El futuro de Cataluña

Torra avanzará "hacia la República" y el Gobierno le avisa de que responderá a "cualquier ilegalidad"

El candidato de JxCat a ser investido presidente de la Generalitat, Quim Torra, se dirige a la tribuna para pronunciar su discurso.

infoLibre

El Parlament celebró este sábado desde las 12 horas la primera sesión del debate de investidura del candidato Quim Torraprimera sesióncandidato Quim Torra (JuntsxCat). En su discurso, Torra anunció que, si finalmente es investido, uno de sus grandes propósitos de la legislatura será impulsar un proceso constituyente en que participen ciudadanía e instituciones y que derive en "una propuesta de constitución de la República de Cataluña".

Resumió así la orientación de su mandato: "De la restauración de nuestras instituciones a la recuperación de la democracia en su máxima expresión a través de la elaboración de un proyecto de Constitución".

Torra no fue investido en la votación de este sábado. Obtuvo 66 votos a favor, 65 en contra y 4 abstenciones. El lunes habrá una segunda sesión en la que al candidato de JuntsXCat le bastará con una mayoría simple. Todo depende de la CUP.

Camino a la independencia

Quim Torra prometió retomar el camino hacia la independencia si le invisten: "Seremos leales al mandato del 1 de octubre, construir un Estado independiente en forma de república".

En su discurso de investidura, destacó que uno de sus principales propósitos de la legislatura será impulsar un proceso constituyente que derive en "una propuesta de constitución de la república de Cataluña". Precisó que este proceso será un gran debate sobre cómo los catalanes quieren que sea la Cataluña del futuro, institucional y económicamente: "Me pregunto ¿a quién puede darle miedo que nuestro país se construya desde la máxima radicalidad posible?".

También apeló a la movilización ciudadana para conseguir la República: "La libertad de Cataluña no será obra del Parlament ni del Govern, sino que os la habéis ganado vosotros, catalanes. No renunciéis nunca a defenderla pacífica y radicalmente como habéis hecho. Así es como los pueblos ganan las victorias más bellas".

Cargó contra el Gobierno central y contra el rey –"Majestad, así no"– por sus posicionamientos hacia el proceso soberanista, y se ditigió en inglés al presidente de la CE, Jean-Claude Juncker, para pedirle que Europa sea mediadora.

Torra insistió en que Cataluña vive una crisis humanitaria porque hay "presos políticos y exiliados y centenares de investigados por haber defendido un proyecto democrático como es la independencia", y considera que deberían asumirlo tanto el Gobierno central como el rey, y Europa tomar cartas en el asunto.

Su discurso contrastó con el de Jordi Turull (JxCat) en el debate de investidura del 22 de marzo: en aquella ocasión el exconseller no mencionó la palabra repúblicarepública, en un discurso de más de una hora.

La legitimidad de Puigdemont

Torra dejó claro desde el primer momento dos cosas: que considera que el presidente legítimo es Carles Puigdemont y no él, y que el objetivo primordial del mandato es "trabajar sin descanso para la República" porque así lo avaló el 1-O.

"Yo no tendría que estar aquí, no tendría que estar haciendo este discurso ni pedir la confianza de la Cámara. Hoy tendría que estar el Muy Honorable Presidente Puigdemont", y citó uno por uno a todos los presos soberanistas y a los dirigentes en el extranjero.

Aspira a ser un presidente provisional para que pronto el expresidente pueda volver a ser investido: "Puigdemont debería ser quien haga hoy el discurso de investidura. Puigdemont deberá ser quien, lo antes posible, lo haga. Es quien cuenta con el voto favorable de la mayoría absoluta de la Cámara".

Asume toda la responsabilidad de lo que pueda hacer su Govern, y pidió que no recaigan en otros las consecuencias de eventuales decisiones polémicas: "Solo a nosotros se nos puede pedir cuentas de lo que haremos; nunca a los que están en la cárcel o el exilio".

Diálogo sin condiciones y medidas

Su Govern no se cerrará a dialogar con el Gobierno central, pero a un diálogo "sin condiciones y de gobierno a gobierno", es decir, donde se pueda hablar de independencia y de forma bilateral entre Generalitat y Estado.

"Estamos dispuestos a dialogar mañana mismo sin condiciones. Con el respeto institucional debido entre gobiernos. Por nosotros no quedará. No renunciamos a nada; ni siquiera a ponernos de acuerdo con el Gobierno de España", dijo.

También esbozó las primeras medidas de su Govern: un comisionado para investigar las consecuencias del artículo 155, reabrir las delegaciones de la Generalitat en el exterior cerradas y ampliarlas e "internacionalizar el caso catalán". En políticas sociales y económicas, promete desplegar una república redistributiva y al servicio del bienestar de las personas, a recuperar el contenido de todas las leyes aprobadas por el Parlament y recurridas por el Gobierno central, y poner el foco en las políticas de género y contra la violencia machista.

Discurso "frentista"

El Gobierno acusó Torra, de haber ofrecido un discurso "frentista, de pasado y alejado de lo que la mayoría de catalanes quiere", y le advirtió de que estará "muy vigilante" de los actos que cometa en el futuro su posible Govern, informa Europa Press.

"Cualquier ilegalidad será reparada y cualquier vulneración de nuestro marco constitucional será respondida", avisa el Ejecutivo, que recuerda además que la coalición Junts per Catalunya no ganó las elecciones. "Ni los que pretenden votarle representan a la mayoría del pueblo catalán", agrega el Gobierno en un comunicado.

El Ejecutivo subraya que su discurso ha sido "una falta de respeto" a las instituciones de Cataluña y sus palabras han evidenciado "escasa voluntad y capacidad de diálogo".

"Ha demostrado que no tiene ningún interés en construir un diálogo en el propio Parlament, en el conjunto de la sociedad y con nadie que no se someta exactamente a sus planteamientos", señala el comunicado.

"Dirigir un CDR" 

La primera en hacer su réplica, fue Inés Arrimadas, líder de Cs en Cataluña, quien se mostró muy crítica con el candidato y su discurso, alegando que solo habló de independencia y no de políticas sociales: "Usted no ha venido a dirigir un gobierno, ha venido a dirigir un CDR (Comité de Defensa de la República)".

Arrimadas leyó algunos tuits de Torra en que "humillaba a los catalanes que se sienten españoles", y prometió traducirlos y enviarlos al presidente de la CE, Jean-Claude Juncker, y al presidente de la Eurocámara, Antonio Tajani, para que sepan quién quiere ser presidente.

"Cualquier persona que haya dicho estas barbaridades hacia cualquier otra nacionalidad o raza no podría estar sentado en este Parlament para ser investido presidente en ningún país", dijo y afirmó sentir una enorme pena ante su candidatura.

"Puño cerrado" contra el autonomismo

El diputado de la CUP Carles Riera reprochó a Torra que trate de convencerles de que conseguirán construir la república desarrollando un Govern en un marco autonómico. También les reprochó a JxCat y ERC que hayan abandonado "la única vía para desarrollar la república: la desobediencia y la unilateralidad".

Criticó que Torra plantee un programa de Govern que los cupaires consideran neoliberal y que quieren aplicar con las finanzas de la Generalitat intervenidas y en un contexto de crisis económica en Europa: "¿Así quieren ampliar la base del independentismo?".

"Hoy se nos presenta una candidatura para que el Estado la acepte y el Borbón la rubrique. Y eso va contra el 1 de octubre", criticó Riera. "Proponen un programa de gobierno neoliberal y con la situación internacional nos lleva a la precariedad", prosiguió. "Tendremos el puño cerrado si ustedes se decantan por el autonomismo", avisó Riera.

El Consel Polític extraordinario de la CUP se reunirá este domingo en Cervera (Lleida) para decidir si el lunes avala o rechaza la candidatura de Quim Torra a presidir la Generalitat, una decisión que prevén hacer pública sobre las 15 horas.

Perfil "fundamentalista" y Govern "caducado antes de nacer"

El líder de ERC en el Parlament, Sergi Sabrià, afirmó que la actual legislatura debe servir para "trabajar para ganar la libertad y que Cataluña se convierta en una república a todos los efectos".

En su réplica durante el debate de investidura, advirtió: "Nosotros sí que podemos ganar. No estamos aún donde nos gustaría estar pero, ahora que estamos tan cerca, no nos rendiremos".

"Nos ofrecemos a respaldar a este gobierno para revertir los efectos del 155 y devolver al país al camino de la libertad", dijo Sabrià.

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, lamentó el perfil "fundamentalista" del candidato y le pidió apostar por el diálogo y cumplir la ley. Insistió en que el independentismo "no puede saltarse la ley ni prescindir de medio país", sino pensar en el conjunto de los catalanes, también los no independentistas.

Pero considera que el discurso de Torra no fue en esta dirección, sino que incide en la división social: "Quien sea presidente debe atender al dolor de todos los catalanes y dialogar de verdad con las instituciones del Estado".

"Usted está aquí porque decidieron no desobedecer el Tribunal Constitucional para investir a Puigdemont", recordó Iceta al candidato. "No lo atribuyan solo a que hay un Estado opresor", añadió.

El líder de CatECP, Xavier Domènech, criticó el discurso porque cree que se basa en el "legitimismo" de la actuación del independentismo de los últimos años y no en un proyecto de futuro, por lo que defendió que Cataluña necesita construir un proyecto para el conjunto de la sociedad.

Lamentó que Torra defienda que su Govern es provisional y aseguró que esto debilita al próximo ejecutivo: "Un Govern que dice que durará cinco meses aún será más débil. Todo apunta a que este Govern está caducado antes de nacer".

El presidente del PP catalán, Xavier García Albiol, rechazó el programa de Govern presentado por Torra y le avisó: "Si tiene la tentación de pasar de las palabras a los hechos la democracia española responderá".

"Si hoy está aquí es porque España es una democracia. Si el lunes es investido aun siendo separatista será porque España es una democracia" y, como es una democracia, actuará cuando se le ataque, advirtió. Aseguró que Torra es "gasolina para apagar el fuego" y que su candidatura representa una opción muy radical que solo hará que el problema se enquiste.

El portavoz adjunto de JxCat en el Parlament, Eduard Pujol, aplaudió el discurso de Torra y destacó su "apuesta por el diálogo". Agradeció su "serenidad, compromiso y fortaleza" defendiendo las instituciones catalanas y los valores republicanos.

Réplica conjunta de Torra

Torra optó por replicar a los grupos de la oposición de manera conjunta en una sola intervención y no por separado. Entre sus respuestas a los grupos parlamentarios destacan las dirigidas a Arrimadas y a la CUP.

Replicó con ironía a la líder de Ciudadanos: "Estoy muy contento con su discurso. La verdad es que yo pensaba que los artículos que yo iba escribiendo no se los leía nadie". "Lamento si alguien se ha podido sentir ofendido", insistió, sobre sus polémicos tuits. Con respecto a la petición de diálogo de Cs, recuerda que "hoy la presidenta Forcadell está en la cárcel por permitir un debate y esto es completamente inadmisible".

Por su parte, Arrimadas le reprochó su tono: "¿Pero esto qué es? ¿Cómo puede salir alguien a reírse? ¿Pero quién se ha creído que es usted?".  "Ni una lección de moral", insistió.

Con el fin de conseguir su apoyo, Torra respondió a la CUP que "este Govern no viene a hacer autonomía, en absoluto". "Este Govern no hará autonomismo", insistió. 

Torra no descartó la unilateralidad y la desobediencia que le reclaman los cupaires, pero les pidió medir bien cuándo utilizarla y hacerlo según "el momento y la oportunidad".

Una respuesta que pareció complacer a Riera. "Tomamos buena nota de que no quiere hacer autonomismo", afirmó el diputado cupaire en referencia a la asamblea de mañana de la CUP en la que fijarán su voto del lunes. "Queremos un proceso constituyente y una construcción republicana. Son retos compartidos", reivindicó.

Rajoy y Sánchez pactan "una respuesta proporcional" ante el discurso "frentista y xenófobo" de Torra

Rajoy y Sánchez pactan "una respuesta proporcional" ante el discurso "frentista y xenófobo" de Torra

Más sobre este tema
stats