Caso Bárcenas

El PSOE vuelve a amagar con la moción de censura, pero no concreta nada

Óscar López, durante su rueda de prensa en Ferraz este miércoles, 14 de agosto.

Situación "gravísima". De "extrema gravedad". El PSOE considera que se ha producido un nuevo salto cualitativo en el caso Bárcenas tras la declaración, esta mañana ante el juez Pablo Ruz de la Audiencia Nacional, de la secretaria general del PP. El hecho de que María Dolores de Cospedal haya escurrido el bulto hacia su superior, y haya cargado sobre los hombros del presidente del Gobierno y del PP la responsabilidad del acuerdo para indemnizar al extesorero, sitúa a Mariano Rajoy, como remarcó en varias ocasiones el secretario federal de Organización, en el "epicentro" del escándalo. De modo que el PSOE se marca un "doble objetivo": "Exigir si cabe aún con más fuerza la dimisión de Rajoy" y "conocer toda la verdad". A la demanda de la creación de una comisión de investigación sobre la presunta financiación irregular del PP se sumarán, adelantó Óscar López, "nuevas acciones judiciales y parlamentarias, sin descartar ninguna de ellas", que se anunciarán la próxima semana. 

Sobrevuela de nuevo, lógicamente, la amenaza de moción de censura, a la que el PSOE, antes y después de la comparecencia del jefe del Ejecutivo ante el pleno del Congreso del pasado 1 de agosto, dijo no renunciar en ningún caso. El número tres reconoció que esa posibilidad sigue estando presente, aunque no dio más detalles. "Vamos a estudiarlo ahora, para anunciar la semana que viene cualquiera de ellas. No me refiero a ninguna de ellas en concreto".

López recordó que a su partido le hicieron falta siete peticiones seguidas en la Cámara y amagar con la moción para que Rajoy acudiera a la Cámara. Y en su intervención, uno de los mensajes que dejó fue que Luis Bárcenas ya no "estaba en el partido" cuando él llegó a la Moncloa. "¡Vaya si estaba! Estaba, y en unas condiciones envidiables. La situación es insostenible para el presidente. Es inevitable, exigible a partir de ya, que el señor Rajoy dé explicaciones de por qué mintió". ¿Está más o menos más cerca la moción que hace una semana, o dos?, se le preguntó. "Está y estará encima de la mesa. Si tomamos alguna decisión al respecto, les informaremos", resolvió. 

El PSOE tiene ahora mismo abierta toda la baraja. Según apuntaron fuentes del partido, entre las medidas judiciales, se sumaría tal vez, además de la solicitud de un careo con Bárcenas –ya anunciado–, la petición de comparecencia de los dos secretarios generales que sucedieron a Francisco Álvarez-Cascos y Javier Arenas y antecedieron a Cospedal: el propio Rajoy (2003-2004) y Ángel Acebes (2004-2008). Entre las iniciativas parlamentarias, una nueva demanda de que el presidente acuda al Congreso, la confección de una proposición no de ley a modo de impeachment (reprobación)o la misma moción de censura... 

"El pacto secreto de un presidente con un delincuente"

El secretario de Organización comenzó su comparecencia, en la sede federal de Ferraz, recalcando el porqué de la "gravedad" de las palabras de Cospedal ante el juez. La secretaria general, al desembarazarse de la responsabilidad del finiquito y endosársela a Rajoy y Arenas, puso "el foco directamente" en el presidente. "Hoy Cospedal ha revelado algo muy importante: que el nexo principal entre el PP y Bárcenas es Rajoy. Eso es lo que hemos conocido hoy. No es que este asunto le toque de refilón, es que el señor Rajoy está en el epicentro del caso Bárcenas, esa es la realidad".

Para el PSOE, la número dos de los conservadores ha revelado que el jefe del Ejecutivo tenía un "pacto secreto" con su extesorero, que incluía que el PP se hacía cargo de su defensa y se la pagaba, que le mantenía el despacho y le abonaba "un sueldazo". "Ojo, no una indemnización en diferido, como decía Cospedal", ironizó López, refiriéndose a aquella liosa declaración de la secretaria general del pasado febrero. Con todo ello, el caso Gürtel, que mutó a caso Bárcenas y caso PP, ha devenido ahora "en el caso Rajoy"caso Rajoy, porque "ya no es el testimonio de Bárcenas contra Rajoy, ahora es el testimonio de Cospedal contra Rajoy". 

Vista la comparecencia ante Ruz, "se entienden mejor algunas cosas": el flujo de mensajes SMS entre el presidente y el hombre de las finanzas del PP, que se han caído "muchas mentiras" por el camino, que se trata no de los papeles de Bárcenas, sino de la "contabilidad B del PP", que se han confirmado varios apuntes contables –y recordó que ayer el sucesor de Bárcenas en la gerencia, Cristóbal Páez, reconoció entregas en efectivo–, que el extesorero siguió en nómina hasta enero de 2013... "Mucho tenía que temer Rajoy para hacer ese pacto secreto". Total, que no era el "chantaje de un delincuente, sino el pacto del presidente con un delincuente", una "situación de extrema gravedad". 

"No exime al PP de responsabilidad"

Para Izquierda Unida, las declaraciones de Cascos, Arenas y Cospedal "evidencian la necesidad de llevar a cabo una comisión de investigación parlamentaria". José Luis Centella, en rueda de prensa en Málaga, adelantó que su formación está preparando una serie de preguntas para que los dirigentes del PP "contesten a ellas en sede parlamentaria, donde no podrán decir, como ante el juez, que no les consta o que no recuerdan cómo se financió el partido y cómo recibió ayudas". "Si los señores Arenas y Álvarez-Cascos no controlaban al señor Bárcenas, se supone que los controlaba alguien más arriba, los señores Aznar y Rajoy", coligió el portavoz parlamentario de Izquierda Plural (IU-ICV-CHA).

"Esto es un sálvese quien pueda en el que todo el mundo quiere huir", dijo Centella. Pero "hay algo evidente, que es la posible financiación irregular del PP, y esa financiación, sea responsabilidad de Rajoy, José María Aznar, Arenas, Cascos o Bárcenas da lo mismo. El hecho de que sólo el extesorero fuera el gerente de las cuentas no exime al PP de responsabilidad". El hombre fuerte de Cayo Lara volvió a exigir la dimisión del presidente y la convocatoria de elecciones anticipadas. 

Por su parte, Rosa Díez, portavoz de UPyD, se burló del "No me consta" que resumía la declaración de Cospedal. "Es lo que al parecer recomiendan todos los abogados a quienes comparecen como testigos para no incurrir en delito de perjurio. No dicen que no había contabilidad B, sino que no le consta", escribió en su perfil de Facebook. A Díez le resulta "llamativo" que los que sostienen "con razón" que José Antonio Griñán, Manuel Chaves y los dirigentes de CCOO y UGT debían "conocer" el caso de los ERE señalen ahora, "para ellos mismos y su partido", que no tienen responsabilidad "en la financiación ilegal".

"Hagan el favor de no faltar el respeto a los ciudadanos: por acción u omisión, son ustedes responsables. Como le dije al presidente Rajoy, deben asumir su responsabilidad política al margen de que tengan que asumir ( o no, eso no me compete) su responsabilidad penal. La política no la pueden eludir: o cómplices o inútiles. En todo caso, responsables", zanjó.

Rubalcaba y todo el PSOE apoyan a Óscar López y retan al PP a denunciarles

Rubalcaba y todo el PSOE apoyan a Óscar López y retan al PP a denunciarles

Más sobre este tema
stats