Crisis del coronavirus

Sánchez pone todos los medios del Estado al servicio de Ayuso pero deja en sus manos la responsabilidad de las decisiones

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, se saludan tras la rueda de prensa que ofrecieron en la sede de la Comunidad.

F. Varela | Y. González

Las apelaciones a la unidad y la colaboración para hacer frente a la propagación sin control del SARS-CoV-2 en la Comunidad de Madrid apenas pueden disimular el pulso entre el Gobierno central y la administración autonómica madrileña en torno a las responsabilidades de unos y de otros. Se vienen tiempos muy "complicados y difíciles", como reconoció el presidente Pedro Sánchez. "complicados y difíciles"Y no hay garantías de que la estrategia elegida por Isabel Díaz Ayuso para combatir el virus —mantener la movilidad de todas las actividades, excepto las relacionadas con el ocio, en las áreas con mayor incidencia de la enfermedad, mientras trata de hacer un millón de test de antígenos en una semana— vaya a dar resultado.

Así que, ante el debate de fondo sobre quién toma las decisiones, Sánchez fue categórico: la Comunidad de Madrid. Aunque, eso sí, a partir de ahora, el Ministerio de Sanidad y sus técnicos, incluido el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES) que dirige el doctor Fernando Simón, tendrán la oportunidad de estar mas encima no sólo de los datos de la pandemia en Madrid sino, sobre todo, de los medios y las estrategias de la Comunidad para hacer frente al virus.

Será un grupo de trabajo bilateral el que se encargará de "evaluar" la situación de la pandemia. "El objetivo es hacer un seguimiento riguroso de los acontecimientos y de los índices" de la enfermedad en la Comunidad de Madrid y, a partir de ahí, "implementar con determinación todas las medidas que sean necesarias para doblegar la curva", en palabras de Pedro Sánchez.

Un grupo, subrayó el presidente, que se regirá por "un principio de cooperación, en ningún caso de jerarquía. Nuestra voluntad es respetar el ámbito competencial" de la Comunidad. "Estamos aquí para ayudar, no para tutelar ni evaluar ni menos aún para suplantar a una administración que tiene sus facultades perfectamente reconocidas en la ley y en la Constitución Española".

Fue esta una de las ideas que más repitió: su única voluntad es "ayudar" y "apoyar", no "valorar" ni "enjuiciar" lo que ha hecho —y lo que no ha hecho—el Gobierno de Madrid para hacer frente a una pandemia que, en su territorio, está fuera de control.

Pero sin olvidar de quién es la responsabilidad: "Vamos a poner a disposición el Ministerio de Sanidad y todos sus medios, pero al final el que tiene que tomar las decisiones es la Comunidad de Madrid". Incluida la posibilidad de recurrir al estado de alarma, cuya aprobación depende de lo que decida Ayuso. "Cualquier respuesta que demos será proporcional al desafío que tengamos por delante. Y va a tener un objetivo: salvar vidas", proclamó.

Porque, a diferencia de la presidenta regional, que sigue insistiendo en denunciar un injusto señalamiento de Madrid, Sánchez no eludió calificar la gravedad de la situación sanitaria en la Comunidad madrileña. "Los contagios duplican la media nacional, la ocupación de las UCI triplica la media nacional", resumió.

Así que para combatir la pandemia, Sánchez ofreció medios de rastreo, de desinfección, logística, medios sanitarios, refuerzo hospitalario, asesoramiento, apoyo legal, recursos jurídicos "si son necesarios", en referencia al estado de alarma, y medios policiales.

El doble discurso de Ayuso

Por momentos, en la rueda de prensa que la presidenta y el jefe del Ejecutivo ofrecieron este lunes parecía que Ayuso había decidido enterrar la confrontación con el Gobierno central que ha protagonizado y abanderado en los últimos meses. Pero no fue así. La dirigente conservadora combinó mensajes de apertura de una nueva etapa en las relaciones con el Gobierno central con dardos a ese mismo Gobierno central. Gran parte de su intervención estuvo destinada a defender que a Madrid, por su ubicación y sus características no se la puede equiparar con otras comunidades autónomas. En lo que no se centró es en explicar por qué en la comunidad en la que gobierna en coalición con Ciudadanos no se ha avanzado en los últimos meses a la hora de poner los cimientos para que la segunda ola del virus afecte de forma menos virulenta a la región.

Cuando la Comunidad de Madrid fue pasando de fases en el momento de la desescalada lo hizo adquiriendo una serie de compromisos, como el de dotar al sistema sanitario de los rastreadores necesarios. A día de hoy esto sigue siendo un compromiso incumplido. "Para que el rastreo fuera eficiente harían falta millones de rastreos constantes", llegó a decir la presidenta este lunes al tiempo que calificaba de "mantra" el hecho de que se insista en la falta de rastreadores en la Comunidad de Madrid y en las carencias de la atención primaria.

Los expertos coinciden en que ahora, en un momento de transmisión comunitaria, la labor de los rastreadores se ve lastrada por el volumen de casos. Pero también es cierto que hace semanas, cuando la expansión del virus era menor, un buen sistema de rastreo habría sido de gran ayuda para frenar la expansión.

Ayuso mantuvo que se pone el foco en Madrid. Pero que es toda España la que tiene carencia de médicos. Porque "no hay oferta educativa". "No hay médicos en España", sentenció. Y la solución, dijo, no está en que ella contrate profesionales de la sanidad en otras comunidades autónomas. "Tenemos que saber seguir atrayendo médicos y luego formarlos", añadió mientras presumía de que Madrid es "de las pocas comunidades autónomas que abren centros de salud mañana y tarde".

La presidenta, que habló de los "mantras" extendidos sobre la región que Gobierna no abandonó, no obstante, uno de los mantras de su Gobierno, el del llamado "coladero" de Barajas. Desde la Comunidad de Madrid llevan meses solicitando a Sánchez que se controlen las llegadas a Barajas y se haga pruebas PCR a los viajeros. Sánchez, que optó por no responder al grueso de las críticas que le trasladó la presidenta no quiso esquivar esta. Y le recordó que de los contagios que ha habido después del estado de alarma, solo un 0,2% provienen del aeropuerto.

La segunda reunión, este martes

El primer encuentro del grupo covid-19 entre el Gobierno de la Comunidad de Madrid y el Gobierno de España estableció, en su primera reunión en la tarde de este lunes, un calendario de trabajo para los próximos días entre ambas administraciones. Este comenzará este martes. Por la mañana se celebrará una reunión de técnicos sanitarios de la Comunidad y el Ministerio de Sanidad. Por la tarde, el grupo covid-19 se reúnirá con el equipo de Unidad Territorial, compuesto por el consejero de Vivienda y Administración Local de la Comunidad de Madrid, el alcalde de Madrid, la secretaria general de Coordinación Territorial y el presidente de la Federación Madrileña de Municipios.

El PP nacional insta a Sánchez a "desautorizar la manifestación" contra Ayuso

El PP nacional insta a Sánchez a "desautorizar la manifestación" contra Ayuso

Más sobre este tema
stats