Elecciones 24-M

Las marcas de la indignación ‘acampan’ en el registro de partidos políticos

Manifestación contra los recortes en Madrid.

Aunque es sólo un registro, la observación de los nombres de los partidos que se han inscrito de forma de reciente en el Ministerio del Interior contribuye a reforzar el escenario electoral que vienen vaticinando las encuestas: las marcas de la indignación cotizan al alza. La decisión de la dirección de Podemos de no concurrir con sus siglas a las elecciones municipales del próximo mayo ha forzado las apuestas de confluencia entre formaciones políticas y movimientos sociales. Y para protocolizar estas alianzas –además de las agrupaciones de electores y las coaliciones electorales– una de las posibilidades es crear un partido político

Para inscribirse, los promotores de una nueva fuerza política tienen que presentar en el Registro de Partidos del Ministerio del Interior la solicitud de inscripción y el acta notarial de constitución (que debe contener el nombre de los impulsores, la sede de la nueva formación, los integrantes de la dirección y los estatutos). Y si el ministerio no ve pegas, a los 20 días, el partido quedará inscrito, según consigna el artículo 4 de la Ley de Partidos. El nombre es uno de los aspectos fundamentales porque es lo que verán los electores a la hora de elegir las papeletas. Y aquí algunos han tirado de ingenio. 

Llama la atención, por ejemplo, el nombre elegido por el "partido instrumental" que Podemos y Equo han formado en Marbella y que se llama Costa del Sol Sí Puede... Tic Tac. La denominación alude a un discurso que Pablo Iglesias dio el pasado 24 de enero en Valencia que incluyó una frase que caló entre los asistentes. "Tic-tac, tic-tac. El 31 de enero empieza la cuenta atrás para Mariano Rajoy", dijo en referencia a la manifestación convocada en Madrid la semana siguiente. Este recurso ha sido utilizado por él mismo y por otros cargos del partido en ocasiones posteriores.

Otros de los registrados recientemente y que también corresponden a este tipo de candidaturas de unidad popular son Ganar Fuenlabrada, Ourense en Común, Sí Se Puede Las Rozas, LeganemosEntre Tod@s Sí Se Puede Córdoba. Este mismo lunes –fecha límite para la presentación de candidaturas en las juntas electorales– se inscribieron una veintena de partidos. Entre ellos, Som Palma, Guanyem Eivissa o Sí Se Puede San Vicente del Raspeig.  

También el auge del partido de Albert Rivera –que sí se presentará con sus siglas en más de 1.000 municipios en todo el país– parece tener réplicas en el registro de Interior. Desde mitad de febrero se han inscrito hasta ocho partidos que incluyen en su denominación la palabra 'ciudadanos'. A saber: Ciudadanos por Valencia de Don Juan, Ciudadanos por Valenzuela, Ciudadanos por el Progreso, Ciudadanos Rurales Agrupados, Derechos por los Ciudadanos Ya, Ciudadanos Tudenses, El Ciudadano Habla o Ciudadanos Independientes por Asturias.

¿Colapso en el registro? 

En los últimos días portavoces de estas candidaturas de unidad popular han expresado su temor a que el alto número de solicitudes –en Interior reconocen que en los últimos meses ha habido "una media de entre 90 y 60 peticiones semanales"– provocara un colapso y que los partidos no se pudieran registrar a tiempo y, por tanto, les fuera imposible inscribir las candidaturas ante las juntas electorales antes de que expirara el plazo a las 23.59 horas de este lunes 20 de abril.

Como detalla el artículo 5 de la Ley de Partidos, el ministerio puede observar dos tipos de problemas en los 20 días de plazo que tiene para examinar la documentación. Si ve "defectos formales", los comunicará a los integrantes del partido para que los subsanen. Pero si en los documentos advierte "indicios racionales" de "ilicitud penal", el Gobierno avisará a la Fiscalía. Ahí se suspende el proceso de inscripción. El ministerio público tiene otro plazo de 20 días para decidir si lleva el partido a los tribunales o devuelve el expediente a Interior.

En el ministerio aseguran que han reforzado el número de trabajadores y el horario de atención y que, además, los funcionarios están trabajando "a un ritmo más acelerado". "Esto es algo que ocurre siempre, hay partidos que dejan los trámites para última hora y los problemas surgen cuando hay que subsanar errores porque falta documentación o hay datos que no coinciden", señala un portavoz autorizado de este departamento. infoLibre reclamó al ministerio el dato exacto sobre el número de partidos cuyas peticiones, a pesar de haber remitido la documentación al registro, no habían sido validadas con el argumento de que la cifra iría variando hasta la medianoche. No obstante, en el caso de que quedaran partidos pendientes de validar, en el ministerio señalan que se quedarán fuera porque es la Ley Electoral la que establece unos plazos que "no se pueden mover".

Sin embargo, aunque pueda parecer que en los últimos meses ha habido una eclosión de partidos respecto a otras convocatorias electorales, los datos oficiales del registro sí reflejan un aumento aunque no espectacular respecto a los que se inscribieron en el trimestre anterior a que expirara la fecha de presentación de candidaturas. En 2011 fueron 355 y en 2015 han sido 377. Es decir, el aumento es del 6,2%. 

Una encuesta de ‘El Periódico’ certifica el hundimiento del PP

Una encuesta de 'El Periódico' certifica el hundimiento del PP

Más sobre este tema
stats