LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
El PP hace bandera de la investigación parlamentaria por contratos del covid tras bloquearla donde gobierna

Reforma constitucional

Sánchez emplaza a Rajoy a reformar la Constitución para reconstruir los “consensos rotos”

Pedro Sánchez, charlando con los ciudadanos que acudieron a la jornada de puertas abiertas del Congreso, este 4 de diciembre de 2014.

Mucho se había pensado Pedro Sánchez cuándo era el mejor momento para presentar la propuesta de creación de una subcomisión en el Congreso para estudiar la reforma constitucional. El anuncio se hizo en Zaragoza, en la reunión con los barones del PSOE y el primer secretario del PSC, el pasado 16 de noviembre, pero no se había consumado. Antes la dirección socialista quería esperar a que se despejase el panorama en Cataluña y la Moncloa: si Artur Mas convocaría o no elecciones anticipadas, si Mariano Rajoy movía ficha o no. Por ahora, no hay fecha para nuevos comicios, ni iniciativa por parte del presidente del Gobierno. Así que el secretario general entendía que su partido debía dar el paso ya, porque, como decían en su entorno, "nadie puede negarse a abrir un debate". Y lo hizo este jueves, a dos días del 36 aniversario de la Constitución y en la última jornada de puertas abiertas en la Cámara. 

Sánchez telefoneó esta mañana al jefe del Ejecutivo para informarle de que iba a registrar en el Congreso la petición de que se ponga en marcha la subcomisión en el seno de la Comisión Constitucional, y este le adelantó el no del PP. "Me parecía que era justo y leal con el presidente plantearle esta iniciativa", afirmó el líder socialista ante los periodistas tras presentar el texto en el Registro de la Cámara, acompañado de los secretarios de Política Federal y Estudios y Programas, Antonio Pradas y Meritxell Batet. 

El secretario general emplazó a Rajoy a abrirse a la reforma constitucional, que no es "un fin en sí misma, sino un instrumento, un camino para "recomponer, reconstruir muchos de los consensos que están rotos en la sociedad española" y permitir la regeneración política, institucional y democrática. "Abramos el debate, sólo pedimos que se abra el debate. Si el cerrojo de la mayoría absoluta del PP dice que no a abrir el debate sobre la reforma constitucional en nuestro país, creo que tenemos un problema", sostuvo, informa Europa Press. 

Los socialistas quieren cambiar la Carta Magna de 1978 por varios motivos: para "resolver la crisis de convivencia territorial" que hay en Cataluña, para blindar los derechos sociales y ciudadanos y "cerrar la brecha de la crisis de confianza y de la desafección democrática" que reside en buena parte de la sociedad. Una iniciativa que nació de la Declaración de Granada de julio de 2013, cuando el PSOE estaba liderado aún por Alfredo Pérez Rubalcaba, y que se ratificó en Zaragoza hace menos de un mes, ya con Sánchez al frente. "Como no quieren ponencia para la reforma, constituyamos entonces una subcomisión para escuchar a expertos y comunidades autónomas y decidamos el marco de la reforma. Eso es lo que pedimos", agregaba un miembro de la ejecutiva a este diario.

El "mejor homenaje" a los ciudadanos

En la dirección creen que la mejor manera de defender la Constitución es reformarla, no "petrificarla". Y entienden que el PSOE ha de "liderar ese debate", porque Rajoy y Mas "han demostrado que anteponen sus intereses partidistas y personales a los del país", como explicaban fuentes próximas a Sánchez. El presidente no ha hecho más que reiterar sus mensajes sobre Cataluña, sin lanzar ninguna contrapropuesta, mientras que Mas coquetea con la idea de unas elecciones plebiscitarias, pero sólo si cuaja una lista única, idea que repele a los republicanos de Oriol Junqueras, que prefieren candidaturas separadas y un posterior Govern de concentración. 

Las fechas también ponían en bandeja que el PSOE diese el paso. Por la jornada de puertas abiertas en el Congreso y la proximidad del Día de la Constitución, pasado mañana. Así lo explicó el propio Sánchez: que "el mejor homenaje y servicio a los ciudadanos" y a la Carta Magna es que se impulse el debate en la Cámara baja. 

En la petición registrada este jueves [consúltala aquí en PDF], el PSOE no presenta una propuesta articulada. Simplemente consigna que la modificación de la Ley Fundamental debe "completar el sistema de derechos y libertades reconocidos", "modernizar nuestra democracia" y "revisar el modelo de Estado con una perspectiva federal".

La subcomisión, a su juicio, tendría como objetivo iniciar "con carácter inmediato un proceso de diálogo y búsqueda de los acuerdos necesarios para delimitar los aspectos de la reforma", tras la participación de expertos y autonomías. El PSOE comenzará además una ronda de contactos con otros grupos para tratar de sumar apoyos, tanda de entrevistas que sigue a la que mantuvo a comienzos de este periodo de sesiones. 

El PP se niega

El PP y el Gobierno ya dieron su respuesta: no. Así se lo trasladó Rajoy en su conversación telefónica, según informaron fuentes gubernamentales a Europa Press. Además, el presidente afeó a Sánchez que siguiera sin concretar su reforma, y le advirtió de que iniciativas de este calado no pueden presentarse de forma unilateral. También le dijo que la estabilidad política e instituciona es una de las grandes fortalezas del país.

Los conservadores aseguraron lo mismo en declaraciones públicas. Así, el secretario general del Grupo Popular en el Congreso, José Antonio Bermúdez de Castro, remarcó en una entrevista esta mañana que "mayoritariamente no hay necesidad ni demanda social" para cambiar la Constitución, y su partido, dijo, no está dispuesto a "tirar por la borda" lo que se ha conseguido en estos 36 años. Después, preguntado en la Cámara baja, lo dijo aún más claro: "No es oportuno ni necesario". "No se puede jugar" con el marco de convivencia pactado en 1978, porque es un tema "serio" con el que no se puede "frivolizar" ni hacer propuestas "con carácter unilateral y sin acuerdos serios". El número dos de los conservadores en el Congreso emplaó a cambio a los socialistas a buscar acuerdos en medidas contra la corrupción, tema que como indicó el barómetro del CIS de noviembre, conocido este jueves, preocupa al 63,8% de los españoles. 

Sánchez puntualiza que no habrá gran coalición con el PP pero sí “pactos en beneficio de los ciudadanos”

Sánchez puntualiza que no habrá gran coalición con el PP pero sí “pactos en beneficio de los ciudadanos”

,

Sánchez hizo sus declaraciones a los medios tras hablar con los ciudadanos que habían acudido a la jornada de puertas abiertas. Con algunos de ellos se hizo fotos, se dio besos y apretones de manos. También hoy el PSOE lanzó un vídeo para difundir su propuesta de reforma, La Constitución que queremos, en el que muestra a una mujer de 36 años que también siente la necesidad de cambiar su casa para que quepan todos. 

Más sobre este tema
stats