PROTESTAS SOCIALES

¿Qué está pasando en Burgos?

¿Qué está pasando en Burgos?

1. ¿Por qué protestan los vecinos?

Desde que el Ayuntamiento encabezado por Javier Lacalle (PP) anunciara la remodelación de la calle Vitoria, arteria principal del barrio de Gamonal, para transformarla en una zona de bulevar, la polémica ha estado servida. Con 70.000 de los 180.000 habitantes de Burgos, este área de la capital castellana supone uno de sus más importantes núcleos de población, de origen eminentemente obrero.

Entre los argumentos en contra destaca el hecho de que los 8,5 millones de inversión previstos por parte de un consistorio endeudado e inmerso en una política de recortes sociales no servirían para solucionar cuestiones como la creación de empleos, la afluencia de tráfico –dado que los actuales cuatro carriles de carretera pasarían a convertirse en dos–, o los problemas de aparcamiento que sufre este barrio populoso.

De hecho, se prevé la construcción de un aparcamiento subterráneo privado con 256 plazas a unos 20.000 euros cada una, circunstancia a la que se suma el malestar de los comerciantes de la zona, que verán cómo las calles donde se encuentran sus negocios se convierten en zona de obras durante cerca de un año y medio.

En mayo del año pasado, UPyD realizó una encuesta a 413 vecinos de Gamonal, entre residentes y comerciantes, de la que se desprendía un rechazo al proyecto del 87,2%, entre aquellos que se oponían tajantemente a la propuesta y los que preferían posponerla a la espera de tiempos mejores.

Esta no es la primera gran remodelación que vive Burgos en los últimos años: entre 2008 y 2011 se construyó el llamado Bulevar Ferroviario, diseñado por los arquitectos Herzog & De Meuron, que transformó en zona de bulevar la antigua vía de ferrocarril que atravesaba la ciudad de oeste a este.

2. ¿Es la primera vez que protesta Gamonal?

No. Desde hace meses, los vecinos del barrio han venido convocando manifestaciones pacíficas a través de la Plataforma Bulevar Ahora No.

A pesar de la patente oposición de los ciudadanos, el Ayuntamiento comenzó el pasado jueves las obras, rodeándolas de un fuerte dispositivo policial. Fue entonces cuando subió el nivel de acaloramiento de las protestas, ante lo cual la plataforma se disolvió y se desmarcó de los actos que se han sucedido este fin de semana.

El barrio cuenta además con otro precedente de protestas vecinales. En 2005, Gamonal se rebeló contra el proyecto de un aparcamiento subterráneo en otra importante vía de la zona, la calle Eladio Perlado, que acabó por no construirse.

3. ¿Quién está detrás del proyecto?

De las dos ofertas que se presentaron a concurso para llevar a cabo las obras, el Ayuntamiento se decantó por la más cara: 12,3 millones de euros (de los cuales unos 8,5 están dedicados a la urbanización de la calle y el resto al aparcamiento, este dinero por cuenta del contratista) frente a 11,5 millones.

El adjudicatario de las obras del bulevar es MGB, un estudio propiedad de Antonio Miguel Méndez Pozo, condenado a siete años de prisión en 1994 por falsedad documental en el caso de la construcción, de los que acabó cumpliendo menos de uno. El empresario es, además, dueño de un grupo mediático, Promecal, que posee, entre otros, el Diario de Burgos. También es socio en la Radio Televisión Castilla y León de José Luis Ulibarri, otro constructor imputado en el caso Gürtel.

El portavoz de IU en el Ayuntamiento, Raúl Salinero, aseguró en septiembre del año pasado que esta concesión respondía a “algún tipo de compensación” al PP, unas sospechas de “intercambio de favores” de las que también dio cuenta el PSOE.

La construcción del aparcamiento subterráneo se adjudicó a otras constructoras de la ciudad, Copsa y Aroasa (ésta perteneciente al grupo Arranz Acinas), cuya oferta era también más cara que la de la otra empresa (la cántabra Copsesa) que se presentó a concurso.

4. ¿Qué va a pasar ahora?

Tras los disturbios desatados este fin de semana, que se han saldado con buena parte del mobiliario urbano de la calle Vitoria y otras aledañas destruido y cuatro decenas de detenidos, el Ayuntamiento se mantiene enrocado en su posición, y ha asegurado que las obras seguirán adelante.

Los vecinos han convocado todos los días a las 12.00 y las 19.00 manifestaciones en las que pasarán por la comisaría donde se encuentran detenidos los manifestantes, así como por la sede del Diario de Burgos. Su intención, aseguran, es mantener las protestas hasta detener las obras.

Cuarta noche de disturbios en el barrio de Gamonal de Burgos

Más sobre este tema
stats