El futuro del PSOE

Rubalcaba da por perdidos hasta seis escaños en las europeas, pero ve al partido “cada vez más fuerte”

Jesús Posada saluda a Alfredo Pérez Rubalcaba y Soraya Rodríguez a su llegada este viernes al acto del 35º aniversario de la Constitución en el Congreso.

Alfredo Pérez Rubalcaba derrochaba este viernes optimismo. Mucho optimismo. Dijo ver a su partido "cada vez másfuerte", dijo que las elecciones europeas de mayo de 2014 sentarán bien al PSOE y hasta podrá ganar "por poco" al PP, logrando unos "17 o 18 eurodiputados", dijo que su propuesta de reforma de la Constitución, que hace un año podía sonar "marciana", se está abriendo paso, poco a poco

El secretario general del PSOE se sentó un largo rato con los periodistas en el Congreso, mediada la recepción oficial por el 35º aniversario de la Constitución. Y charló con ellos relajado, muy despreocupado, de diversos temas. El que menos provecho dio fue el debate sucesorio. Nada de primarias, ni de candidatos, ni de calendarios. 

De europeas sí se explayó más. Confesó que estaba preparando una lista "potente" y no de "descartes" para los próximos comicios. Es decir, de hombres y mujeres de primer nivel "que transmitan interés por Europa", y no que resulte una candidatura que se interprete como un cementerio de elefantes, una idea que su equipo había ya dejado entrever hace semanas. Y eso que, como reconoció, "hay overbookingoverbooking": muchos aspirantes para pocos puestos de salida. "Voy a hacer todo lo posible para ganarlas, que entienda el partido que son importantes para España. Nos debemos pringar mucho", enfatizó. El líder socialista señaló que sí tenía en mente los perfiles de la lista, pero que antes se lo tenía que trasladar a los barones territoriales y ver qué opinión tienen ellos. No dio ningún nombre. Ni siquiera si la encabezará su número dos, Elena Valenciano, o el diputado y exministro Ramón Jáuregui, los dos dirigentes que más circulan en el partido. Destinar a la vicesecretaria general a Bruselas comportaría cierto riesgo, pues en el partido se vería como una desbandada de la dirección y como un síntoma de que él mismo no quiere concurrir a primarias. 

¿Y qué entiende Rubalcaba por "ganar por poco"? ¿15 escaños?, se le preguntó en un corrillo posterior en la Cámara baja. "Más. Nos quedaríamos en 17-18", respondió. En junio de 2009, en la última convocatoria, los socialistas obtuvieron 23 actas, por 24 del PP, 3 de Coalición por Europa –la alianza de CiU, PNV, Coalición Canaria y Partido Andalucista–, 2 de IU-ICV, 1 de Europa de los Pueblos (ERC, BNG, Aralar, Eusko Alkartasuna, Chunta Aragonesista). Es decir, que Ferraz asume que en los próximos comicios perderá entre cinco y seis escaños, aunque quede, según sus cálculos, por delante de los conservadores. 

El bipartidismo no será lo que fue

Rubalcaba cree que habrá "menos abstención" esta vez (en 2009, fue del 55,1%) y que los ciudadanos, aunque están "más contra Europa", saben que España "se juega mucho allí", en la UE. 

El secretario general transmitió también que cree que el partido está "cada vez más fuerte", porque ha sido capaz de cerrar "muy bien" unos meses "difíciles", en los que las turbulencias internas eran continuas. El resultado lo atribuye a la salida de la Conferencia Política de hace un mes, a la relación con el PSC –la discrepancia con el partido hermano a cuenta del derecho a decidir está "razonablemente encauzada"– y al congreso del PSOE andaluz, que cerró el relevo de José Antonio Griñán hacia Susana Díaz. "Cada vez tenemos más margen de maniobra, la gente nos escucha más, eso se nota". 

¿Y las encuestas, que no dan buenas expectativas a los socialistas? El líder del partido explicó que ahora, a dos años de las generales, y con una bolsa de indecisos muy elevada, los institutos demoscópicos tienen que aplicar "mucha cocina", también porque la gente "no contesta". "Por eso fallan". Defendió en cambio el sondeo de la revista Temas, cuyo consejo de redacción preside el exvicepresidente Alfonso Guerra, y que se conoció hace un mes. Y la reivindicó porque las entrevistas se habían hecho no por teléfono, sino domiciliadas. El secretario general añadió que aunque el bipartidismo "ya no será nunca lo que fue", cuando ambas fuerzas copaban el 80% de los votos, tampoco se hundirá por completo. "Iremos al rango del treinta y pico por ciento", no en la franja del 20%, como pronostican hoy las encuestas.

35 razones para reformar la Constitución

Más sobre este tema
stats