Podemos pide que el ataque a su sede en Cartagena se investigue en la Audiencia Nacional como acto terrorista

Imagen del autor del ataque, realizando una pintada antes de arrojar el artefacto incendiario.

Podemos ha pedido al Juzgado de Instrucción Número 3 de Murcia que envíe la investigación sobre el ataque con un cóctel molotov a su sede en Cartagena a la Audiencia Nacional para que se investigue como acto terrorista de un sujeto al que vinculan con la extrema derecha y al que atribuyen dos ataques similares.

En su escrito, la formación morada advierte sobre la "peligrosidad" del supuesto autor de los hechos, al que le fueron encontrados "diversas armas blancas y machetes" así como una serie de archivos "de carácter fascista, racista o xenófobo" y otros documentos que tienen que ver con la "hostilidad contra colectivos minoritarios", informa Europa Press.

En esta línea, Podemos hace referencia a un atestado policial que vincula al investigado con el grupo de extrema derecho Bastión Frontal, que tendría como objetivos "subvertir el orden constitucional, suprimir o desestabilizar gravemente el funcionamiento de las instituciones políticas y obligar a los poderes públicos a realizar un acto o a abstenerse de hacerlo", tratando de "alterar gravemente la paz pública".

Además, Podemos señala que el investigado también habría protagonizado un ataque "en similares circunstancias" contra la sede de Izquierda Unida y del Partido Comunista en el municipio de San Andrés del Rabanedo, en León. El investigado, por otra parte, también habría participado en "los disturbios y agresiones" en los "desórdenes públicos sucedidos" en Murcia a finales del pasado mes de octubre.

Las dependencias de IU en este municipio de León sufrieron diversos ataques con daños en cristales y pintadas tales como 'Comunistas asesinos', 'Al horno', 'Comunistas terroristas' y '1488', entre otras, causando desperfectos valorados en 1.800 euros.

Los "ataques tienen una clara intención"

Los disturbios producidos el 31 de octubre y el 1 de noviembre en Murcia, sostiene Podemos, "tenían como finalidad imponer a las autoridades la finalización del toque de queda horario decretado para salvaguardar la salud pública y coadyuvar al derrocamiento ilícito del Gobierno constitucionalmente elegido por el Congreso de los Diputados, como representante de la soberanía nacional".

"Cabe razonar que el móvil de los delitos en cuestión no solo se basa en una cuestión de odio hacia una ideología democrática por parte de miembros de extrema derecha, toda vez que se ataca las sedes de dos partidos pertenecientes a Unidas Podemos y miembros del gobierno de España en estos momentos, si no que los ataques tienen una clara intención", sostiene la formación en su escrito.

Así las cosas, Podemos cree que las "conversaciones encontradas en el teléfono móvil del investigado" demuestran que el objetivo de esta organización era "desestabilizar el funcionamiento de las instituciones políticas del estado y de alterar gravemente la paz pública, en este caso mediante el método de amenazar a una parte" del gobierno de coalición.

Es más, la formación alerta sobre lo que considera "una organización criminal que actúa en varias comunidades autónomas" y que "tiene como finalidad subvertir el estado de derecho y las leyes vigentes", contando para ello con "una peligrosa potencialidad de actuación".

El presunto autor, un varón de 20 años

Todos estos indicios suponen, según Podemos, el encuadre de los hechos ocurridos en la sede del partido en Murcia encuentra su encaje en el delito de terrorismo. A su juicio, la "gravedad de los hechos" debe llevar a que los mismos sean investigados por los Juzgados Centrales de Instrucción de la Audiencia Nacional.

El autor, un varón de 20 años, fue detenido el pasado mes de noviembre tras ser identificado como presunto autor de un delito de daños, contra los derechos fundamentales y las libertades públicas, por los ataques perpetrados contra la sede de Izquierda Unida. Tras el ataque a la sede de Podemos en Cartagena en abril de 2021, los agentes iniciaron diversas investigaciones para poder determinar si el arrestado podría haber participado en hechos similares en otras partes del territorio nacional.

La investigación giró en torno a un análisis comparativo de los hechos ocurridos en Cartagena con los sucedidos en San Andrés de Rabanedo, el estudio de los archivos multimedia extraídos de su teléfono y la existencia de posibles testigos. Recabadas todas las pruebas incriminatorias, agentes de la Policía Nacional, pertenecientes a la Jefatura Superior de Policía de la Región de Murcia, procedieron a la detención del investigado y su puesta a disposición de la autoridad judicial.

Atacan la sede de Podemos en Cartagena con material explosivo

Atacan la sede de Podemos en Cartagena con material explosivo

Más sobre este tema
stats