LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Doce asesinatos machistas en quince días destapan fallos en todas las escalas de protección de las mujeres

La situación en el PP

Rajoy se proclama alternativa a “los nuevos y viejos demagogos” arropado por Merkel, Sarkozy y Berlusconi

Rajoy se proclama alternativa a “los nuevos y viejos demagogos” arropado por Merkel, Sarkozy y Berlusconi

El presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, presume de ser previsible. Y así, fiel a sí mismo, se mostró este jueves en Madrid en la clausura del congreso del PP Europeo. Una cita vendida desde su partido y desde el Ejecutivo como una muestra del reconocimiento de su liderazgo por parte de todos los jefes de Gobierno y líderes de la oposición de la UE pertenecientes a la familia del PPE. En presencia de referentes –o ex referentes– de la derecha europea como la alemana Angela Merkel, el francés Nicolas Sarkozy o el italiano Silvio Berlusconi, Rajoy cerró el cónclave con un discurso [consúltalo aquí en PDF] centrado en dos ejes: el de la herencia recibida y el del miedo "a los populistas y a los secesionistas", "a los nuevos y a los viejos demagogos". Su discurso de los últimos meses.

Convencido de que el 20 de diciembre volverá a ganar las elecciones, el presidente del Gobierno contó a sus socios europeos que "casi nadie pensó que España podía salir de esa situación [la que se encontró cuando llegó a la Moncloa] por sus propios medios".

"Por fin, y pese a que queda mucho por hacer, hemos demostrado que lo que funciona son las reformas y no las parálisis reformistas", mantuvo recordando que la situación en la que dejaron el país en la última legislatura de los socialistas "era de emergencia".

Admitió el presidente del Gobierno que muchas de las medidas que había tomado fueron "impopulares", pero que pese a ello "siempre estuvieron alejadas de la demagogia" de sus adversarios políticos.

Metiendo a todo su auditorio en el mismo saco, Rajoy sostuvo que "los partidos populares" son los de "la confianza", los de la "estabilidad". "Los que huyen de los fuegos de artificio y de los eslóganes de quita y pon. Somos los partidos de las personas".

Frente a esa estabilidad, Rajoy vio la amenaza de "las propuestas de opciones políticas radicales, tanto secesionistas como populistas". "Todas ellas, todas sin excepción, son contrarias al ideal de la concordia europeísta y a la fuerza positiva de la unión y de la integración".

El escenario portugués

A Rajoy se le notaba animado. Uno a uno, todos los que le habían precedido en el turno de palabra le habían regalado vivas y palabras de apoyo. Le habían deseado suerte para las elecciones generales. Y le habían presentado como un ejemplo a imitar. Habían viajado a España con el discurso de la herencia recibida muy bien aprendido.

Pero pese al optimismo del jefe del Ejecutivo, el caso portugués le había estropeado algo la fiesta. Un pacto entre fuerzas de izquierda tras las elecciones suma más que la lista de Pedro Passos Coelho, socio del PP en Europa. Es uno de los escenarios más temidos para Rajoy. Y al caso luso se refería cuando alertó contra "coaliciones de perdedores que suman fuerzas", que pretenden lograr "mediante pactos lo que no consiguen en las urnas".

La defensa de que gobierne la lista más votada va a ser uno de los ejes de la campaña electoral que culminará en el 20-D.

Y en el discurso de la defensa de la lista más votada, ocuparán un lugar clave los nuevos partidos. "Ahora, además, surgen por doquier y en toda Europa todo tipo de partidos que lo arreglan todo en media hora, que no han gobernado nunca y, cuando lo hacen, ya tenemos algunas experiencias en Europa. Amigas y amigos, fuerzas políticas que salen al mercado a ver lo que encuentran. Yo quiero decir que nosotros, los populares europeos, no somos el refresco de moda, ni una fiebre de un día ni una vieja idea fracasada que se disfraza de novedad". Una alternativa "frente a los nuevos y los viejos demagogos".Inmigración

"No quiero cansaros mucho hoy", dijo antes de abordar el tema de la inmigración. Poco antes, el primer ministro húngaro, Viktor Orbán, había desplegado un discurso con todo su arsenal xenófobo

Mucho más conciliador, Rajoy dijo a sus socios europeos que  el objetivo común "pasa también por consolidar una Europa más abierta, más receptiva y más democrática". "No hablo de grandes palabras. Hablo de una realidad que, como la inmigración, es un tema que está llamado a determinar nuestras políticas. Unas políticas que, alejadas tanto de populismos como de extremismos, deben llegar a un equilibrio dotado de generosidad y responsabilidad. Solidaridad, orden y humanidad son nuestras coordenadas para ayudar a las personas que tienen dificultades y para proteger el proyecto común. Solidaridad, orden y humanidad", mantuvo.

El presidente dijo sentirse orgulloso del logro que supone la libertad de movimiento de personas dentro de la Unión. "Por eso, mantendremos el firme compromiso de garantizar que siga siendo así", dijo. "Al mismo tiempo sabemos que es imprescindible –insisto, imprescindible– establecer un control de la inmigración ilegal para garantizar la seguridad interna. Los Estados miembros de la UE deben colaborar estrechamente en la gestión fronteriza para garantizar el mantenimiento de la seguridad. Y nadie podrá decir que España no ha estado a la cabeza en esta materia y seguiremos colaborando con todos en lo que haga falta".

Merkel: "Habéis cogido el toro por los cuernos"

Antes de subir al escenario, Rajoy recibió el apoyo de sus compañeros del PPE. "Gracias a tus políticas, gracias a las políticas del PP, habéis cogido el toro por los cuernos", le dijo la canciller alemana Angela Merkel, que recordó que en España se han creado "un millón de puestos de trabajo". 

"Por fin los ciudadanos ven que se consigue avanzar", añadió.

Enda Kenny: "¡Viva Mariano! ¡Viva el PP! ¡Viva España!"

Por su parte, el primer ministro de Irlanda, Enda Kenny, fue de los más efusivos deseando éxito al presidente del Gobierno. A final de su intervención, recurrió al español para gritar "¡Viva Mariano! ¡Viva el PP! ¡Viva España!"

Passos Coelho: "España vuelve a crecer y se genera empleo"

En un mensaje de vídeo grabado –no pudo asistir por la formación de Gobierno en Portugal–, el portugués Pedro Passos Coelho deseó "lo mejor" ante el "desafío" electoral. Bien sabía de lo que hablaba porque Portugal celebró elecciones hace unas semanas. 

"Querido Mariano, has tenido que asumir un legado muy duro. Y has tenido que ser persistente [...] Has cosechado buenos frutos. España vuelve a crecer y a crear empleo", añadió.

Sarkozy: "Estanos orgullosos de un presidente como tú"

El expresidente de Francia y líder de Los Republicanos, Nicolas Sarkozy, habló en nombre de sus compañeros del PPE para trasladar que se sienten "orgullosos" del presidente de Rajoy, y se mostró convencido de que volverá a finales de año a España Rajoy será de nuevo jefe del Ejecutivo, informa Europa Press.

"Estamos orgullosos de un presidente como tú, querido Mariano. Volveremos a finales de año y con un presidente que se llamará Mariano Rajoy", dijo.

La estrategia de campaña del PP: vender el “liderazgo” de Rajoy y potenciar su “lado humano”

La estrategia de campaña del PP: vender el “liderazgo” de Rajoy y potenciar su “lado humano”

Donald Tusk: "Nos sentimos orgullosos del papel de España en Europa"

El presidente del Consejo Europeo dijo sentirse "orgulloso del papel de España en Europa". "La gestión que has hecho de las dificultades de los últimos años es ejemplar", añadió. 

En su intervención, Donald Tusk mencionó que Rajoy se había enfrentado a tres crisis: la financiera, la del terrorismo y la migratoria. Y defendió su gestión. "La contribución de España es extraordinaria", mantuvo antes de señalar que, a su juicio, Rajoy, a veces es "demasiado modesto" a la hora de reconocer sus logros. "La UE necesita a España y España necesita al PP. Viva España. Viva el PP", cerró.

Más sobre este tema
stats