PORTADA DE MAÑANA
Ver
Ayuso pone al PP a los pies de Milei en plena crisis diplomática con Argentina

Las cuentas del PP

El PP declaró 40 millones por "aportaciones de cargos públicos" en los cinco años previos al estallido de los 'papeles de Bárcenas'

El extesorero del PP Luis Bárcenas, a su salida de la de la Audiencia Nacional.

La bajísima participación en las primarias del PP -66.384 inscritos de los 869.535 afiliados oficialmente registrados- y la constatación de que los ingresos declarados como aportaciones de la militancia se desplomaron tras salir a la luz los papeles de Bárcenas abren ahora un interrogante: el de si existe algún nexo entre un censo con visos de hiperinflación y la forma en que se financiaba el partido.

Los informes del Tribunal de Cuentas analizados por infoLibre no solo certifican la caída en picado de las llamadas "aportaciones de cargos públicos" -contribuciones adicionales a las cuotas- tras haber alcanzado su cénit en 2013 sino que ofrecen para esas ayudas unas cifras astronómicas en el quinquenio que finalizó ese año, el mismo en que la justicia colocó el foco sobre las cuentas del PP tras las revelaciones de su antiguo tesorero. Entre 2009 y 2013, el PP declaró haber recibido casi 40 millones por "aportaciones de cargos públicos": 39.085.466 euros en cifras exactas.

En ausencia de explicaciones detalladas -el PP se ha negado a ofrecerlas-, precedentes como el del pitufeo de 2011 destapado en Valencia –blanqueo de donaciones opacas mediante la transferencia de pequeñas cantidades que luego regresaban en negro al bolsillo de quienes las habían efectuado- o el realizado desde la sede central de Génova en 2009, y que reveló hace dos años elespanol.com, alimentan las dudas sobre el abultado peso de esas "aportaciones" y su posterior e inmediato colapso.

Y afianza también esas dudas la ausencia de explicaciones para un hecho insólito: el desfase de nada menos que siete millones de euros entre las “aportaciones de cargos públicos” que el Tribunal de Cuentas dictamina como recibidas por el PP en 2013 -9,4 millones- y las anotadas por el partido en la cuenta de resultados publicada en su web: 2,3 millones.

Ante las preguntas de este periódico, el PP se ha limitado a aducir que esa discrepancia multimillonaria obedece a que hubo "un cambio de criterio contable". En realidad, fue en 2014 y en 2013 cuando el Tribunal de Cuentas concluyó que el PP había contabilizado erróneamente ese ejercicio como ingresos procedentes de afiliados siete millones cuyo verdadero origen eran subvenciones públicas a grupos municipales y al del Parlamento de Navarra. En el informe de 2013 el órgano fiscalizador desglosa en cambio con tal detalle los ingresos de origen privado que resulta imposible atribuir nada menos que siete millones a una fuente de financiación distinta de la que señala el texto.

Fue en 2013 cuando el entonces ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz sostuvo que el PP contaba con "más de 700.000 militantes" que confiaban "en el honor del partido" frente a las acusaciones de Luis Bárcenas sobre la caja B, la contabilidad paralela cuya existencia terminó por certificar la Audiencia Nacional en la sentencia de la pieza troncal del caso Gürtel.

Más peso que las donaciones legales

Pero si la cifra de 40 millones en un quinquenio como fruto de las aportaciones de cargos públicos resulta en sí misma formidable, la mayor sorpresa radica en que fueron esas aportaciones y no las cuotas de afiliación ni las donaciones las que, oficialmente, mayores ingresos  privados procuraron al PP. De hecho, a lo largo de ese mismo lustro las cuotas de afiliación se limitaron a 21,3 millones: es decir, casi exactamente la mitad de lo que representaron las “aportaciones de cargos públicos”. Las donaciones declaradas solo sumaron 7,6 millones.

¿Por qué precisamente en el momento álgido de la crisis se dispararon esas "aportaciones de cargos públicos" -25,3 millones entre 2009 y 2011- y cayeron ya en 2014, justo cuando, según el propio Gobierno de quien entonces dirigía el PP, Mariano Rajoy, la recesión había quedado por fin atrás?  ¿Tenía menos electos el PP en 2014 que en 2013? No. O, al menos, no sustancialmente dado que en 2014 solo había perdido ocho escaños -en las elecciones al Parlamento Europeo celebradas ese año- de los más de 27.000 cargos que atesoraba desde la triple cita electoral de 2011: generales, autonómicas en la mayoría de las comunidades y municipales. 

El PP pide en el Congreso que el CGPJ vigile e investigue a los jueces encargados de sus casos 'Gürtel' y 'Bárcenas'

El PP pide en el Congreso que el CGPJ vigile e investigue a los jueces encargados de sus casos 'Gürtel' y 'Bárcenas'

¿Y había variado entre 2013 y 2014 el tratamiento fiscal de las cuotas y aportaciones a los partidos políticos? No. ¿Por qué entonces pasaron de 9,4 millones en 2013 a 2,3 en 2014 esas aportaciones de cargos públicos, en ascenso desde al menos 2009, el primer ejercicio en que el Tribunal de Cuentas ofrece datos desagregados que permiten diferenciar las cuotas ordinarias de esas contribuciones especiales? Sigue sin haber explicación oficial.

A día de hoy, el PP posee alrededor de 23.500 cargos electos. Es decir, unos cuatro mil menos que en 2013. ¿Explica ese retroceso que las aportaciones de cargos públicos cayeran desde los 25,4 millones contabilizados en el trienio 2011-2013 a los 6,7 que el PP declaró entre 2014 y 2016? En principio, las reglas de proporcionalidad tampoco apuntan aquí a una respuesta afirmativa.

 

Más sobre este tema
stats