crisis del coronavirus

La vacuna de Pfizer da fiebre al 33%, la de Moderna al 45% y no se registra ninguna reacción relevante en niños

Una persona es vacunada contra el covid-19, en el WiZink Center de Madrid.

infoLibre

El Ministerio de Sanidad ha publicado este miércoles el 12º informe de Farmacovigilancia sobre Vacunas COVID-19. La principal novedad es la identificación de la parestesia como posible reacción adversa a Spikevax, la vacuna de Moderna: un trastorno de la sensibilidad sin ningún estímulo previo, como el hormigueo. Se pone de manifiesto que el producto de Pfizer, Comirnaty, genera pirexia (fiebre) con menos probabilidad, con un 33% frente al 45% de su principal competidora en el mercado de vacunas basadas en el ARN mensajero.

El Ministerio de Sanidad sigue sin registrar ningún efecto secundario relevante en niños, que están siendo vacunados con la solución de Pfizer. La campaña generó dudas por el balance riesgo/beneficio en una población con muy poca probabilidad de desarrollar un cuadro grave. Sin embargo, las cifras dan la razón a los partidarios del pinchazo pediátrico. "No se ha observado nada destacable en las notificaciones recogidas en niños", asegura el documento. Solo 70 menores de 12 años han notificado algún efecto adverso.

En total, desde que comenzó la campaña de vacunación hasta el 9 de enero de 2022, se han registrado 55.455 efectos adversos, de los cuales 11.048 fueron graves. La primera cifra probablemente sufra una infranotificación, puesto que la inmensa mayoría de secuelas no se comunican por su levedad. De estos últimos, 375 presentaron un desenlace mortal. "Estos acontecimientos no pueden considerarse relacionados con las vacunas por el mero hecho de notificarse. En la gran mayoría de los casos notificados en los que consta información sobre los antecedentes médicos y la medicación concomitante, el fallecimiento se puede explicar por la situación clínica previa del paciente y/u otros tratamientos que estuviera tomando y las causas de fallecimiento son diversas, sin presentarse un patrón homogéneo", advierte el informe de farmacovigilancia.

La parestesia aparece como nuevo efecto secundario de la vacuna de Moderna. Sin embargo, es extremadamente rara, explica el documento. "En España, hasta el 9 de enero de 2022, se han registrado 158 notificaciones de parestesias tras la administración de Spikevax. Hasta esa fecha se habían administrado cerca de 14,2 millones de dosis de esta vacuna", reza el informe.

El informe registra, como novedad con respecto a la anterior edición, un caso de mielitis transversa tras la administración de la vacuna de AstraZeneca y trece tras el pinchazo con el producto de Janssen.

El coste estimado de hospitalizar a los no vacunados alcanza los 17 millones por semana

El coste estimado de hospitalizar a los no vacunados alcanza los 17 millones por semana

Más sobre este tema
stats