Derechos humanos

“Los sucesos del Tarajal demuestran lo poco que hemos aprendido sobre el trato humano”

Quince rosas blancas depositadas en una concertina colocada ante el Templo de Debod, en Madrid, sirivieron este viernes de telón de fondo de uno de los homenajes a las víctimas del Tarajal.

Este viernes 6 de febrero se cumplió un año de la tragedia en la playa del Tarajal, en Ceuta, donde 15 inmigrantes fallecieron mientras unidades de la Guardia Civil disparaban pelotas de goma y botes de humo a las personas que intentaban, a nado y con la única ayuda de pequeños flotadores hinchables, alcanzar suelo español. Con motivo de este trágico aniversario, los colectivos Red Interlavapiés, Coordinadora de Barrios y Caminando Fronteras convocaron un acto en el auditorio Marcelino Camacho para homenajear a las víctimas y denunciar el “trato vergonzoso” que se les dio.

La ceremonia comenzó con la presentación de un reportaje de Juan Medina, fotoperiodista de la agencia Reuters que ha seguido durante el último año la evolución del caso. En apenas cinco minutos, los más de cien asistentes que acudieron al acto pudieron revivir la tragedia en la playa ceutí. Ante la mirada perpleja de los espectadores, el vídeo reprodujo las comunicaciones entre los agentes de las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado aquel 6 de febrero de 2014, así como los testimonios de algunos de los supervivientes que, tras llegar a la orilla, fueron expulsados nuevamente a territorio marroquí. “Los sucesos del Tarajal demuestran lo poco que hemos aprendido sobre el trato humano que se le debe dar a alguien que trata de cruzar la frontera”, aseguró el periodista de la Cadena Ser Nicolás Castellano, que ejerció como moderador de la mesa redonda que se organizó entre aplausos al concluir la emisión del reportaje. “Está claro que la manera de regular estos flujos migratorios no es, por supuesto, lanzar pelotas de goma o botes de humo contra todas aquellas personas que, indefensas en el agua, tratan de alcanzar territorio español”, sentenció.

Por su parte, Helena Maleno, integrante del colectivo Caminando Fronteras apuntó, con la voz quebrada y conteniendo las lágrimas, que no se detendrán hasta que se depuren responsabilidades y se haga justicia. “Las familias de todas estas personas, que tienen nombres y apellidos, nos piden justicia y no vamos a parar hasta que la consigamos”, insistió la activista que reside en Tánger y que vivió, de primera mano, la tragedia del Tarajal. Después de esto, Maleno contó a los asistentes cómo fueron todas aquellas horas de desconcierto y los impedimentos con los que se encontraron los días posteriores al suceso. “A la hora de elaborar el informe y tratar de identificar a las víctimas, nos encontramos que la gendarmería marroquí no nos dejó acceder a las morgues. Sólo cuando dejaron de controlarlas, pudimos tener acceso a los cuerpos de las víctimas”, apuntó la integrante de Caminando Fronteras.

Además, Maleno, que calificó a Ceuta y Melilla de lugares donde “los derechos humanos han sido secuestrados”, indicó que “el informe sólo ha servido para ofrecer el otro punto de vista”. “Por eso, cuando escucho a la señora Soraya Sáenz de Santamaría atribuir a ‘las mafias’ la tragedia del Tarajal se me revuelve el estómago”, remachó. Finalmente, la activista no mostró su confianza en la justicia española, “ni mucho menos en lo que se aclaré en un juzgado ceutí”. “Tenemos pocas garantías de que ese proceso pueda tener la transparencia que debería tener”, arguyó Maleno, que añadió a renglón seguido que “si no encuentran aquí la justicia que reclaman, confío en que la encuentren en los tribunales internacionales”. “Lo que hay que hacer es no olvidar”, sentenció. Tras esto, los asistentes pudieron escuchar los testimonios de Famara y Maiga, senegalés y maliense, respectivamente, dos jóvenes que entraron en territorio español en patera y saltando la valla fronteriza de Melilla.

El acto continuó con las intervenciones de Pilar Bardem, que leyó el poema Los inmigrantes del escritor maño Ángel Guinda. Entre aplausos, la actriz también mandó un mensaje del periodista y escritor uruguayo Eduardo Galeano, uno de los colaboradores en la convocatoria. “Me ha pedido que os diga que apoya con todo su amor este acto”, dijo la actriz. “Creo firmemente que el mayor enemigo del amor no es el odio, es el miedo. Cuánto miedo tiene el ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz. Cuánto miedo en contraposición al valor que hemos visto en la mesa”, aseguró el periodista y poeta Miguel Ángel Vázquez. “Recuerdo aquella semana en la que el ministro fue a la zona y ni siquiera se le pasó por la cabeza hacer un solo gesto de respeto, de homenaje a las víctimas. No sabía que eran personas, que tenían nombres y apellidos, que eran vidas”, sentenció antes de leer el texto que había preparado para el acto.

La ceremonia continuó con las intervenciones de la actriz y artista Amparo Climent, el poeta Luis García Montero, los actores Mariano Venancio y Carlos Olalla, este último de boca de otro compañero de profesión, Germán Torres, y del cantautor Javier Maroto, que amenizó el homenaje interpretando varios temas. Para concluir, se leyeron los nombres de todas las personas que fallecieron frente a la costa ceutí aquel febrero del año pasado. “Ibrahim Keyta, Armand Debordo, Dauda Dakole, Jeannot Flame…”, pronunciaba una mujer, entre sollozos, mientras varias personas se iban levantando tras la lectura de cada uno y colocando sobre la mesa, con los asistentes en pie y un silencio sepulcral, una vela en recuerdo de cada uno de ellos.

El Juzgado de Ceuta busca testigos de la tragedia del Tarajal y pide a Marruecos diez autopsias

El Juzgado de Ceuta busca testigos de la tragedia del Tarajal y pide a Marruecos diez autopsias

Más sobre este tema
stats