LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Ábalos complica a Sánchez la gestión política del 'caso Koldo' al aferrarse al escaño en el Grupo Mixto

Elecciones europeas

Los principales partidos se olvidan de las primarias para las europeas

Alfredo Pérez Rubalcaba y Soraya Rodríguez con la candidata a las europeas, Elena Valenciano, y su posible número dos, Ramón Jáuregui, este 11 de febrero en el Congreso.

Está claro que la retórica de las primarias gusta a muchos: un candidato elegido por una base electoral más amplia que, desde luego, el dedo divino del líder. Pero son muy pocos los partidos que van a emplear dicho procedimiento para la cita electoral más próxima: las europeas del 25 de mayo. El PP aún espera que Mariano Rajoy dé el paso y unja a su candidato a Bruselas. El PSOE, pese a que meses atrás se planteó elegir a su cabeza de lista en primarias, al final ha designado a Elena Valenciano después de que Alfredo Pérez Rubalcaba la postulase y obtuviese el respaldo de los barones territoriales.

El número uno de IU saldrá, en principio, de una comisión ad hoc. CiU, que encabezará una lista con al menos PNV y Coalición Canaria, ni se plantea optar por las primarias. La dirección de ERC ya decidió en noviembre que su hombre para Europa era el filósofo Josep Maria Terricabras. Así las cosas, sólo UPyD, Compromís, Equo y Ciutadans se han inclinado por abrir el proceso de elección de sus candidatos. 

PP, A LA ESPERA DEL DEDO DE RAJOY

Rajoy decidirá. En eso se resume, básicamente, la incertidumbre que aún hoy pesa sobre el candidato del PP a las elecciones europeas. Autodescartado Jaime Mayor Oreja, las puertas parecen más abiertas para el titular de Agricultura, Miguel Arias Cañete, el mejor valorado del Gabinete pese a obtener un claro suspenso (un 3,17, según el último CIS). Es el nombre que, en el Gobierno y en el partido, ven como más factible, pero al final todo dependerá de lo que diga y haga el presidente. El propio jefe del Ejecutivo aseguró ayer en Ankara, tras la cumbre hispano-turca, que no desvelará quién es su nominado antes del congreso que el Partido Popular Europeo (PPE) celebrará en Dublín los días 5 y 6 de marzo.

La marcha de Cañete a la Eurocámara –aunque, según cuentan en el PP, él preferiría ocupar el cómodo sillón de comisario– comportaría una derivada inevitable: Rajoy se vería obligado a una crisis de gobierno, que sería de mayor envergadura en caso de que quisiera introducir más cambios en su Ejecutivo. El presidente, no obstante, ya ha defendido que está muy satisfecho de todo su equipo y que, si puede, no lo modificará. 

Nada extraño, el PP es un partido profundamente presidencialista, muy vertical. Las primarias, por descontado, no entran en el guión. Tampoco para designar a su aspirante a la Moncloa: el líder del partido es automáticamente, por estatutos, el candidato presidencial. El mismo procedimiento se sigue, en principio, para nombrar a los candidatos autonómicos. 

EL PSOE SE OLVIDA DE LAS PRIMARIAS

Hace algo menos de un año, la dirección del PSOE barajaba la posibilidad de elegir a su cabeza de cartel para las europeas en primarias, como una vía para movilizar al electorado y frenar un eventual resultado adverso. Pero esa alternativa fue decayendo al cabo de poco tiempo. No se incluyó esa propuesta en el documento marco de la Conferencia Política, ni del cónclave salió una medida en esa línea. 

Al final, la decisión se adoptó en una cena. El secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba, convocó de urgencia a los barones territoriales el viernes en Ferraz y allí todos respaldaron la candidatura de Elena Valenciano. Hasta el madrileño Tomás Gómez, habitualmente crítico con Rubalcaba, le prestó apoyo. El domingo pasado, por la tarde, el partido comunicó la noticia a los periodistas: la vicesecretaria general era la elegida. El lunes, la ejecutiva federal rubricó el nombramiento. Y ayer martes, Valenciano recibió el empujón simbólico del Grupo Parlamentario. Durante la reunión, a puerta cerrada (excepto la intervención del líder), distintos dirigentes le manifestaron su aval, incluido el expresidente manchego José María Barreda, uno de los diputados que ha mostrado más oposición al secretario general.

El PSOE se olvidó de las primarias, algo que no hizo el PSC. Los socialistas catalanes sí permitieron opinar a sus bases. El pasado sábado, proclamaron vencedor a Javier López, líder de las juventudes del partido, al haber obtenido 5.343 apoyos, el 68,7% de los votosproclamaron vencedor a Javier López, líder de las juventudes del partido. Superó así a la secretaria de Europa del PSC de Barcelona, Eliana Camps, quien logró 2.331 votos, un 28,9% del total. Se registraron 191 blancos y 21 nulos. A la consulta estaban llamados los 20.548 militantes y los 67.675 simpatizantes del PSC. 

El Comité Federal de mediados de marzo ratificará la lista electoral al completo. Pero, a fin de cuentas, esta habrá sido cocinada entre Ferraz y las federaciones, sin participación directa de los militantes, y mucho menos de los votantes. Las primarias se dejan, por tanto, para las municipales (en ciudades de más de 20.000 habitantes y siempre entre afiliados), autonómicas (generalmente cerradas y excepcionalmente abiertas a los ciudadanos) y nacionales (abiertas). 

IU monta una comisión

Aunque en el último Consejo Político Federal –máximo escalón de poder entre asambleas– se discutió largamente sobre el método, al final IU optó por un sistema mixto (y no explorado hasta ahora) para designar a su candidato a Bruselas. Por un lado, permitió a las federaciones que eligieran, como ellas quisieran, a un hombre y una mujer que se sumarían a la lista. O sea, daba carta blanca a los territorios. Murcia, Galicia, Baleares, Extremadura y Castilla y León han optado por hacerlo mediante primarias. Andalucía, la federación de mayor peso, ha elevado una consulta a sus asambleas. Madrid, otra de las importantes, lo votará en sus órganos. Además, los territorios tienen otra tarea: han de emitir su opinión acerca del cabeza de lista. Por su parte, Izquierda Abierta está sumergida en pleno proceso de primarias abiertas para aupar al hombre o mujer al que promoverá como miembro de la candidatura. Compiten cinco aspirantes: tres hombres (Tasio Oliver, Pedro Chaves y Juanma García Arcos) y dos mujeres (Mar Cambrollé y Marta Ávila).

Todos esos elementos, más la firma de los acuerdos con otras formaciones políticas y movimientos sociales, debe casarlos la comisión ad hoc, integrada por 15 miembros. Ella es la que está obligada a intentar ahormar una candidatura de consenso. Si no es posible, se votarán las alternativas en el Consejo Político del sábado 1 de marzo. Las cosas están como estaban hace días: el número uno podría ser Willy Meyer, eurodiputado desde 2004, o la castellonense Marina Albiol. 

IU aún debe amarrar sus alianzas con Anova, Chunta Aragonesista... o Podemos, la plataforma liderada por el profesor y tertuliano Pablo Iglesias, quien ya ha puesto como condición para un posible pacto que haya primarias abiertas a los ciudadanos. Algo a lo que en principio la dirección de IU no está dispuesta. En todo caso, los contactos formales con Iglesias y su entorno no han comenzado

LA PARTIDA DE LOS NACIONALISTAS

La dirección de Esquerra Republicana ya decidió el pasado 30 de noviembre quién era su candidato para las europeas: el filósofo Josep Maria Terricabras. Lo anunció la secretaria general, Marta Rovira, durante la celebración del Consell Nacional del partido. Otro dedazo de la cúpula

La vía muerta de una candidatura soberanista catalana –la solución propugnada por Convergència Democràtica de Catalunya (CDC)– obligó a CiU a moverse en otra dirección. El pasado 27 de enero la federación confirmó que repetiría la fórmula tradicional: una alianza con, al menos, el PNV y Coalición Canaria. Ramón Tremosa tiene "muchas posibilidades" de repetir como número uno de la lista, según adelantó el dirigente de CDC y alcalde de Barcelona, Xavier Trias. Igual que es muy probable que salga reelegido, por los democristianos, Salvador Sedó. 

Aún hay alianzas por decidir y, en consecuencia, no hay formalmente candidatos. Así. la cúpula del BNG aprobó el pasado sábado trasladar a sus militantes la opción de concurrir a las europeas con Bildu y la Candidatura d'Unitat Popular (CUP), pero estos son los que deberán votar esa alternativa. 

LOS QUE SÍ HACEN PRIMARIAS

De las contadas formaciones que se han inclinado por las primarias para estas europeas, sólo UPyD ha completado el proceso. El pasado 18 de enero, Francisco Sosa Wagner resultó reelegido cabeza de lista con el 60,27% de los votos registrados. El segundo en liza de los 40 que se presentaron, Chema Larrea, obtuvo un 14,68% de los 1.837 emitidos. A las primarias estaban llamados los cerca de 6.000 afiliados y los 39 simpatizantes inscritos en el censo desde hace un año. La número dos de la candidatura, Maite Pagazaurtundua, expresidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo, fue elegida, eso sí, a dedo, y competirá como independiente. 

Las primarias del PSOE en cuatro comunidades ponen a prueba el control de sus direcciones

Las primarias del PSOE en cuatro comunidades ponen a prueba el control de sus direcciones

Equo, por su parte, está inmersa en la segunda vuelta de sus primarias abiertas. Ahora mismo, dos hombres y dos mujeres rivalizan para conseguir encabezar la lista: Florent Marcellesi, Guillermo Rodríguez, Reyes Montiel e Inés López-Dóriga. Militantes, simpatizantes y ciudadanos que se hubieran inscrito antes del 19 de enero –15.766 personas en total– tienen en sus manos la decisión. La segunda ronda tendrá lugar entre el 1 y el 10 de marzo. Compromís, el socio más seguro del partido verde, aprobará el 15 de febrero el reglamento de sus primarias ciudadanas. Se prevé que la elección se haga el 8 de marzo.

Ciutadans ya tiene convocadas sus primarias para designar a los cinco primeros miembros de la lista europea. La votación, telemática, para facilitar la participación de los afiliados del partido de Albert Rivera de toda España, se celebrará entre el 20 y el 22 de febrero. Por lo pronto, la ejecutiva de C's ya habilitó el pasado día 4 al abogado Javier Nart y al escritor y periodista Juan Carlos Girauta para que puedan concurrir como independientes.

Ni UPyD, ni Equo ni Ciutadans han exigido a los potenciales aspirantes la presentación de avales

Más sobre este tema
stats