La portada de mañana
Ver
La desinformación amenaza a los 11,6 millones de españoles que ya viven en “desiertos de noticias”

Elecciones europeas

El Partido X achaca a la falta de eco mediático su mal resultado en las europeas

El informático Hervé Falciani y miembros de la Red Ciudadana Partido X en la rueda de prensa.

La falta de eco mediático y el maltrato por parte del CIS. Esos son los principales elementos que ha denunciado el Partido X para explicar el mal resultado de su candidatura en las pasadas elecciones europeas, donde consiguieron poco más de 100.000 votos, lo que no les sirvió para obtener representación en la Eurocámara –la última coalición que se hizo con un escaño fue Primavera Europea, con unos 290.000 sufragios–.

En un análisis de los resultados publicado este jueves bajo el título 2014, viaje a las tripas del sistema electoral, el partido –cuyo cabeza de lista en los comicios comunitarios fue el extrabajador del banco HSBC Hervé Falciani– se centra en destacar la caída del bipartidismo y la influencia que, bajo su punto de vista, ha tenido el 15-M a la hora de pasar de "una sociedad civil pasiva a una activa y constructiva".

No obstante, la formación reconoce que no ha sido capaz de capitalizar los votos perdidos por los grandes partidos y culpa de ello a dos "puntos de inflexión": el supuesto trato discriminatorio en la última encuesta del CIS y la marginación sufrida en televisión, especialmente su ausencia en el debate de pequeños partidos organizado por La Sexta en campaña electoral. En cuanto al trabajo sociológico, el Partido X se queja de haber sido incluido en la categoría de 'otros', mientras "otros partidos con una expectativa de voto parecida a la nuestra" sí que tenían casilla propia en la encuesta del CIS.

"La pregunta [hecha a los ciudadanos acerca de su voto] pide una respuesta espontánea, pero la respuesta obtenida va a una casilla predeterminada, y estas casillas predeterminadas son las que se publican tal cual sin sufrir ningún cambio por las respuestas recabadas", explica el informe, que denuncia que para apuntar la respuesta del elector existían casillas de Vox y Podemos, pero no del Partido X. "Alguien ha decidido visibilizar a algunos porque sí", protesta la formación, que descarta sin embargo una "conspiración" en su contra y atribuye este hecho a la "costumbre por la arbitrariedad".

"También ellos [quienes diseñan los cuestionarios del CIS] ven la tele y tienen base en Madrid, y a la hora de considerar las opciones existentes, las que quizá no les suenan, las que no salen en la tele o no hayan oído en el bar tomando el café por la mañana, corren más riesgo de dejar de existir", explica en este sentido el documento. Por otra parte, sobre la poca exposición que ha tenido el partido en la televisión, el informe hace autocrítica: la formación cometió "una total ingenuidad" al confiar en que "la tele y los medios tradicionales iban a respetar la pluralidad democrática exigida por la ley en campaña electoral".

"La tele decidió quién estaba en la quiniela"

En este sentido, la formación pone un ejemplo: mientras en campaña electoral nuevos partidos como Podemos o Movimiento RED (liderado por el juez Silva) ocuparon 3 horas y 12 minutos y poco más de hora y media, respectivamente, de televisión, el Partido X tan sólo disfrutó de cinco minutos. "La televisión decidió quién estaba en la quiniela en función de criterios de audiencia. Con lógica, la gente decidió concentrar su voto en opciones que le sonaban o podían sonar más, y así lo hizo", denuncia la organización.

Y el ejemplo más claro, según el partido, es el debate entre nuevos partidos que organizó La Sexta en plena campaña y al cual el Partido X no fue invitado "por comprobadas presiones internas de alguno de los participantes". "En conversaciones con el programa no se nos aportan otras razones, aunque ya para entonces éramos claramente de los proyectos emergentes de los que más se hablaba y con presencia superior a la de otros de los invitados", señala la formación, que incide en que ese fue el primer punto de inflexión por el cual "para el gran público" la candidatura coomenzó "a dejar de estar entre las opciones 'de las que habla la tele'”.

Simona Levi: "El Partido X ha ofrecido su colaboración a Podemos, Compromís, Equo, Anova y Guanyem”

Simona Levi: "El Partido X ha ofrecido su colaboración a Podemos, Equo, Compromís, Anova y Guanyem”

Sin embargo, en este sentido el partido insiste en una cuestión: sus quejas no suponen una crítica a otras formaciones como Podemos, a quienes reconocen haber "hecho un trabajo estratégico magistral". "No haber considerado la posibilidad de que la tele se saltase la ley en época de campaña ha sido nuestro principal error", reconoce el informe, que explica que "con una comunidad muy vital que desde el comienzo ha habitado las redes sociales como medio natural de comunicación y construcción del mensaje, hemos sabido resistir bien a lo que teníamos previsto –una competencia diaria con la televisión–, pero calculábamos poder tener un respiro y sin duda no una escalada en campaña electoral, donde imaginábamos únicamente un gran despliegue pro-PPSOE".

Y más allá de las protestas contra el CIS o los medios de comunicación, el Partido X también hace autocrítica y afirma que "quizá" se presentó "como el futuro de muchas cosas" en lugar de centrarse en "la urgencia de romper con el PPSOE". "Esto ha sido nuestra idea de fondo desde el principio, [...] pero casi nunca hemos hablado de ella y esto ha sido poco eficaz en cuanto a estrategia electoral inmediata", reconoce el partido, que también explica que su rechazo al personalismo ha causado que el electorado careciese de "personas claramente reconocibles que pudieran ser de referencia para identificar el discurso".

Por todo ello, los militantes del partido se reunirán este fin de semana con el fin de definir "la hoja de ruta de aquí en adelante para poner el proyecto a velocidad de crucero". Y en este sentido, el Partido X también anuncia acciones legales contra las cadenas de televisión y el CIS por, a su juicio, haber violado la Ley Electoral, que garantiza un trato ecuánime a los partidos en campaña electoral. De igual forma, la formación también emprenderá acciones legales contra la Junta Electoral Central por una serie de irregularidades que recogen en el informe.

Más sobre este tema
stats