SESIÓN DE CONTROL

Sánchez carga contra la oposición "negacionista" del PP: "Basta ya, cumplan la Constitución"

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (i), interviene durante la sesión de control al Gobierno, este miércoles, en el Congreso de los Diputados.

“Basta ya, y cumplan con la Constitución”. Así de tajante le lanzó este mensaje el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a la portavoz del PP en el Congreso, Cuca Gamarra, en la sesión de control ante la situación de bloqueo del Consejo General del Poder Judicial agravada por la decisión de los populares de suspender las negociaciones.

Gamarra llevó una pregunta sobre la situación económica, pero luego derivó en su segundo turno a un intento de justificar esa situación dibujando la imagen de un Pedro Sánchez entregado al “radicalismo y al independentismo” y defendido que el líder de su partido, Alberto Núñez Feijóo, es un hombre de “palabra, principios y conciencia”. “Y esa es la diferencia”, le espetó.

Al presidente del Gobierno se le vio bastante molesto por las palabras de Gamarra y calificó como “negacionista” la oposición practicada por el Partido Popular. Le echó en cara que en el PP “vayan repartiendo carnés de español y constitucionalista”, en referencia a las acusaciones de Elías Bendodo, coordinador general del PP, de que Pedro Sánchez es un “mal español”. Y le recordó que fue con un Gobierno del PP cuando España estuvo a punto de romperse, además de afearle que lleve cuatro años saltándose el compromiso constitucional de renovar el Consejo General del Poder Judicial.

"No tienen argumentos"

“No tienen argumentos”, insistió Sánchez, que señaló que la nueva etapa de Núñez Feijóo en Génova arrancó con la promesa de una bajada masiva de impuestos: “Y hemos visto la salida de Liz Truss”. El presidente comentó que los populares han descalificado como “timo ibérico” el tope del gas mientras que la Comisión Europea “lo aplaude”. Asimismo, contrapuso que se nieguen al impuesto a las grandes energéticas cuando organismos internacionales lo están proponiendo. “No tienen argumentos, sólo están descalificando”, ahondó.

“Dicen que solo hay un Gobierno legitimado cuando es del PP”, añadió. Rematando con el mensaje: “Basta ya, y cumplan la Constitución”.

En la primera intervención de Gamarra intentó dibujar esa España negra económica: “Alemania e Italia hablan de riesgos de recesión”, “las hipotecas suben 200 euros de media al mes”, “su Gobierno genera oportunidades para sí mismos, no para la gente”. Para girar hacia la justificación de su no a renovar el Poder Judicial: “Sus socios se aprovechan ante su debilidad, usted los necesita”. “Sus pactos con los independentistas le inhabilitan hoy para buscar el interés general, tiene demasiadas hipotecas”, remató.

Intentó volver a asociar la negociación con la reforma del delito de sedición, algo que ella misma desvinculó la semana pasada. Pero su argumento es otra vez el independentismo para no pactar el Poder Judicial, preguntando “quién es el señor X que fue a negociar con Puigdemont” y criticando que las leyes “se hagan en la sede de ERC”.

Gamarró buscó sacudirse cualquier tipo de responsabilidad: “Un país que ahora ve que usted no tiene palabra, señor Sánchez”. Y quiso forzar que el presidente renuncie a rebajar las penas por sedición. Este compromiso del Gobierno se incluyó ya en el discurso de investidura hace tres años y el Ejecutivo lo mantiene a la espera de armar la mayoría suficiente.

El Gobierno se guarda sus pasos sobre el Poder Judicial tras consumarse el bloqueo de un Feijóo "desacreditado"

El Gobierno se guarda sus pasos sobre el Poder Judicial tras consumarse el bloqueo de un Feijóo "desacreditado"

Más sobre este tema
stats