Santiago de Compostela

El PP apoya en concejales no electos su tercer alcalde en tres años en Santiago

El nuevo alcalde del Partido Popular de Santiago de Compostela, Agustín Hernández, recibe el bastón de mando de su antecesor, Ángel Currás (d), y pasa a ser el tercer alcalde de este partido en tres años

Xan García

En plena ofensiva para conseguir que el candidato de la lista más votada en las elecciones municipales se convierta automáticamente en alcalde, el PP consumó este martes la elección como regidor de Santiago de Compostela del vigésimocuarto miembro de la lista que presentó en 2011.

El nuevo regidor no sólo es el tercero que el PP sitúa al frente del ayuntamiento desde las últimas elecciones sino que el partido de Mariano Rajoy acaba de auparlo al cargo apoyándose en una mayoría de concejales no electos: los escogió él mismo a dedo después de que sus antecesores se viesen forzados a dimitir acusados unos y condenados los otros por delitos de corrupción y prevaricación.

El nuevo alcalde se llama Agustín Hernández y era hasta ahora el responsable del influyente departamento de Obras Públicas de la Xunta de Galicia, lo que le ha convertido en uno de los hombres de la máxima confianza del presidente Alberto Núñez Feijóo. 

Hernández ha tomado posesión proclamando que su objetivo es "devolver la normalidad" al ayuntamiento, algo que para los partidos de oposición y para buena parte de los ciudadanos de la capital gallega no ocurrirá hasta que se celebren nuevas elecciones.

Tras la grave crisis política que vivió en las últimas semanas el Pazo de Raxoi, sede del poder municipal, Hernández ha tomado posesión en un pleno extraordinario arropado por numerosas autoridades como el vicepresidente de la Xunta y número dos del PP gallego, Alfonso Rueda, así como la conselleira de Medio Ambiente, Ethel Vázquez, su relevo en el gabinete de Alberto Núñez Feijóo, que sin embaego ha preferdo mantenerse al margen, informa Europa Press.

En el grupo de gobierno del PP permanece el ahora ahora alcalde, Ángel Curras, también con cuentas pendientes con la justicia. Él mismo sustituyó al primer alcalde de la legislatura, Gerardo Conde Roa, que se vio obligado a dimitir en abril de 2012 cuando trascendió que estaba siendo investigado por un delito de fraude fiscal por el que acabó siendo condenado.

PSOE y BNG, los dos partidos que forman la oposición, intentaron sin éxito que la Junta Electoral impidiese la elección del alcalde con una mayoría de concejales no electos y ahora planean acudir al Tribunal Constitucional.

 Hernández y los otros ocho concejales que han estrenado hoy asiento en el consistorio relevaban a los siete ediles que renunciaron por imperativo legal tras ser inhabilitados por autorizar el pago de la defensa de su compañero Adrián Varela, imputado en la Operación Pokémon, a éste -que ya había renunciado previamente-, y a la también concejala Rebeca Domínguez.

De este modo, el nuevo alcalde, que cerraba la lista electoral del PP de Santiago en 2011, y la diputada Marta González, que le antecedía en el puesto vigésimocuarto, son los dos únicos concejales que han entrado este martes en el ayuntamiento y que formaban parte de la lista original encabezada por Conde Roa.

Los fichajes elegidos a dedo para entrar en el ayuntamiento son la senadora del PP María Jesús Sainz, la gerente del Consorcio de Santiago, María Antón, el licenciado en Derecho Manuel Martínez Varela, así como Ramón Quiroga, marido de una de las ediles inhabilitadas, Cecilia Sierra.

Hernández ha recurrido también para completar las vacantes a altos cargos de la consellería que acaba de abandonar, como es el caso de la ingeniera de Caminos Teresa Gutiérrez y de la licenciada en Derecho María José Corral. Además se incorporará Alejandro Sánchez-Brunete Varela, quien fue asesor de la Consellería de Presidencia y del propio ayuntamiento compostelano.

En la trayectoria del nuevo alcalde también hay un historial judicial: llego a estar imputación por falsedad documental en la certificación de la finalización de una obra de la Diputación de Pontevedra, aunque finalmente la causa fue archivada.

Dos detenidos

El nombramiento del nuevo regidor fue saludado dese la calle por un centenar de personas que protestaron ante la sede municipal. Dos sindicalistas han sido detenidos tras saltarse el cordón policial cuando el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, se disponía a acceder al ayuntamiento. Uno de los detenidos es el miembro del sindicato nacionalista CIG Renato Núñez, mientras que el otro es Manuel Dacal, de la Federación Rural Galega (Fruga). Ambos han sido trasladados en un vehículo de la Policía Nacional.

 Previamente ya se habían vivido momentos de cierta tensión entre loz agentes de policía que custodiaban el edificio y los manifestantes, que corearon gritos como "Gobierno no electo, democracia sin efecto”, "Agustín golpista" y "Tercer alcalde, tercer cofraude".

Las imputaciones por corrupción en Santiago derriban al segundo alcalde del PP en dos años

Las imputaciones por corrupción en Santiago derriban al segundo alcalde del PP en dos años

Más sobre este tema
stats