El futuro del PSOE

Los socialistas de Valencia, Murcia y Aragón quieren adelantar sus primarias

Rubalcaba, con Rafael González Tovar, Mario Jiménez, Ximo Puig, Pere Navarro y Bel Olivier, el pasado 1 de octubre en Alicante.

Cuando un periodista pregunta a un dirigente del PSOE por primarias, este, el que sea, ya se predispone a hablar sobre la sucesión de Alfredo Pérez Rubalcaba. Y sobre todo, del calendario, la verdadera fuente de diferencias internas. La elección del candidato a la Moncloa por parte de militantes y ciudadanos sin carné son las primarias por antonomasia, sí. Pero hay otras. Las que designan a los aspirantes a los Gobiernos autonómicos y municipales. Y estas también entran en el terreno de juego y son capitales porque en algunos casos el PSOE tiene posibilidades reales de volver al Ejecutivo. Esta y otras razones han conducido a federaciones como Valencia, Aragón y Murcia a reclamar a Alfredo Pérez Rubalcaba que les permite adelantar sus propios procesos internos para tener nombrados a sus candidatos antes de las elecciones europeas. Ferraz se ha mostrado "sensible" a las peticiones de esos tres territorios, pero no moverá pieza hasta pasada la Conferencia Política del mes próximo. 

Si se sigue el patrón del anterior ciclo electoral, las primarias socialistas previas a las autonómicas y municipales de mayo de 2015 deberían celebrarse pocos meses antes, en el otoño de 2014. Basta tirar de hemeroteca: el 3 de octubre de 2010 [ver resultados en PDF] se celebraron las elecciones internas para tres CCAA: Madrid –las que ganó Tomás Gómez frente a la candidata promovida por José Luis Rodríguez Zapatero, Trinidad Jiménez–, Canarias y Murcia, y 11 municipios. 14 procesos a la vez. Pero ahora las cosas podrían cambiar si hay plácet de Ferraz y acuerdo del resto de territorios

En el Partido Socialista del País Valencià (PSPV), la tercera federación más importante del partido tras Andalucía y el PSC, existe el convencimiento generalizado de que conviene situar las primarias autonómicas "el el primer trimestre de 2014" y de que estas deben ser "abiertas a los ciudadanos". El principal argumento esgrimido por distintos responsables del PSPV es la "debilidad" de Alberto Fabra y la "situación terrible" de la Generalitat, por lo que entienden que hay que estar preparados para un eventual "anticipo electoral", que el Estatuto le permite. "Aquí es donde está más claro que podemos desbancar al PP del Gobierno, más incluso que en Madrid. Toda la dirección del PSPV está de acuerdo que, en esas circunstancias, conviene tener cuanto antes el nombre del cabeza de lista, y antes de las europeas", que se celebrarán en mayo de 2014. "Incluso esto puede ayudar a la marca PSOE, que hoy está dañada".

Desde fuera de la Comunitat Valenciana, sus compañeros de partido aprecian que el requerimiento a Ferraz obedece a la "necesidad de asentar el liderazgo" de Ximo Puig, elegido secretario general en 2012, en sustitución de Jorge Alarte, que apenas se mantuvo cuatro años en el poder del PSPV. La federación valenciana siempre ha sido un vivero de guerras intestinas, un territorio comanche dividido en múltiples familias en una comunidad en manos del PP desde 1995. Sin embargo, los dirigentes del PSPV perciben hoy un "clima distinto", un ambiente de cierta calma, una "mayor cohesión". Como observa un veterano miembro del partido y también diputado en el Congreso, "hay otro comportamiento general, la gente se da cuenta de que podemos gobernar", más probable en compañía de Compromís y de Esquerra Unida (IU), según vienen confirmando las encuestas, como la de esta última semana de Metroscopia para El País. Pese a esa distensión, ya han anunciado que rivalizarán en las primarias Puig y su número dos, Francesc Romeu. El alcalde de Faura (Valencia), Toni Gaspar, ha mostrado igualmente sus intenciones de competir. Los cercanos a Puig le ven como ganador, por la mayor "fuerza orgánica" lograda en los últimos meses. Sus contrarios, en cambio, creen que podría vencer una cara más joven, la de Romeu. 

Un "revulsivo" para el partido

"Hemos planteado en varias ocasiones que hay que calendarizar las primarias en función del tiempo político de cada comunidad. Aquí la Generalitat está en una situación muy límite", explicaban en el círculo más estrecho de Puig. En el PSPV defienden que convocar las elecciones internas antes del otoño de 2014 "no tiene por qué afectar negativamente" a la vida del PSOE. Más aún, puede ser un "revulsivo" que demuestre la "vitalidad del partido". Ponen el ejemplo de Alemania, donde se producen procesos electorales en tiempos distintos y no hay mayor problema. "Se deben atender situaciones de excepcionalidad, especificando por qué se cree conveniente adelantar, no buscar espacios gratuitos de confrontación".

En Murcia, los movimientos del PP también explican la demanda del Partido Socialista de la Región de Murcia (PSRM-PSOE), que sancionó el máximo órgano de poder del partido el pasado marzo. El presidente de la comunidad, Ramón Luis Valcárcel, ya ha avanzado su decisión de dejar las riendas de la región en la primavera de 2014 y ha mostrado su disposición a integrarse en la lista de las europeas. "Es una cuestión de coherencia. Si Valcárcel se va, no hay elecciones y hay un cambio de presidente, lo lógico es que nosotros tengamos claro nuestro cabeza de cartel", señalaban en el entorno del secretario general, Rafael González Tovar. Este ya tiene decidido que sí concurrirá a unas eventuales primarias. González Tovar fue aupado al liderazgo del PSRM en 2012 en un congreso muy ajustado, por cinco votos de diferencia.

En el caso de Aragón, no operan las mismas razones, porque la presidenta, Luisa Fernanda Rudi, no está de salida ni tiene una situación económica tan complicada como Valencia. Aquí sí funcionan más claves internas. "Creemos que se debe despejar la incógnita del candidato cuanto antes, para que se dé a conocer y pueda construir su discurso", analizaba un miembro de la ejecutiva regional. En el partido no esconden que el secretario general, Javier Lambán –otro de los nuevos barones, porque fue elegido en 2012–, y seguro aspirante a la candidatura, no es muy conocido. La tesis del adelanto de las primarias aragonesas fue aprobada por el máximo órgano de dirección el pasado 27 de septiembre. "Pero nuestra opción ideal es que se celebran todas las primarias en todos sitios a la vez, y si no que se haga de forma ordenada y eficaz, para evitar tener varios frentes abiertos", añadían en la cúpula regional. 

Que se actúe con "cordura" y "orden"

Valencia, Murcia y Aragón serían las tres federaciones que, por lo pronto, desean anticipar sus procesos de elección interna. En otras CCAA el panorama es distinto. En Andalucía, ya se organizaron las primarias (aunque no hubo finalmente votación) y las ganó Susana Díaz, la actual presidenta de la Junta. En Galicia, Cataluña y País Vasco, no habrá comicios a la vista hasta, en principio, 2016. En Asturias, el PSOE preside el Ejecutivo y en Canarias cogobierna, así que no es previsible que emerjan alternativas. En Madrid, no se pide anticipo porque "ni se plantea" la posibilidad de que concurra un competidor de Gómez, quien precisamente salió muy reforzado de las primarias de 2010.

En La Rioja dicen no tener "prisa ninguna" por designar a sus aspirantes. En Castilla y León, tampoco hay sobre la mesa una propuesta similar, aunque ahí se cruza la incógnita de si querrá repetir el ex secretario general y actual secretario federal de Organización del PSOE, Óscar López. En Baleares, lo único que exigen es que se cierren todos los procesos de primarias "antes de 2015", antes de las autonómicas y municipales. En Castilla-La Mancha, el líder, Emiliano García-Page, se mantiene en sus trece: primero deben celebrarse las primarias para elegir al candidato a la Moncloa para dirimir "el liderazgo nacional" y luego las demás en cascada. En cualquier caso, alegan desde la dirección, no hay "duda ninguna" de la "fortaleza" de Page, y este pujará por la Presidencia con toda seguridad. El extremeño Guillermo Fernández Vara también quiere ser candidato y, como admiten en su entorno más inmediato, "da igual" que las primarias se celebren antes o después de las europeas de 2014. 

Las tres federaciones que quieren avanzar más rápido advierten de que Ferraz responde con "sensiblidad" a sus peticiones. Pero no hay nada decidido. "No se ha hablado, es pronto para calendarios. La prioridad es la Conferencia Política, estamos centrados en ella", apuntan dos altos mandos de la estructura federal. Será determinante, pues, lo que se decida en el cónclave del próximo mes. En ningún caso se aprobará una agenda tasada, pero sí puede acordarse una recomendación al Comité Federal, que es el órgano competente para fijar una hoja de ruta. Para las primarias a la Moncloa y para las autonómicas y municipales. Ferraz reitera que cualquier solución provendrá del "pacto".

Al acuerdo se remiten igualmente las federaciones, en las que se palpa la comprensión a que haya territorios que puedan celebrar sus elecciones internas antes que el resto, atendiendo a su especial coyuntura, según pudo comprobar infoLibre de boca de varios barones. "No pasa nada por que haya varios tiempos", aduce un secretario general. La única precaución que ponen algunos es que haya cierto "orden" y se actúe con "cordura", que no se convoquen primarias "a gusto del consumidor", porque puede trasladar hacia fuera la imagen de "lío", de confusión, de "caos". Como indicaban los colaboradores de Page, el PSOE debe bandearse en un equilibrio complejo: atender a la demanda social de cambios y, al tiempo, proyectar la imagen de "partido estable y sólido", capaz de llevar a los ciudadanos "más certezas que incertidumbres". 

Simpatía general a las primarias abiertas

En las conversaciones con los barones se percibe asimismo que se va aquilatando otra idea: celebrar primarias autonómicas abiertas. Hasta ahora, en los procesos internos participaban únicamente los militantes. El congreso de Sevilla, en 2012, avaló mediante una resolución la convocatoria de primarias abiertas para la elección de los candidatos a la Presidencia del Gobierno. El texto emplazaba a que la Conferencia Política estudiara "la ampliación de la participación del conjunto de la ciudadanía en el caso de las elecciones a la presidencia de las comunidades autónomas". Pues bien, el documento marco de la conferencia propone que una vez se elabore el reglamento federal para las primarias estatales, "estas se puedan celebrar a nivel autonómico, previa autorización del Comité Federal", cuando así lo solicite previamente la ejecutiva regional. 

La simpatía hacia las primarias abiertas, también a escala autonómica, es generalizada. Sólo La Rioja y Aragón sí apuntan a las claras que preferirían, en su caso, procesos cerrados, sólo para la militancia. "Yo sería más partidaria del sistema actual, apuesto por incentivar la afiliación. Si al final un ciudadano de a pie puede elegir a un candidato igual que un militante, este no tiene estímulos para tener un carné. La apuesta real es democratizar todos los partidos", ilustraba una dirigente del partido en Aragón. "En La Rioja nunca hemos hecho primarias. Para ser las primeras, quizás debiéramos darle el gusto a los militantes, que para eso pagan y se comprometen. Pero habrá que estudiarlo", agregaban fuentes muy próximas al secretario general, César Luena. 

El calendario, más incluso que los candidatos, se ha convertido en el principal caballo de batalla interno en el PSOE. Y la primera tarea a despejar. Pero, como todo, queda a expensas del desenlace de la Conferencia Política de noviembre y del posterior Comité Federal. 

Susana Díaz toma el poder del PSOE andaluz en un congreso en el que no se prevén grandes cambios

Susana Díaz toma el poder del PSOE andaluz en un congreso en el que no se prevén grandes cambios

Más sobre este tema
stats