Privatización de la sanidad

La marea blanca vuelve a las calles con “un millón de razones” para frenar las privatizaciones

'Marea blanca'

Lucía El Asri

Una nueva Marea Blanca, convocada por la Asociación PATU SALUD (Plataforma Asamblearia de Trabajadores y Usuarios por la Salud), ha regresado este domingo a las calles de distintas ciudades españolas.

En la capital, varios miles de personas han salido a las calles bajo el lema Sí se puede. También se han lanzado papeletas de la consulta popular por la Sanidad con la casilla del sí marcada.

La movilización tiene la intención de “demostrar” que los ciudadanos de España se posicionan contra el desmantelamiento del aparato de sanidad pública. Además, pretende probar el profundo rechazo de la sociedad a las medidas privatizadoras de los gobiernos regionales y a sus políticas de acoso.

Participantes

Varias ciudades, entre las que se encuentran Madrid, Cuenca, Albacete, Murcia, La Rioja, Zaragoza y Gran Canaria, participan en la jornada de protesta. Todas han organizado sus recorridos y actividades de forma individual.En Madrid, PATU SALUD ha convocado una manifestación con recorrido Puerta del Sol-Puerta de Alcalá con el lema Por un millón de razones. No a la privatización de la sanidad pública. La asociación considera que muchos gobiernos autonómicos quieren transformar el sistema sanitario en “un modelo que considera clientes a los usuarios y que mercantiliza las prestaciones sanitarias, trasvasando una parte importante de nuestros impuestos a empresas privadas con ánimo de lucro”.

Derecho a la salud

La intención de PATU SALUD era que cada comunidad participante llevara a cabo su propia acción, manifestación, concentración, encierro o acto de visibilización. Para ello se dio libertad absoluta para que cada comunidad y ciudad pudiera amoldarse a su propia realidad. A pesar de ello, “el fin es común para todos”, afirma la asociación: “Dejarle claro a nuestros gobernantes que exigimos que se mantenga un sistema de gestión pública de nuestra sanidad, que se mantengan y aseguren los estándares de calidad necesarios para que se garantice el derecho a la salud de todos los ciudadanos y por supuesto que la sanidad sea universal y gratuita".

Son múltiples los motivos y razones, de ahí el lema de la jornada, Por un millón de razones, que hace referencia a los satisfactorios resultados obtenidos en la consulta popular en defensa de la sanidad pública que se celebró en Madrid el pasado mes de mayo.

Querella contra los impulsores de la privatización

Esta movilización tiene lugar después de que el Juzgado número 4 de Primera Instancia de Madrid admitiera la querella criminal contra la cúpula de la sanidad madrileña que en 2003 inició un proceso de privatización de los hospitales de la Comunidad. La querella fue presentada por Jorge Deleito García, en representación de la Asociación de Facultativos Especialistas de Madrid, por "los delitos de realización arbitraria del propio derecho, coacciones, delito contra la Hacienda Pública, falsedad documental, prevaricación, cohecho, fraude y malverasción de caudades públicos", explica la Plataforma Asamblearia de Trabajadores y Usuarios por la Salud.

Los imputados son Manuel Lamela y Juan José Güemes, exconsejeros de Sanidad de Esperanza Aguirre; así como el director general de Hospitales, Antonio Burgueño, y empresas como Capio y Ribera Salud. 

Además, el titular del Juzgado número 4 de Madrid, Marcelino Sexmero, cursa una comisión rogatoria para tirar del hilo de la compleja red societaria de Capio, cuyos dueños se ocultan en el paraíso fiscal de las Islas Caimán, como desveló infoLibre.

Toda la información al minuto se podrá seguir a través de Twitter con el hashtag #YoVoy23J

La Generalitat Valenciana comienza a revertir la privatización del hospital de Alzira

La Generalitat Valenciana comienza a revertir la privatización del hospital de Alzira

Más sobre este tema
stats