procesos electorales nombrados por el Parlament de Cataluña por mayoría absoluta a propuesta de los partidos, las federaciones, las coaliciones o las agrupaciones de electores", según establece la normativa suspendida el pasado jueves por el TC.

A pesar de ello, el pasado viernes día 8 de septiembre, el presidente del organismo, Jordi Matas Dalmases, firmó el decreto por el que se establecen los nombres de los síndicos de Barcelona, Tarragona, Gerona, Lérida y Arán. Esta firma quedaba amparada por la Ley de Referéndum. 

Los independentistas aseguran que tienen las urnas preparadas

El pasado mes de julio, el Gobierno advirtió de las consecuencias de comprar urnas para hacer el referéndum ya que, según dijo, sería la preparación de un "acto ilegal". Sin embargo, a pocas semanas del 1 de octubre, las fuerzas independentistas todavía no han aclarado dónde están las urnas para la votación, aunque insisten en que disponen de ellas. 

Gobierno e independentistas se vuelcan en la batalla de la participación

Gobierno e independentistas se vuelcan en la batalla de la participación

El presidente de la Assemblea Nacional Catalana (ANC), Jordi Sánchez, aseguró en la Diada que estas ya están preparadas. "Sabemos dónde están las urnas y las papeletas, sabemos dónde las podréis encontrar. Tenéis que ir el próximo 1 de octubre en cualquier colegio electoral y las encontraréis", dijo. 

Por su parte, Puigdemont coincidió este martes con Sánchez afirmando que el próximo 1-O sí habrá urnas, aunque declaró que no sabe dónde están. "Los aspectos logísticos se me escapan", dijo durante una entrevista de Rac1. 

El president reiteró su disposición a mantener abierto el diálogo con el Gobierno central "hasta el último minuto" para negociar la forma de votar de los catalanes. "¿Qué más tenemos que hacer para mostrar que el pueblo de Catalunya queremos votar?", se preguntó Puigdemont.

Más sobre este tema
stats