El futuro del PSOE

Sánchez elige a María Jesús Montero como número dos del PSOE y a Patxi López portavoz en el Congreso

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, conversan en el Senado.

Los cambios prometidos por Pedro Sánchez ya han llegado a la cúpula del PSOE. La actual ministra de Hacienda, María Jesús Montero, será la nueva número dos de la formación, un cargo que compaginará con su trabajo en el ministerio. Montero sustituye así a Adriana Lastra, que el lunes hizo pública su renuncia por un embarazo de riesgo y alegó que era incompatible conservar el cargo ante “la intensidad que exige la dirección del partido". La dirigente andaluza ha trasladado su "reconocimiento y gratitud" hacia la labor de su "admirada compañera y amiga" Adriana Lastra.

El presidente del Gobierno y secretario general de los socialistas también ha situado al exlehendakari Patxi López como portavoz del PSOE en el Congreso y la ministra Pilar Alegría del partido. López sustituirá al canario Héctor Gómez, que accedió al cargo hace poco menos de un año, mientras que Alegría será el nuevo rostro de la calle Ferraz en sustitución de Felipe Sicilia, muy cercano a Adriana Lastra. Además, el ministro Miquel Iceta formará parte de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE como responsable de Memoria Democrática y Laicidad, un puesto que antes ocupaba López. Será en el Comité Federal del próximo sábado el que ratifique de manera oficial estos cambios.

"Es un honor y un reto apasionante asumir la portavocía del Grupo Socialista en el Congreso. Desde el diálogo trabajaré para alcanzar acuerdos que protejan a la clase media y trabajadora de este país", ha asegurado López, que ha agradecido a Sánchez su "confianza". El exlehendakari también ha dedicado palabras de agradecimiento a su predecesor, Héctor Gómez: "Quiero agradecer y reconocer la enorme tarea que ha desarrollado con brillantez para sacar adelante las medidas que el Gobierno ha puesto en marcha para hacer frente a esta crisis". La ministra de Educación, Pilar Alegría, ha escrito un mensaje similar, agradeciendo a Sánchez la confianza y a Sicilia su trabajo.

Ha sido el Sánchez el que les ha comunicado estos cambios y ha confirmado que Santos Cerdán, secretario de Organización del partido, seguirá al frente del cargo. Las tensiones entre Cerdán y Lastra habían alcanzado su punto álgido en los últimos meses y se especulaba también con la salida de Cerdán.

La marcha de Adriana Lastra ha facilitado que Sánchez realice esos cambios de calado. La socialista hizo pública su renuncia a la vicesecretaría general por un embarazo de riesgo y alegó que era incompatible conservar el cargo ante “la intensidad que exige la dirección del partido", pero a pocos dentro y fuera del partido se les escapaba que su marcha también estaba motivada por sus enfrentamientos con Santos Cerdán.

Sánchez ha realizado estos cambios ante la necesidad de un revulsivo para reconducir el partido de cara a los comicios de 2023, decisivos para el futuro de la formación, y un año después de la remodelación que el presidente del Gobierno ya llevó a cabo en el Consejo de Ministros. Esto supuso la salida de un elemento ajeno a su partido (y que tantos recelos generaba en él) como Iván Redondo, el presidente y secretario general se rodeó de socialismo pata negra sin mirar antecedentes. 

Flanqueado en la Moncloa por un hombre de Ferraz como Óscar López y otro de sus antiguos aliados como Antonio Hernando, la guardia pretoriana de Sánchez, aquella que le apoyó durante las primarias, se ha reducido con la salida de Lastra. Un núcleo del que también formaban parte José Luis Ábalos y Carmen Calvo hasta su destitución del pasado año.

Adriana Lastra dimite como número dos del PSOE

Adriana Lastra dimite como número dos del PSOE

Más sobre este tema
stats