LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Feijóo se instala en el 'no' a todo salvo para celebrar el pacto judicial con el “depredador del Estado de Derecho”

Caso Gürtel

Tomás Gómez se querella contra el PP madrileño por “defraudar” a la Seguridad Social con los sobresueldos

El portavoz del PP en la Asamblea de Madrid, Íñigo Henríquez de Luna

El Partido Socialista de Madrid (PSM-PSOE) ha presentado una querella contra el Grupo Parlamentario del PP en la Asamblea de Madrid por fraude a la Seguridad Social y al propio Parlamento madrileño. Los socialistas acusan a los conservadores de haber pagado 112.157 euros en sobresueldos a 11 diputados sin haber abonado las correspondientes cotizaciones a la Seguridad Social, tal y como se puede constatar en la documentación aportada al sumario del caso Gürtel, a la que ha tenido acceso infoLibre. Se trataría, según esta documentación, de los diputados Davis Pérez, Jesús Fermosell, Beatriz Elorriaga, Álvaro González, Isabel González, Íñigo Henríquez de Luna, Isabel redondo,María Eugenia Carballido, Juan Soler, María Utrilla y Pedro Muñoz, cuyos nombres aparecen bajo la rúbrica "colaboradores".

El secretario general del PSOE de Madrid, Tomás Gómez, ha animado en una comparecencia de prensa desarrollada este lunes a la dirección federal socialista a que actúe en el mismo sentido con acciones judiciales a nivel nacional, pues ha asegurado que se da la misma situación con diputados nacionales, ministros e incluso con el propio presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

La dirección del PSM-PSOE ha decidido presentar la querella después de que el presidente madrileño, Ignacio González, haya reconocido que se paga con periodicidad mensual unas cantidades de dinero a algunos diputados. Al ser pagos periódicos, la Ley recoge que deben considerarse "sueldos", es decir, no son dietas, ni complementos. Y la irregularidad está en que al ser sueldos, la relación laboral por la que se cobran debería estar dada de alta en la Seguridad Social.

Actividad diferenciada

Los socialistas consideran que se trata en todo caso de una actividad "claramente diferenciada de la que realizan como parlamentarios autonómicos". La querella de los socialistas especifica que los diputados del PP tienen dos pagadores: uno, la Asamblea de Madrid que cotiza a la Seguridad Social por el máximo; y otro el Grupo Parlamentario Popular que, precisamente por darse esa cotización máxima, "ni afilia ni cotiza a los perceptores, pero les retribuye de forma mensual, con cantidades fijas por su trabajo".

Los socialistas madrileños califican esta actuación del PP como "una falta de afiliación y cotización a la Seguridad Social". Además, al producirse "una situación de pluriempleo", por la actuación "defraudatoria" del Grupo Parlamentario del PP, la Asamblea de Madrid deja de compensar, y asume todo el coste de la Seguridad Social en exclusiva, "con el consiguiente perjuicio para las arcas públicas".

"Indignados porque no han cobrado todos"

A preguntas de los periodistas, Tomás Gómez ha señalado en su comparecencia ante los medios de comunicación que los dirigentes populares no se enfadan e indignan por lo que está pasando la gente con los recortes en médicos, profesores,.... "sino porque no han cobrado todos".

Pujalte propone “cortar la mano” a los políticos que roben, aunque defiende los sobresueldos

Tomás Gómez ha resaltado que hace falta regenerar y cambiar las cosas que no funcionan. Y puso como ejemplo a un pensionista, que va a perder 140 euros al año, mientras que hay dirigentes del PP que, además de su sueldo de diputado, cobran otros 3.000 euros al mes, "algo está podrido". Por eso, Gómez apunta que además de denunciar el fraude, quieren evidenciar el "daño moral" y la "falta de ética" de los dirigentes del PP.

Un fraude a la Asamblea

Los sobresueldos del PP en Madrid serían, según los socialistas madrileños, un fraude a la Seguridad Social, pero también un fraude a la propia Asamblea de Madrid y, por tanto, a todos los madrileños que pagan una parte de su Seguridad Social que no les corresponde.  "Hasta ahora el PP se había escudado en el tope de los 120.000 euros. Pero eso es válido para el delito fiscal, mientras que para el fraude a la Seguridad Social ese tope es, desde 2011, de 50.000 euros en los cuatro últimos ejercicios".

Más sobre este tema
stats