La situación en el PP

El PP no sabe “nada” de las cajas B en cada territorio que destapó Bárcenas

El ministro y candidato del PP a las europeas, Miguel Arias Cañete, con el vicesecretario de Organización, Carlos Floriano, este 22 de abril.

En su última declaración ante el juez Pablo Ruz, el pasado 10 de abril, el extesorero del PP Luis Bárcenas aseguró que en todas las sedes regionales y provinciales del partido existía una contabilidad B. Aunque en la sede nacional, nada se controlaba. "Ni supervisábamos, ni queríamos saber", respondió al Ministerio Fiscal. El contenido íntegro de esa declaración se conoció ayer lunes, así que era obvio que hoy la pregunta rebotase en Génova. Pero Génova hizo como que la cosa no fuera con ella. Despachó los nuevos datos del caso Bárcenas con una nueva ración de vaguedades caso Bárcenasy una reformulación del "no me consta". 

¿Podría desmentir lo que dijo Bárcenas de que existían cajas B en cada territorio y que lo conocían los secretarios generales? "Yo no sé nada de eso, no sé que hubiera nada de eso", contestó lacónicamente Carlos Floriano, vicesecretario general de Organización y Electoral del PP, que compareció en rueda de prensa al término del Comité Ejecutivo Nacional de su partido, presidido por Mariano Rajoy. Y así replicó con cada nueva pregunta sobre el asunto. Por ejemplo, cómo va a explicar su formación a los ciudadanos que deben pagar sus impuestos –ahora es la campaña de la renta– cuando presuntamente pagó en negro la reforma de su cuartel general. "Lo único que quiero es que se aclare absolutamente toda la situación, que los responsables, si los hay, que asuman la responsabilidad que se determine por parte de los tribunales, como cualquier otro ciudadano, como cualquier otra entidad".

¿Y ha entregado a Ruz todas las escrituras que fue otorgando desde 2007 a Bárcenas para poder actuar como tesorero y como gerente y así averiguar si el PP pudo cometer delito fiscal? "El PP ha entregado al juez toda la documentación que se le ha requerido y a partir de ahí tomará las decisiones que estime convenientes. Pero nosotros siempre en favor de colaborar con la Justicia hasta sus últimas consecuencias". El magistrado había concedido a Génova un plazo de cinco días para facilitar todos los papeles en una providencia firmada el pasado martes, 15 de abril.

Floriano sólo se explayó cuando se le preguntó por el último informe de la Udef que vincula las donaciones al PP con campañas electorales y si teme el partido que el caso Bárcenas afecte a las próximas europeas del 25 de mayo. Y también si los conservadores accederán a que el Congreso examine las relaciones del candidato, Miguel Arias Cañete, con sus empresas, como le exigió hoy el PSOE. "Yo lo que le pido al PSOE es que no ensucie la campaña, porque no aporta nada que nos empecemos a reprochar aquí cosas. Todos los asuntos de corrupción hay que investigarlos hasta el final, y que los jueces determinen las responsabilidades que se deriven de los mismos. Conviene no precipitarse. Yo sé que es muy difícil que algunos lo hagan", replicó el dirigente del PP, quien además defendió a Cañete como ministro "intachable" en su trayectoria pública y privada. 

La "peor herencia de la democracia"

Por lo demás, Rajoy siguió sin desvelar ante los suyos cuándo procederá a una remodelación de su Gobierno para cubrir la vacante que dejará Cañete. Ese relevo, como mínimo, no se producirá hasta el próximo viernes, porque tiene cerrada su agenda como ministro. Floriano, como era esperable, no dio pista alguna y se remitió a lo que decida el presidente. 

El vicesecretario general sí apuntó algunas de las líneas esenciales de la campaña del PP para las europeas. Dos, básicamente, explotar el discurso de la herencia recibida por los socialistas –"la peor en la historia de la democracia"– y la supuesta recuperación económicaexplotar el discurso de la herencia recibida. El jefe del Ejecutivo pidió a los miembros del Comité Ejecutivo que se impliquen en la movilización de cara a los comicios del 25-M, y que defiendan las reformas emprendidas en esta legislatura, que han permitido que la situación "cambie radicalmente", y sin que se haya hecho "a costa del Estado del bienestar, al que se le ha dado sostenibilidad y estabilidad de cara al futuro". 

Cañete asistió a la reunión y prometió a sus compañeros darlo todo para conseguir el mejor resultado para su partido. "Yo estoy dispuesto a exprimir el limón hasta que no salga más zumo", informa Efe. Según fuentes de la formación, su agenda como candidato está prácticamente cerrada hasta el 23 de mayo –cuando finaliza la campaña– y, de hecho, el viernes protagonizará un mitin en Cáceres, a los que seguirán otros dos en Baleares y la Comunitat Valenciana el sábado y domingo. El lunes, el PP presentará su programa electoral, y lo hará en Barcelona. No está confirmado que asista el propio Rajoy. Cataluña se convertirá en una de las comunidades centrales, en un momento de crecimiento de las tensiones por el desafío soberanista. Rajoy, según trasladó Floriano, insistió en su disposición al diálogo, pero siempre dentro de la ley, y teniendo en cuenta los dos pronunciamientos en contra de la consulta: el del Tribunal Constitucional y el del Congreso. Los conservadores tampoco creen en la vía confederal ofrecida por el lehendakari, Iñigo Urkullu, el pasado domingo en el Aberri Eguna. "Hay demasiadas ocurrencias, sería bueno que nos guiáramos por el sentido común". 

"Municipalizar" la campaña

Andalucía será otra de las regiones claves. De hecho, el nuevo presidente del PP andaluz, Juan Manuel Moreno, que acudía hoy por primera vez al Comité Ejecutivo tras su nombramiento, subrayó la importancia de la comunidad, en la que despunta la nueva jefa de la Junta, la socialista Susana Díaz. No obstante, el vicesecretario de Organización y director de la campaña aún debe cerrar con el presidente las fechas en las que este acudirá a mítines para las europeas. 

A la salida del Comité, varios dirigentes remarcaron que Rajoy fue el de movilizar a todo el partido, "municipalizar" los comicios. "Pido ayuda e implicación a todos para que los nuestros nos den su voto y su apoyo", reclamó el líder del PP.

Floriano también destacó que la campaña de su partido será "austera", pero pidió al PSOE que no haga "demagogia" anunciando –como ayer hizo Óscar López, secretario de Organización– que no hará publicidad electoral en vallas, porque que se pongan carteles o no "no significa ahorro", ya que ese presupuesto se puede redistribuir poniendo más banderolas o serigrafiando más autobuses, por ejemplo. El director de la campaña confirmó asimismo que está hablando con López de cara al debate televisado con la número uno de los socialistas, Elena Valenciano. Cara a cara ofertado por TVE y que será complementado con otro duelo con todas las formaciones. 

Bárcenas sostiene que ni hay recibís de los sobresueldos ni pruebas de los pagos en B de las obras en la sede del PP

Bárcenas sostiene que ni hay recibís de los sobresueldos ni pruebas de los pagos en B de las obras en la sede del PP

Más sobre este tema
stats